Un cambio de tendencia

Cayeron ventas y fusiones de empresas durante 2015

Menor cantidad en sectores claves como el financiero y el agropecuario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sector eólico mostró un crecimiento y continúa su expansión. Foto: R. Figueredo

Las compraventas de empresas uruguayas en 2015 disminuyeron el ritmo que habían alcanzado en los últimos años y no hubo demasiadas transacciones significativas. Varios analistas consultados por El País coincidieron en marcar la caída de sectores que habían mantenido al alza los negocios y señalaron que la reactivación de Argentina podría ser clave para elevar el mercado de fusiones.

En 2015 hubo escasas ventas millonarias de firmas locales y los mayores negocios derivaron de la adquisición de compañías regionales con filiales en Uruguay. En 2014 se habían contabilizados más de US$ 1.000 millones en compraventas y en 2013 se había superado los US$ 2.000 millones.

El socio director de Ferrere, Andrés Cerisola, dijo que "en 2015 vimos un poco menos de actividad de la tradicional" en materia de adquisición de empresas e indicó que esta caída "es un reflejo de que la economía se está desacelerando".

Para el abogado Tomas Gurméndez, socio del estudio Posadas, Posadas & Vecino, este año "la cantidad de operaciones fue menor en relación a años anteriores" y añadió que fueron escasas las compraventas "relevantes o de alto perfil público".

En la misma línea, el abogado Haroldo Espalter, socio de Hughes & Hughes, señaló que los problemas económicos "que aparecieron con más fuerza en la región repercutieron negativamente en el mercado de fusiones y adquisiciones, que se había mantenido bastante activo en los últimos años".

También Nicolás Piaggio, socio del estudio Guyer & Regules, manifestó que "este año no ha sido de los más relevantes" a nivel de compraventas.

Negocios.

Entre las principales transacciones globales que incluyeron a Uruguay, en septiembre la firma Sudamericana S.A., filial del Grupo SURA, adquirió la aseguradora RSA Insurance Gruop en América Latina por US$ 617 millones, en una transferencia que incluyó la operativa de RSA en Uruguay.

En febrero la firma francesa Lactalis (dueña mayoritaria de Parmalat) compró un grupo de compañías lácteas al grupo La Esmeralda por un valor de US$ 105 millones, y así adquirió la empresa uruguaya Indulacsa. Otra operación regional con resorte en nuestro país fue la venta de la unidad de negocios publicitarios en varios países de Outfront Media a JCDecaux por US$ 82 millones.

A nivel del agro, el empresario uruguayo Marcos Guigou junto a otros socios adquirió la participación del grupo argentino Los Grobo en ADP —Agronegocios del Plata—, una operación que significó la salida de Uruguay de la firma del "rey de la soja", Gustavo Grobocopatel.

Además, la firma neocelandesa PGG Wrightson compró el 50% del paquete accionario de Agrocentro Uruguay, una empresa de servicios rurales.

A principios de 2015, la empresa chilena Frutifor compró la planta maderera de Urupanel en Tacuarembó. A su vez, el frigorífico Rosario (Rondatel S.A.) fue adquirido por US$ 40 millones por el grupo chino Heilongjiang Foresun Agriculture Group.

En el rubro de energías renovables, la firma española Solarpack vendió a SunEdison todas las acciones del proyecto Alto Cielo, una planta solar fotovoltaica en el departamento de Artigas, por US$ 35,2 millones. Además, la firma ExxonMobil acordó con Total la compra de una parte del proyecto de perforación y exploración de hidrocarburos que la compañía francesa tiene en la plataforma marítima uruguaya.

En el ámbito financiero, el Banco Santander adquirió la firma local Créditos de la Casa, con 200 centros de atención en todo el país y 600 empleados, por US$ 60 millones.

En febrero, el grupo colombiano Almacenes Éxito compró el 3,18% de las acciones que le restaban para completar la adquisición de la cadena de supermercado Devoto, en una transacción de US$ 19,54 millones. También el grupo uruguayo InCapital adquirió el 25% del paquete accionario del sitio de compras por Internet, Woow.

