EL BILLETE VERDE PIDE PISO

Cinco datos clave sobre la caída del dólar en el año

El cambio en la tendencia al alza y las causas detrás de ello.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El billete verde está en el mejor nivel en casi un año. Foto: AFP

El año pasado, la moneda estadounidense subió 22,8% frente al peso. Fue el mayor aumento desde 2002, año de la crisis y en el que Uruguay abandonó el régimen de banda de flotación que suponía, en cierta forma, fijar el tipo de cambio.

Todos (analistas, operadores, gobernantes, ejecutivos de empresas) creían que la senda de fortalecimiento del dólar continuaría este año. Hay cinco datos clave que permiten visualizar cómo ocurrió lo contrario.

Cambio de tendencia.

Hasta febrero inclusive, el billete verde completó 15 meses consecutivos al alza. Desde marzo, la situación cambió y ya lleva cinco meses consecutivos de caída y agosto se perfila para ser el sexto y el de mayor baja en 46 meses (en lo que va del mes la caída es de 4,17% y había sido de 5,14% en octubre de 2012).

Desplome tras récord.

El 2 de marzo pasado, el dólar alcanzó el máximo valor nominal desde que existe el peso uruguayo (en 1992): $ 32,53. Desde ese momento, la divisa acumula un desplome de 12,4%.

Cambio de expectativas.

En la encuesta LatinFocus Consensus Forecast (que elabora FocusEconomics y que publica mes a mes El País) de abril, los analistas preveían en consenso que el dólar terminaría 2016 a $ 35,40. Cuatro meses después, estiman que cerrará el año a $ 32,20 y se espera que vuelvan a corregir a la baja esa proyección el próximo mes, a la luz de cómo viene en agosto.

Menor nivel en un año.

La cotización actual del billete verde es la menor desde fines de agosto del año pasado. Para verlo en números, entre el 17 de agosto de 2015 y ayer, el dólar sube apenas 0,27%.

La racha desde 2009.

Hasta el viernes pasado, el dólar llevaba siete semanas seguidas a la baja, la mayor racha negativa desde fines de 2009.

Causas y operativa.

Detrás de este desplome del dólar en cinco meses, hay diversos factores internacionales y locales.

A nivel internacional, el hecho de que la Reserva Federal (Fed) haya pospuesto la suba de tasas de interés (se esperaban tres al menos en 2016 y todavía no se produjo ninguna) ha debilitado a la moneda estadounidense en el mundo.

Otro factor internacional es lo que ha pasado en Brasil, principal mercado de referencia en materia cambiaria para Uruguay. Con el escándalo político del juicio a la por entonces presidenta Dilma Rousseff, el dólar se fue a 4,20 reales. Tras el cambio de presidente y la calma que llegó a los mercados, el dólar retrocedió hasta los 3,20 reales de ayer.

Del lado local, el Banco Central (BCU) ha llevado adelante un apretón monetario. Eso implica menor crecimiento de la oferta de dinero y una suba de encajes (porcentaje de los depósitos que los bancos deben inmovilizar en el Central) que llevó a los bancos a recomponer posiciones. Eso también tuvo una mínima incidencia.

Ayer, el dólar interbancario se promedió a $ 28,51, esto es 0,17% por debajo del martes y el menor valor desde el 28 de agosto. En el año cae 4,56%.

Por su parte, el Banco República (BROU) mantuvo la cotización al público en $ 27,95 la compra y $ 29,10 la venta.

El BCU compró US$ 6,2 millones, de US$ 18,2 millones negociados. Según señalaron a El País operadores cambiarios, el mercado local mostró una clara presión vendedora ayer, aunque con menor intensidad que la registrada el martes. El dólar, se llegó a operar a un precio mínimo de $ 28,48, desde $ 28,50 en que había cerrado la jornada previa. Luego comenzó a subir hasta un máximo de $ 28,54, y culminó operándose en $ 28,53.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)