Proyecto energético clave

Ciclo combinado de UTE estará operativo en 2018

Obras en la central culminarán con más de un año de atraso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Central: Problemas en la obra de ciclo combinado en UTE. Foto: D. Borrelli.

Con retrasos respecto al plan original de obra, la central de ciclo combinado de UTE que se construye en San José estará operativa en 2018. Este proyecto es uno de los que la empresa pública arrastra desde la pasada administración.

"Lo que se refiere a la infraestructura (en UTE) tiene cosas que empezaron en el otro período y hay que terminarlas. El ciclo combinado es una de ellas", dijo a El País el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla.

"Hay que seguir empujando ese proyecto, que se está reencaminando. El proveedor (Hyundai) hizo nuevos subcontratos y ya se ve en el territorio el resultado. Estamos apreciando esa actitud positiva que está teniendo el contratista. Pero para eso hubo que acompañar todo el proceso, con un ida y vuelta de información para apuntalar las cosas obvias", añadió el titula de la empresa pública.

Casaravilla indicó que concretar proyectos "se trata básicamente de hacer buenos procedimientos para la selección de contratistas y lograr que tengamos un buen contrato que nos permita guiarnos por todo el proceso de construcción para llegar al objetivo planteado. Uno lo puede ver en el ciclo combinado, pero también en cualquiera de las compras que hace UTE, que son 25.000 por año".

Precisamente, la concreción de la central de ciclo combinado que se construye en Punta del Tigre, en San José, se vio envuelta en una serie de retrasos que en algún momento puso en duda al emprendimiento energético. Ahora, UTE observa una postura distinta de la multinacional coreana y es por eso que la previsión gubernamental es que el proyecto finalmente se concretará.

Por eso, Casaravilla señaló que en UTE se visualiza que antes de que termine 2016 estará la primera turbina operativa. La segunda, a principios de 2017 y en un año más la tercera. "Es una obra que va estar terminando en 2018, con un atraso importante de más de un año. Pero por supuesto eso no pone en riesgo el sistema eléctrico, hemos tomado las precauciones y también hubo un reacomodo de la propia demanda", agregó el presidente de la empresa pública.

Sobre fines de 2012 y luego de una serie de polémicas para la adjudicación de la obra (incluso con una licitación anulada) la elegida por UTE para la realización del proyecto en Punta del Tigre fue la coreana Hyundai.

Allí, pareció que la polémica quedaba atrás y la empresa pública y la privada avanzarían hacia la concreción del emprendimiento que, junto a la planta regasificadora de Puntas de Sayago, eran los dos principales obras en materia de energía y donde las autoridades basaban sus esperanzas para la diversificación de la matriz energética.

Pero las cosas se complicaron. La primera entrega de la obra en Punta del Tigre estaba prevista para mayo de este año, pero se efectuará en 2016.

En medio de los retrasos comenzaron las negociaciones entre UTE y Hyundai, pero por esos atrasos la empresa pública ya le cobró a la compañía coreana una multa de US$ 10 millones.

Otro elemento que contribuyó a los retrasos fue el relacionamiento entre la multinacional coreana y el sindicato de la construcción (Sunca). Durante un buen tiempo ambos bandos se recriminaron actitudes que terminaban en paralizaciones en la obra o reuniones en el Ministerio de Trabajo.

Uno de los últimos cortocircuitos entre la compañía y el sindicato se produjo a principios de octubre cuando el Sunca comenzó a realizar paros sorpresivos en la obra, justificando las medidas en el despido de cuatro delegados sindicales y el anuncio del envío al seguro de paro de un grupo de trabajadores. Sin embargo, la empresa afirmó que no había despedido trabajadores porque no tenía obreros contratados directamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)