inn content —  Chivas regal

Experiencia con aroma escocés y gusto a realeza

Chivas Regal desembarcó en Montevideo con una acción que sedujo a los paladares e invitó a diseñar, como un Maestro Mezclador, un whisky propio.

Fotogalería del recorrido por la historia y los secretos del whisky Chivas Regal 
El evento permitió acercarse a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).
El evento permitió acercarse a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).
El evento permitió acercarse a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).
El evento permitió acercarse a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).
El evento permitió acercarse a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).
El evento permitió acercarse a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).

Todo fue dispuesto para viajar hacia la Escocia del siglo XIX, cuando los hermanos John y James Chivas estaban por emprender el camino hacia las cumbres del sabor espirituoso.

En las amplias habitaciones de un elegante restaurante, la luz era tenue y sutil, para ambientar una experiencia que en primer lugar recreaba a los hermanos deliberando sobre cómo lograr el mejor whisky y satisfacer a los gustos más cultivados.

Ataviados como en la época victoriana, dos actores interpretaron a los hermanos que en su juventud se instalaron en la ciudad de Aberdeen, en plena Revolución Industrial. John y James pronto adquirieron una reputación de calidad y atención por los detalles que llevaron a su particular mezcla de whisky hasta la corte del Reino Unido, que le otorgó el codiciado sello de aval real, garantía de jerarquía en todo el proceso de elaboración del whisky.

De ahí, un salto en el tiempo y el espacio para ver y sentir cómo Chivas Regal consigue sus refinadas mezclas. En la siguiente habitación, entre una neblina creada artificialmente, los invitados absorbieron mediante la vista, el oído y el olfato algunos de los métodos con los que la marca transmite una experiencia de sabor para cumplir con muy altas expectativas.

Con unos auriculares especiales, una pantalla gigante de video, llamaradas y ráfagas de viento, la experiencia multisensorial informó y trasladó a los presentes a los orígenes de los whiskies Chivas Regal, provenientes de distintas partes de Escocia y elaborados por artesanos con años de experiencia y sensibilidad en el arte de cultivar y destilar maltas fermentadas.

La parada sirvió para confirmar que un whisky de Chivas Regal se aprecia con más de un sentido: olfato y vista complementan al gusto, y le dan al paladar un goce más abarcador cuando llega el momento de degustar el líquido ámbar.

Chivas Regal

Lo mejor llegaría en la tercera y última etapa del recorrido. Nathan Wood y Alfonso Escardó —brand ambassadors de Chivas Regal en la región y Uruguay respectivamente— estaban esperando al grupo para permitir un primer acercamiento a uno de los oficios más exigentes y misteriosos en la industria del whisky: el de la mezcla (o blend).

Un “maestro mezclador” es quien porta en su nariz y en su paladar los secretos que hacen de Chivas Regal una vivencia fuera de lo común. Con sus sentidos y experiencias acumuladas -generalmente se trata de décadas de saber acumulado-, los maestros mezcladores preservan la historia y la tradición del lujoso sabor de la marca.

A disposición de los invitados había cinco botellas, todas con un whisky proveniente de diferentes partes de Escocia: Speyside (que se divide en dos zonas) Islay, Lowlands y Highlands.

Cada uno de los whiskies provenía de una destilería distinta, y cada uno tenía, también, características propias. Todos ellos, además, eran destilados de una única malta. Es en ese momento previo es donde entra el conocimiento, el talento y la sensibilidad del maestro mezclador, que con esos ingredientes alcanza una fórmula que respeta la tradición de Chivas Regal para despertar en el paladar el sabor sofisticado y con carácter de la marca. “Él éxito es una mezcla”, rezaba el pizarrón al lado de Wood y Escardó.

La frase ilustraba la libertad que se les dio a todos de probar y crear a su antojo un blend personal y único, embotellado en un coqueto y pequeño recipiente, con diseño reminiscente de las botellas presentes en las farmacias o laboratorios químicos de antaño.

Así concluía un breve y enriquecedor recorrido por algunos de los momentos más importantes en la elaboración de un whisky tan refinado como Chivas Regal, y la oportunidad de echar un vistazo a procedimientos que rara vez se pueden apreciar de primera mano.

Los invitados, al final del trayecto, pudieron disfrutar de un elegante y variado menú de bocados y platos, complementados por una carta de tragos que sirvió para confirmar que Chivas Regal tiene, además de historia y tradición, una composición apta para saborear lo mejor que el presente puede ofrecer de la mano de talentosos bartenders.

Cuidar y representar un estilo

Nathan Wood nació en Inglaterra hace 26 años, y es el brand ambassador regional para Chivas Regal. La marca que representa fue el primer whisky de lujo del mundo, dice y agrega que “todos los whiskies de Chivas Regal tienen el sabor típico de la zona de Speyside, en el este de Escocia: floral, frutado, con notas de vainilla y caramelo”.

Para Wood, la experiencia compartida con los invitados sirvió entre otras cosas para demostrar que no hay una única manera de disfrutar un whisky, y que lo principal es la libertad. “Un whisky se puede degustar en distintas formas: puro, con hielo, con agua o en tragos. Personalmente, suelo tomar whisky con un toque de agua. Pero
la experiencia es muy personal, y no hay reglas”.

Alfonso Escardó, por su lado, destacó que el mercado para los whiskies en Uruguay
no solo se ha ampliado, sino también diversificado. “En parte, porque se viaja y se conoce más. Pero también gracias a que marcas como Chivas Regal vienen
educando a los paladares de los consumidores desde hace varios años, a través de actividades como las catas. De esa manera, educándose y desarrollando el gusto, se le
saca mayor provecho a un trago de whisky”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos