¿GRANDES CONTRA CHICOS?

Las claves para entender lo que ocurre con GameStop en la bolsa

Especialistas del mercado financiero afirman que este es el caso que se vivió esta semana es excepcional e irracional.

Wall Street. Foto: Reuters
Wall Street tuvo una semana movida de la mano del repunte de las acciones de GameStop.. Foto: Reuters

Una historia de dinero, poder, traición y resentimiento fue lo que se vio esta semana en los mercados financieros, en la que tres personajes -claramente identificables, aunque en realidad muchos más- ocasionaron una cruzada en Wall Street, a partir de la cual, según especialistas en inversión, podrían cambiar las reglas de juego en el mercado.

Es prudente advertir que mientras hay quienes afirman que lo que ocurre es que un grupo de pequeños inversores lograron torcer el brazo de los grandes inversores billonarios de Wall Street, están quienes consideran que la real “batalla” es entre los grandes fondos de inversión, “ricos versus ricos” y quienes creen que es una estafa disfrazada bajo un supuesto odio a los fondos de inversión. La realidad es que aún falta información para saber con certeza quiénes están detrás de esta historia y lo que está en juego.

¿Qué ocurrió? Las acciones de GameStop, una empresa de videojuegos del sector retail que venía sufriendo pérdidas por su modelo de negocios y luego por la pandemia, pasaron de valer aproximadamente US$ 4 en los últimos seis meses a valer US$ 325 al cierre del viernes, con picos que llegaron inclusive hasta los US$ 500. Ese es el primer personaje de la historia.

¿Cómo y por qué? Ahí aparece el segundo personaje: Wallstreetbets, un foro de pequeños inversores que a través de la red social Reddit debaten e intercambian sobre lo que ocurre en el mercado.

“La idea de Wallstreetbets siempre fue simple, reírse en comunidad y hacer ‘apuestas’ en el mercado de valores, a veces usando instrumentos financieros extravagantes y muy riesgosos”, explicó el uruguayo Pedro Copelmayer, estudiante de la licenciatura en Desarrollo y miembro de ese foro. “Se especializan en lo que serían ‘meme stocks’, es decir especulan a full. Compran activos porque tienen nombres graciosos, porque se están por fundir y está divertido o porque lo tuitea (el creador de Tesla) Elon Musk”, explicó.

De acuerdo con Copelmayer, los miembros del foro “se basan en la defensa de los inversores individuales”, por sobre los grandes inversores institucionales y admite que “desde hace meses” la discusión “tomó una faceta un poco anarquista y centrada en lo individual” con el discurso “nosotros versus la industria de Wall Street” como bandera.

Wall Street. Foto: AFP.
Hay quienes dicen que se trata de una pelea entre grandes y pequeños inversores y quienes sostienen que verdaderamente es una batalla de “ricos versus ricos”. Foto: AFP.

Este comportamiento explicaría en parte lo que ocurrió. Comenzaron a animarse entre ellos a comprar las acciones de GameStop, provocando una fuerte suba en el precio. Además, el propio Elon Musk compartió en su cuenta de Twitter el link al chat de Wallstreetbets en Reddit, señal que fue entendida como un estímulo para que más personas compraran esas acciones.

Según explicó Andrés Buela, asesor financiero de Beca Advisors, “automáticamente 20 minutos después de ese tuit, la acción (de GameStop) pasaba de valer US$ 116 a US$ 240”.

Eso llevó a que -y acá aparece el tercer personaje- el fondo de inversión Melvin Capital que tenía una fuerte estrategia “en corto”, registrara pérdidas millonarias y declarara oficialmente en su cuenta de Twitter: “Estamos jodidos”, luego de que la acción de GameStop cotizara en US$ 300.

Ahora bien ¿qué significa la estrategia “venta en corto” (short selling, en inglés)? Significa apostar a la baja. Es decir, la posición “en corto” permite que el inversor gane dinero si el precio de una acción cae y pierde dinero si finalmente el precio sube.

¿Cómo se gana dinero con la venta en corto? Una explicación simple, el instrumento funciona así: el inversor pide prestada una acción a un corredor de bolsa (broker dealer) por determinada cantidad de tiempo (y paga una tasa de interés por pedir prestada esa acción), porque tiene indicios de que el precio va a continuar cayendo. Durante ese tiempo, el inversor vende la acción en el mercado y cuando baja de precio la compra nuevamente, quedándose con la diferencia. Si el precio finalmente sube -contrario a lo que el Melvin Capital esperaba en este caso- se pierde dinero, si el precio baja se gana.

Para poder entenderlo mejor, Buela mencionó el siguiente ejemplo: “supongamos que a fines del año pasado Melvin Capital vendía la acción a US$ 5 y esperaba que el precio bajara hipotéticamente a US$ 1 para poder recomprarla, en ese caso se quedaba con la diferencia, de US$ 4 por acción”.

No obstante, esto no ocurrió. Melvin Capital había apostado a que el precio de esas acciones bajaría. Siguiendo con el ejemplo anterior de que el fondo había vendido las acciones a US$ 5 y suponiendo que las tuvo que vender a US$ 300 (se desconoce a cuánto las vendió), eso significaría que tuvo una pérdida de US$ 295 por cada acción, indicó Buela.

