ACUERDO ENTRE GOBIERNO Y PASTERA

Las cifras de UPM y un error en la traducción oficial al español

¿Cuánto le cuestan al Estado los compromisos asumidos? ¿Qué recibe?

El Estado pagará al consorcio que hará la obra pagos por disponibilidad por 18 años que dura el contrato. Foto: Fernando Ponzetto
El Estado pagará al consorcio que hará la obra pagos por disponibilidad por 18 años que dura el contrato. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La confirmación de la construcción de la segunda planta de celulosa de la finlandesa UPM es un hecho, según le dijeron a El País tres jerarcas de gobierno, un dirigente del Pit-Cnt y una fuente técnica de UPM el pasado jueves. La inversión de la empresa será la mayor de una firma extranjera en Uruguay: “aproximadamente 2.000 millones de euros”, dice la finlandesa en sus reportes. Eso equivale a US$ 2.240 millones.

Sin entrar en toda la polémica medioambiental, el otro frente que despierta críticas es ¿cuánto tiene que poner el Estado para que UPM haga la inversión y cuánto paga luego UPM? Un aspecto polémico es un error en una de las cifras de la traducción al español del acuerdo entre UPM y Uruguay.

Las cifras no siempre suelen ser lineales. Por ejemplo, del lado de lo que tiene que poner el Estado, están los pagos que hará al constructor del Ferrocarril Central. Pero, UPM utilizará la mitad de la capacidad de esa obra de infraestructura para llevar la carga de la planta ubicada en Paso de los Toros al puerto de Montevideo.

Paga el Estado.

Entonces, qué es lo que paga el Estado en definitiva.

Empezando por el ferrocarril (construcción y mantenimiento de 273 kilómetros de vías férreas entre el Puerto de Montevideo y la ciudad de Paso de los Toros). La oferta ganadora (el viernes se firmó el contrato definitivo) fue la del Grupo Vía Central (consorcio formado por Saceem, Berkes, Sacyr y NGE) a la que el gobierno pagará por disponibilidad US$ 406.394 por día sin IVA. El pago por disponibilidad supone que si la infraestructura tiene algún desperfecto, el Estado no paga hasta que esté reparado. Suponiendo que la obra está disponible los 365 días del año, el pago anual es de US$ 148,3 millones. El plazo de la concesión es de 18 años.

Para realizar la obra, el gobierno estimó un costo de expropiaciones de terrenos por donde pasará la línea férrea de US$ 21,5 millones.

Vázquez en 2017 junto al presidente de UPM en Finlandia. Foto: Presidencia
Vázquez en 2017 junto al presidente de UPM en Finlandia. Foto: Presidencia

Por otro lado, está la construcción de un viaducto en la entrada al puerto de Montevideo, una obra que agilizará la circulación en la terminal. El proyecto está dentro del acuerdo firmado entre Uruguay y UPM, si bien puede servir más allá de lo que es la planta de celulosa para mejorar las condiciones de la terminal marítima. La obra tiene un costo estimado de US$ 125 millones que asumirá la Administración Nacional de Puertos (ANP).

En lo que paga el Estado está el traslado de los buques pesqueros a un nuevo puerto con ese fin en Capurro. Si bien está incluido en el acuerdo con UPM, de este proyecto se habla ya desde 2007 cuando era presidente de la ANP, el actual director de Desarrollo Ambiental de la Intendencia de Montevideo, Fernando Puntigliano. Su costo se estimó por el gobierno en US$ 92,6 millones.

Por otro lado, el acuerdo obliga a UTE a comprar los excedentes de energía eléctrica que genere la planta de UPM. Para ello, se estableció un precio de US$ 72,5 el megavatio/hora (MWh), “durante un período no menor que 20 años”. Teniendo en cuenta además que el acuerdo señala que el “volumen anual” será de “1 TWh (Teravatio/hora) por año”. Un TWh equivale a 1 millón de MWh, por lo que UTE pagará unos US$ 72,5 millones al año.

Adicionalmente están las inversiones viales necesarias, pero que como en el caso del tren, no solo serán utilizadas por UPM. El gobierno estimó este costo en US$ 180 millones. Luego estimó un costo de US$ 11 millones anuales de mantenimiento de esas obras por un período de 30 años.

Al sumar todo lo que deberá poner el Estado por los plazos estipulados, el total es de US$ 4.868,5 millones. La mayor parte es ferrocarril (US$ 2.669,4 millones por los 18 años de contrato) y energía (US$ 1.450 millones durante los 20 años de contrato).

Paga UPM y un error.

Desde que se aprobó la zona franca para UPM (en abril) y hasta que comience a operar, la empresa debe pagar como canon US$ 1,05 millones al año. Cuando comience a operar y con una producción menor a 2 millones de toneladas de celulosa pagará US$ 2,1 millones al año. Cuando iguale o supere los 2 millones de toneladas de producción pagará US$ 3,5 millones al año. Además, abonará un canon adicional de US$ 3,5 millones durante los primeros 20 años.

El punto polémico es cuánto pagará por usar la vía férrea. El acuerdo en su versión en inglés habla de “medio centavo de dólar” por tonelada bruta por kilómetro desde el comienzo hasta el quinto año. Esto es US$ 0,005. Sin embargo, la versión en español (que está en Presidencia habla de “US$ 0,5 (cinco centavos de dólar)”. Esto es un error. “El tema se subsanó enseguida, fue una diferencia en la traducción”, dijeron a El País en UPM.

Así que son US$ 0,005 desde el comienzo hasta el quinto año por tonelada por kilómetro. Suponiendo una producción anual de 2 millones de toneladas y los 273 kilómetros de vía férrea, da que UPM pagará al año US$ 2.730.000. A partir del año seis, la tarifa es US$ 0,006 por tonelada por kilómetro, es decir US$ 3.276.000. A eso se sumará US$ 0,0015 desde el año seis por tonelada por kilómetro, es decir US$ 0,82 millón al año (este pago no se dará cuando en un mes más de cinco trenes sufran un retraso de más de 15 minutos).

El concesionario de la terminal de celulosa en el puerto Tebesur SA. (propiedad de UPM) pagará a la ANP US$ 7,2 por metro cuadrado al año. Suponiendo 55.000 metros cuadrados a usarse, da US$ 396.000.

De concretarse el inicio de las obras este año sería la PPP que se habría puesto en marcha en un período menor desde su aprobación. Foto: Archivo
Foto: Archivo

Además pagará una tarifa de US$ 2,83 por tonelada de celulosa (US$ 5,66 millones al año) y US$ 1,42 por tonelada de productos químicos.

Se estima en el acuerdo que el proyecto de la planta de celulosa generará “más de US$ 120 millones al año” en impuestos a través de “la cadena de valor”. “Esta estimación no incluye recaudación tributaria derivada de la etapa de construcción”, afirma el gobierno.

Esto da que los pagos de UPM (no incluyen la tarifa por químicos en el puerto ni peaje por uso de rutas y sí incluye la estimación de impuestos) suman US$ 4.173,38 millones (la mayor parte son US$ 3.600 millones en impuestos por los 30 años de operación, que no es una cifra obligatoria sino una estimación).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)