Consultora prevé una expansión de 2,5% para este año

Cinve: Uruguay crecerá a pesar del escenario externo

En un contexto internacional que se vuelve menos favorable para Uruguay, el proceso de acomodo monetario de los Estados Unidos, la lenta recuperación económica global, la desaceleración del crecimiento de las economías emergentes, el desplome de muchos de los commodities alimenticios, el deterioro de las expectativas económicas en Brasil y las incertidumbres que plantea la institucionalidad macroeconómica argentina, son algunos de los fenómenos externos que aparecen como relevantes para el crecimiento del Uruguay en el mediano plazo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Preocupan problemas de restricción de liquidez. Foto: Archivo El País

Sin embargo, para el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), aunque es una situación aún menos auspiciosa que la esperada, la economía uruguaya registrará tasas de crecimiento positivas tanto en 2015 como en 2016.

"En el escenario internacional que asignamos mayor probabilidad, la economía uruguaya crecería 2,5% y 2,1% en 2015 y 2016 respectivamente", dice el informe titulado Navegando con viento de proa". "Creemos que Uruguay se encontraría preparado para enfrentar un contexto internacional adverso sin mayores sobresaltos", añade.

Según Cinve, el año de "mayor sensibilidad" ante cambios en la situación externa será 2016. Para ese año, se observa un rango de crecimiento que oscila entre 0,8% en caso que la situación internacional "sea francamente mala" para los intereses de Uruguay y de 3,4% en caso que la evolución económica externa sea positiva.

El trabajo destaca que el contexto macroeconómico relevante para Uruguay se encuentra en un momento "particularmente turbulento". A modo de ejemplo, señala que algunas variables determinantes para la evolución de la economía local "han alcanzado altos niveles de volatilidad" en los últimos meses, siendo los casos más notorios el precio del petróleo y los commodities alimenticios.

En relación a la región, se considera que Brasil "ha sufrido un fuerte deterioro económico arrastrando consigo las expectativas de los agentes en el mediano plazo".

Para Cinve, la región la tendrá difícil durante 2015. Mientras que se espera que el crecimiento de Argentina sea nulo durante 2015, para Brasil se prevé una contracción de 0,5%. A pesar de ello, se entiende que 2016 será un año de lenta recuperación para los países vecinos. Así, se estima que tanto Argentina como Brasil alcanzarán tasas de crecimientos positivas, aunque relativamente bajas (2,2% y 1,4%, respectivamente).

Un segundo escenario, más pesimista para 2015, supone que si bien el contexto global mantiene sus características negativas, existen complicaciones adicionales desde la región. Este escenario supone que Argentina y Brasil presenten una marcada reducción de la actividad económica de 1,5% y 2,9%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)