Ese es el principal riesgo de la venta en corto porque mientras que una acción tiene un límite para caer, que es cero, la suba puede ser infinita. Por lo tanto, si la apuesta fue a la baja y finalmente el precio de la acción sube, significa que la pérdida puede ser infinita. De lo contrario, si la apuesta fue a la suba y la acción cayó, la pérdida solo será por el valor al cual la acción fue comprada.

El gesto de uno de los operadores de Wall Street, la principal bolsa del mundo, ilustra sobre el tiempo de inseguridad económica que afecta al mundo. Foto: AFP
Bárbara Mainzer dijo que lo que ocurrió en el caso de GameStop “no es invertir”. Foto: AFP

El objetivo de Wallstreetbets fue por lo tanto hacer subir el precio de la acción de tal forma que cuando Melvin Capital tuviera que recomprarla para devolverla, el daño fuera más grande. Sin embargo, el miércoles el fondo inversor anunció su rendición de forma explícita e informaron que “tristemente” comenzarían a venderlas de forma forzosa y liquidar su posición.

“No se sabe cuánto dinero exactamente fue que perdió, hubo rumores de quiebra, han salido a desmentir esos rumores, Melvin Capital pretende seguir operando, obviamente con un daño reputacional muy grande, y este mismo movimiento que se dio con GameStop tiende a replicarse con otras compañías como Blackberry, Nokia y AMC aunque no está muy claro aún”, explicó Buela.

“No es invertir”

De acuerdo con la presidenta de CFA Society Uruguay, Bárbara Mainzer, lo que ocurrió en el caso de GameStop “no es invertir” sino que señaló que es más parecido a ir a un casino y apostar a la suba o a la baja, “eso es especular no es invertir”, afirmó. “Invertir es definir mis objetivos financieros y armar un potafolio en función de eso”, indicó.

La restricción de Robinhood: el broker protagonista

La historia se complejizó aún más el jueves con el protagonismo de un cuarto personaje, el broker Robinhood que decidió no aceptar más transacciones de GameStop, es decir, permite que los inversores vendan las acciones pero no que las compren, en un intento por limitar las pérdidas.

¿Qué es Robinhood? Un broker, es decir, una plataforma en la que se realizan las transacciones y que oficia como intermediario entre el mercado y los inversores. Según explicó Copelmayer “este es uno de los brokers favoritos de Wallstreetbets en parte porque permite transaccionar sin comisiones, en parte porque está hecho como un juego, y en parte por su filosofía empresarial de promover la actividad” de los pequeños inversores.

De acuerdo con Copelmayer, si bien Robinhood no cobra comisiones sí gana dinero a través de la venta de la información que se genera en su plataforma. Es decir, vende la información respecto de qué compran y venden sus clientes en tiempo real a grandes fondos de inversión. Esa información sirve de insumo para los fondos 'quant', es decir, “fondos que usan algoritmos hiper sofisticados para comprar y vender automáticamente” y por ende para que “ganen más plata”, explicó Copelmayer y señaló que eso “amplifica el efecto” que tienen los usuarios de Wallstreetbets.

La limitación a la compra de acciones por parte de Robinhood fue entendido como una señal de protección a los fondos y generó aún más bronca entre los pequeños inversores. Es que según Copelmayer, a pesar de que los clientes de ese broker son los pequeños inversores, ganan dinero cuando los fondos compran la información de transacciones y “uno de sus mejores clientes es una empresa que se llama Citadel. Casualmente, Citadel invirtió billones en Melvin Capital”, advirtió.

GameStop. Foto: AFP
Mariano Sardáns comentó que lo que ocurrió con GameStop “termina siendo una estafa al estilo Ponzi. Foto: AFP

“De cada 100 burbujas una explota”

La presidenta de CFA Society, Bárbara Mainzer, explicó que a lo largo de la historia, el mercado financiero ha “visto varios episodios de burbujas especulativas” en las que “mucha gente termina perdiendo dinero”. A su entender, el caso de GameStop “tiene todos los síntomas de ser una burbuja”. La especialista señaló que es cierto que durante las burbujas las personas pueden volverse ricas dado que estas pueden durar mucho tiempo pero dijo que “son eventos raros” y difíciles de prever. “De cada 100 burbujas que se predicen, una explota”, indicó.

Una estafa al estilo “ponzi”

Según el CEO de FDI International, Mariano Sardáns, lo que ocurrió con GameStop “termina siendo una estafa al estilo Ponzi”. A su entender, estas personas “no son chicos buenos que buscan un beneficio o trabajan en ONGs. Son estafadores profesionales que se organizaron e hicieron volar la acción cuando ellos ya estaban posicionados, hicieron la diferencia y se fueron, dejando atrás al pequeño inversor. Se reinventaron el pretexto de ir contra los billonarios pero en realidad son estafadores que se meten en foros y aprovechan”, indicó.

¿Cambio en las reglas de juego?

El abogado de Ferrere, especialista en mercado de valores, Federico Lemos, manifestó que “cabe plantearse si no nos encontramos ante un cambio en las reglas del juego y en el paradigma del funcionamiento de los mercados de valores más desarrollados”. Según señaló, en los próximos días, “el regulador estadounidense en materia del mercado de valores tendrá la difícil tarea de analizar, y eventualmente comenzar las acciones necesarias, sobre si estamos ante un caso de manipulación de mercado”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados