Del PIB de Uruguay

La Cepal también reduce la estimación de crecimiento de Uruguay

El organismo prevé un menor crecimiento de la economía de América Latina y el Caribe en 2018 y además ve riesgos (aunque un mejor desempeño) para 2019.

La Cepal presentó hoy su balance anual. Foto: EFE
Foto: EFE

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) redujo la proyección de crecimiento para el promedio de la economía regional y para Uruguay.

En el caso de América Latina y el Caribe, la Cepal modificó su previsión de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,5% a 1,3%. Para Uruguay, redujo la proyección de 2,3% a 1,9%.

"Como es habitual, la dinámica del crecimiento mostrará diferencias entre países y subregiones. Las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales y alimentos, crecerían a una tasa positiva (+0,7%) este año, levemente inferior al año anterior. Para 2019 se espera un mejor desempeño en esta subregión, que crecería 1,6% en promedio", indicó la Cepal en un comunicado divulgado ayer.

Según los pronósticos del organismo, Uruguay crecería por encima del promedio de América Latina y el Caribe y del de América del Sur.

Sin embargo, en 2019 prevé que la situación se revierta. Es que proyecta que la economía uruguaya se siga desacelerando y aumente 1,5%, mientras que la de América Latina y el Caribe lo haría en 1,8%.

Respecto a Argentina, el organismo proyecta que su PIB se contraerá este año y el próximo (-2,8% y -1,8% respectivamente).

En el caso de Brasil, el PIB crecería 1,4% en 2018 y 2,1% en 2019. Respecto de Venezuela espera una caída de su economía de 15% este año y de 8% el próximo.

La Cepal señaló que "las proyecciones para 2019 se dan en un contexto de aumento de la incertidumbre y de los riesgos en el mediano plazo. Un riesgo que subsiste para las economías emergentes en general y, dentro de estas, para América Latina y el Caribe en particular, es el de un mayor deterioro del ambiente financiero internacional. Los altos niveles de deuda corporativa y soberana acumulados a lo largo de años de condiciones financieras globales laxas, constituyen un riesgo para algunas economías más expuestas a los cambios en el escenario financiero (mayores necesidades de financiamiento externo, mayor proporción de deuda en moneda extranjera, entre otros)".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)