Además reducirá las exigencias para salida de empresas a exterior

China apuesta a la "rigidez" de su política monetaria

El banco central de China afirmó que se centrará más en el "grado de rigidez" de la política monetaria para mantener a la economía creciendo a un ritmo estable, lo que se suma a unos comentarios recientes donde señaló que no desea que la política sea demasiado laxa ni demasiado rígida.

Las autoridades no deberían subestimar las complejidades que están nublando las perspectivas de la segunda economía más grande del mundo, dijo el banco central en un breve comunicado tras la reunión de su comité de política monetaria correspondiente al primer trimestre. El banco central dijo que establecerá una política monetaria prudente, manteniendo el yuan en un nivel "razonable y equilibrado".

El gobierno chino busca que el desacelere de su economía sea gradual. A corto plazo, las principales autoridades se están esforzando por sostener una economía presionada por el enfriamiento del mercado inmobiliario, altos niveles de deuda y un exceso de capacidad fabril.

A largo plazo, buscan impulsar el consumo para aliviar la sobredependencia en mercados de exportaciones.

Por otra parte, China planea reducir las exigencias y costos para que las empresas locales amplíen su alcance en el extranjero y crezcan evitando una desaceleración económica, según un comunicado del Consejo de Estado.

"Esto nos ayudará a enfrentar las presiones económicas bajistas e impulsar el desarrollo chino a nuevas áreas", dijo el comunicado del gobierno que cita al primer ministro, Li Keqiang, quien se reunió con ejecutivos y líderes empresariales. Li dijo que China debería impulsar los mecanismos financieros para apoyar a las empresas que invierten fuera del país y simplificar el proceso de aprobación para el establecimiento de negocios en el exterior. Aún así, algunos sectores seguirán sujetos a aprobaciones estrictas, dijo.

"Debemos despejar o remover restricciones irracionales o costos que frenan la inversión en el exterior para permitir a nuestras industrias salir al mundo sin restricciones y crecer a través de enfrentar a la competencia a escala global", añadió.

Empresas chinas en sectores desde bienes de consumo a energía nuclear están cada vez más mirando al exterior en la medida en que el crecimiento local se frena, además buscan conocimientos técnicos valiosos a través de vínculos con empresas internacionales.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé que la economía del gigante asiático, segunda economía mundial, crezca a un "ritmo crucero" de un 7% este año y un 6,9% en 2016.

"La economía está bien adaptada: las instituciones, los controles y el sistema financiero pueden sostener un crecimiento del 7%, incluso aunque se estén haciendo importantes cambios institucionales y estructurales", afirmó días atrás la OCDE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)