EVENTO 

“La carrera” que está jugando el gobierno uruguayo

Expertos analizaron el presente de Uruguay y los países vecinos así como también debatieron sobre el futuro cercano y los desafíos sanitarios, económicos, políticos y sociales.

Uruguay atraviesa el peor momento de la pandemia y el gobierno “está jugando una carrera” en la que apuesta a que el proceso vacunatorio sea lo suficientemente rápido para que el sistema sanitario no colapse. Así lo afirmó esta mañana Rafael Porzecanski, sociólogo y director de opinión pública y estudios sociales en Opción Consultores, en el marco de un evento virtual organizado por Negocios El País en el que un panel de expertos analizó el presente de Uruguay y los países vecinos así como también debatieron sobre el futuro cercano y los desafíos sanitarios, económicos, políticos y sociales. En el evento, que estuvo apoyado por Saceem y Guyer & Regules, hubo más de 2.000 personas en simultáneo a través de la web de El País, YouTube y Facebook.

De acuerdo con Porzecanski, tras la conferencia de prensa realizada ayer por el gobierno, el presidente Luis Lacalle Pou “vuelve a mostrar que no es adverso al riesgo como lo fue a principios de 2020 cuando había una muy fuerte demanda por una cuarentena obligatoria. No tomó esa línea, siguió otra que le dio buenos resultados y ahora en un escenario de números muy diferentes de contagios y decesos toma algunas medidas pero muy lejos de lo que reclaman algunos sectores y también con algunas diferencias con el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH)”.

¿Qué fundamenta esta actitud? Según el sociólogo, lo que explica esta decisión es la apuesta que hace el gobierno a poder avanzar con el ritmo vacunatorio de forma tal que no se colapse el sistema sanitario, y por otra parte, con un aumento en la oferta de camas en CTI, con el objetivo de que “en mayo las cosas empiecen a mejorar”.

Sin embargo, para Porzecanski “eso tiene un riesgo” dado que los fallecimientos en abril van a reflejar los decesos de hace 15 o 20 días y que “es muy factible que estos sigan creciendo”. De acuerdo con el sociólogo la gran pregunta es cómo va a reaccionar la población y a quién le va a adjudicar la responsabilidad del aumento de fallecidos. “¿Se lo va a atribuir a que es la gente la que no sigue las medidas o a que el gobierno no fue tan restrictivo en las medidas? Ahí se instala una gran pregunta pensando en la relación entre el gobierno y la opinión pública”, indicó.

Martín Aguirre, Fabián Tiscornia, Rafael Porzecanski y Aldo Lema. Foto: captura.
Martín Aguirre, Fabián Tiscornia, Rafael Porzecanski y Aldo Lema. Foto: captura.

En el plano económico y en relación a las nuevas medidas económicas que anunciará la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, el economista y socio-director de Vixion Consultores, Aldo Lema, señaló que “lo más probable” es que el gobierno “mantenga el enfoque desarrollado hasta ahora de focalización y transitoriedad de los apoyos” con medidas que tengan como destino ayudar a los sectores más vulnerables y golpeados por la prolongación de la pandemia.

No obstante, Lema advirtió que desde el plano fiscal “hay poco espacio” y llamó a tener presente que el país está en una secuencia de evaluación por parte de las calificadoras de riesgo en los próximos meses y que por lo tanto, “hay un riesgo evidente de que la situación fiscal se deteriore a tal punto de que terminen bajando la calificación” a Uruguay.

De todas formas, el economista señaló que “hay espacios para el endeudamiento” y dijo que “probablemente el gobierno vaya a emitir deuda en las próximas semanas aprovechando que se tranquilizaron los mercados globales”.

Para Lema “hay un dilema” en el gobierno actual en términos económicos y es el de apoyar a sectores vulnerables en el corto plazo como el comercio y ciertos rubros de servicios, pero hacerlo en forma transitoria, focalizada y con el gasto encapsulado “de manera que cuando la pandemia quede atrás, hacia 2022 o 2023 se refleje que la situación fiscal estructural no se deterioró más de lo que se fue deteriorando durante los últimos años”.

Según el economista, esa es “la disyuntiva en la cual evidentemente está el gobierno” actualmente aunque por otra parte, señaló que “hay cierta confianza” en que los sectores económicos que hoy están mostrando mayor dinamismo, como el agro, la construcción, los servicios tecnológicos y el sector de comunicaciones “vayan actuando como locomotora del resto y que las medidas se focalicen en los sectores más vulnerables”.

En relación a las posibles consecuencias de la pandemia en Uruguay, Lema señaló que esta crisis va a dejar “cicatrices” y “heridas económicas” como un mercado laboral con problemas, un deterioro en la situación patrimonial de las personas y empresas y las desigualdades acentuadas.
Desde la región las noticias tampoco son buenas, ni en términos sanitarios, económicos, políticos y tampoco sociales. En el caso de Argentina, José Del Río, director de contenidos de Grupo La Nación, relató los problemas que ha tenido su país para controlar la situación sanitaria y económica y dijo que “desde la política no veo símbolo de unión, todo lo contrario, veo los platos rotos”.

En el caso de Brasil la situación sanitaria es lo que más preocupa, según relató Janaína Figueiredo, corresponsal de América Latina de O Globo, en las últimas horas ha habido un nuevo récord en el número de fallecidos en un día, además de que se encontró una nueva variante del virus, la cepa P4 que sería más contagiosa que las anteriores. Eso, sumado a la “política negacionista” en torno a la pandemia por parte del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cuyo objetivo “es claramente lograr ser reelegido y que la economía no se deteriore”, hacen que según Figueiredo a Brasil le espere “un escenario trágico en 2021”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados