CONTINUA TENSIÓN 

China prefiere "negociaciones tranquilas" a "escalada de la guerra comercial"

A su vez, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, su portavoz Geng Shuang urgió ayer a Washington a que deje de comportarse "impulsivamente" y de "acosar".

Donald Trump y Xi Jinping. Foto: AFP
Donald Trump anunció ayer que su Gobierno recibió noticias de las autoridades chinas que dicen que están dispuestas a volver a la mesa de negociaciones. Foto: AFP

China "se opone firmemente a un recrudecimiento de la guerra comercial" que mantiene con Estados Unidos y prefiere "negociaciones tranquilas", según el líder negociador del país asiático, el viceprimer ministro chino Liu He, informó hoy el diario hongkonés South China Morning Post.

Durante un discurso con motivo de una exposición en Chongqing (en el centro de China), Liu aseveró: "Estamos dispuestos a solucionar la disputa comercial con EE.UU. mediante negociaciones tranquilas. Nos oponemos por completo al recrudecimiento de la guerra comercial, que no es beneficiosa ni para Estados Unidos, ni para China, ni para el mundo".

Liu respondió así ayer al anuncio de Washington el pasado viernes de su intención de aumentar los aranceles del 25 al 30% a productos chinos por valor de US$ 250.000 millones a partir del 1 de octubre, y del 10 al 15% a aquellos por valor de US$ 300.000 millones desde el 1 de septiembre.

Este incremento estadounidense respondió a su vez al anuncio de Pekín, el mismo viernes, de incrementar del 5 al 10% los aranceles a productos procedentes del país americano por valor de US$ 75.000 millones.

"Nos oponemos con fuerza a los bloqueos tecnológicos y al proteccionismo -agregó Liu-. Trabajaremos duro para mantener nuestras cadenas industriales intactas".

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, su portavoz Geng Shuang urgió ayer a Washington a que deje de comportarse "impulsivamente" y de "acosar" y dijo que, de lo contrario, Pekín tendrá que seguir tomando medidas para "salvaguardar sus legítimos intereses y derechos".

China Estados Unidos
Desde comienzos del 2018, China y Estados Unidos están enzarzadas en una guerra comercial que ha sacudido buena parte del comercio mundial. Foto: Reuters

"La última ronda arancelaria no relaja las tensiones ni es la manera de resolver los problemas. Pedimos a EE.UU. que recapacite y que cree condiciones para mantener consultas bajo la premisa de la igualdad y el respeto mutuo", indicó Geng.

Sobre el comentario del presidente de EE.UU., Donal Trump, de que podría ordenar a las empresas estadounidenses que abandonen sus actividades en el país asiático, Geng señaló que tal afirmación no es más que "un eslogan político" y que "sería EEUU quien sufriría" dado que compañías de otros países "ocuparían su lugar".

Según el portavoz, forzar el desacoplamiento de las economías de China y de EEUU supondría "una amenaza contra la cadena de industria global" y "creará el caos en los mercados financieros internacionales".

Entretanto, desde la cumbre del G7 en Biarritz (Francia), Trump anunció ayer lunes que su Gobierno ha recibido una comunicación de las autoridades chinas diciendo que están dispuestas a volver a la mesa de negociaciones para hablar del acuerdo comercial.

"China llamó anoche a nuestros responsable comerciales y pidieron volver a la mesa... Es un acontecimiento muy positivo para todo el mundo", aseguró Trump.

Desde comienzos del pasado año, China y Estados Unidos están enzarzadas en una guerra comercial que ha sacudido buena parte del comercio mundial, y que tiene ramificaciones también en otros planos, como el tecnológico o el diplomático.

En base a EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error