EN ARGENTINA

El “club” de empresas que se van de la bolsa

Tres de las grandes empresas españolas han empezado a reorganizar sus pertenencias en pocos meses y su medida ha sido la de salir de la bolsa.

Bolsa de Buenos Aires. Foto: AFP
Bolsa de Buenos Aires. Foto: AFP

Argentina abandonó hace un año su recuperación económica y, a pocos meses de unas elecciones inciertas, varias empresas españolas, la última de ellas Telefónica, han dejado de cotizar en la Bolsa de Buenos Aires al reorganizar estrategias pero con la volatilidad del país sudamericano en su mira.

Se trata de una medida que también han llevado a cabo durante los últimos seis meses el banco Santander y la petrolera Repsol, que abrieron el camino de retirada bursátil a tiempo que sigue Telefónica, y que se produce porque “no hay necesidad de financiamiento” para nuevas inversiones, dice a Efe el economista argentino Martín Kalos.

“Toda una perspectiva de hacer negocios en Argentina se ha deteriorado mucho con este horizonte de una crisis y varios años de estancamiento (...), es difícil pensar que haya necesidad de financiamiento por parte de estas empresas internacionales”, afirmó Kalos, director de EPyCA Consultores.

Inversiones: Esa fue la palabra predilecta de la campaña que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia del país, pero todo dio un vuelco en abril de 2018, cuando el propio mandatario solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un rescate que acabó siendo de US$ 57.000 millones.Desde entonces, la crisis ha aumentado con icebergs tales como la inflación y la pobreza.

Aunque no es un fenómeno generalizado en el resto de empresas multinacionales y es una decisión multifactorial que tiene que ver además con la búsqueda de nuevas estrategias, tres de las grandes españolas han empezado a reorganizar sus pertenencias en pocos meses y su medida ha sido la de salir de la bolsa.

Primero fue Santander Río, la filial argentina del Santander, luego Repsol siguió el mismo camino y la semana pasada lo anunció Telefónica, que tiene una fuerte presencia histórica en el país, donde es una de las tres grandes operadoras en su campo.

El argumento de Telefónica es que el argentino es un mercado de “escaso volumen de negociación”, algo que es cierto para Kalos, quien a su vez cree que no es el único motivo para salir.

“Yo creo que tiene mucho que ver con la volatilidad financiera de Argentina, es imposible establecer un horizonte de negocios”, consideró.

EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)