Otro negocio efectuado en 2015 fue la compra del consorcio argentino Casinos del Litoral junto al grupo europeo Brooke Avenue de la totalidad de acciones de Vidaplan S.A., firma propietaria del Hotel y Casino Mantra de La Barra. También, en noviembre la empresa del rubro automotriz Affinia Group vendió sus operaciones en Uruguay a las firmas Fanacif S.A. y Arvis Ltda.

Sectores.

Cerisola mencionó al área de energías renovables como la de mayor actividad durante 2015 y explicó que tiene la particularidad que "un mismo proyecto puede venderse tres o cuatro veces". Además, indicó que a nivel de tecnología "hay cada vez más movimiento" de emprendedores que venden sus negocios.

También Gurméndez destacó la actividad de compraventa en materia de proyectos de energías renovables y sostuvo que los negocios en esta área se mantendrán en 2016. Pero además mencionó el movimiento en compraventas de firmas "chicas o de mediano porte" en el sector de retail. En contrapartida, el abogado de Posadas, Posadas & Vecino señaló que "no se vieron negocios grandes en la industria agropecuaria o en la frigorífica" como había ocurrido en los últimos años, así como tampoco a nivel de empresas financieras.

Por su parte, Piaggio analizó que los elevados niveles de compraventas en los últimos años provocaron que "muchas empresas ya pertenezcan o estén en manos extranjeras" como las cadenas de farmacias o los frigoríficos, lo que deriva en la disminución de negocios.

Futuro.

Gurméndez vaticinó que la tendencia a la baja en las compraventas se mantendrá en 2016, aunque mencionó que la reactivación de Argentina tras el cambio de gobierno podría generar "algún repique de inversiones" a nivel local. En el mismo sentido, Piaggio marcó oportunidades de negocios en Argentina "que tengan una pata o se extiendan a Uruguay".

También Espalter compartió este moderado optimismo e informó que "hay una serie de operaciones en las que estamos trabajando, que están al salir y esperamos se concreten en 2016", tanto en el sector de exploración petrolífera como en energías renovables. Sostuvo que los precios de los activos uruguayos en dólares deberían bajar a raíz del fortalecimiento de la divisa y "eso hace que seamos más atractivos para inversores extranjeros".

Alta actividad de sector energía.

El sector de energías renovables se posicionó en 2015 como una de las pocas áreas de compraventas que incrementó su actividad respecto a años anteriores. La venta de proyectos de parques eólicos o de permisos de exploración de hidrocarburos llevó a que el sector fuera catalogado como el de mayor crecimiento en el año y hacia el futuro. Entre los principales negocios concretados están la adquisición de la firma Sunedison de una planta solar fotovoltaica en la localidad de Tomás Gomensoro en Artigas, y la compra de ExxonMobil de una parte de los permisos que tiene la francesa Total para la exploración en la plataforma marítima uruguaya. El abogado de Hughes & Hughes, Haroldo Espalter, dijo que las energías renovables dieron un "highlight" (realce) a las compraventas en el año.

COMPRAVENTAS DESTACADAS.

Frigorífico Rosario - Grupo chino - US$ 40 millones.

La firma uruguaya Rondatel S.A. vendió el frigorífico Rosario al grupo chino Heilongjiang Foresun Agriculture Group, uno de los principales productores de carne vacuna del gigante asiático. Este negoció significó el primer desembarco de capitales chinos en la industria frigorífica uruguaya. La planta de faena de vacunos está ubicada en la ciudad de Rosario, en el departamento de Colonia.

Grupo SURA - RSA Seguros - US$ 617 millones.

En septiembre la firma Sudamericana S.A., filial del colombiano Grupo SURA, adquirió la aseguradora Royal and Sun Alliance Insurance Gruop en América Latina por unos US$ 617 millones. La transferencia incluyó la compra de la operativa de RSA en Uruguay, compañía instalada en el país desde 1876 y actual líder del mercado de seguros generales a nivel privado.

Parmalat - Indulacsa - US$ 105 millones(venta global).

En febrero la firma francesa Lactalis (dueña del 83% de la marca Parmalat) compró un grupo de compañías lácteas latinoamericanas pertenecientes al grupo La Esmeralda, entre las que estaban la empresa uruguaya de capitales mexicanos Indulacsa. El valor estimado de la operación fue US$ 105 millones, incluidos en el monto dos centros de producción en Salto y Cardona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)