Tarifas

Combustibles: entre la suba que pudo ser y la que fue

Ajuste mayor en naftas para subsidiar el gasoil y una paramétrica más cara que el promedio del barril en pesos.

Largas filas en estaciones de servicio tras anuncio de aumento de la nafta. Foto: Marcelo Bonjour
Largas filas en estaciones de servicio tras anuncio de aumento. Foto: Marcelo Bonjour

El precio del barril de petróleo en pesos durante el primer semestre estuvo 8,3% en promedio por encima de la paramétrica que tenía Ancap desde que en enero aumentó el precio de los combustibles. Si se toma el promedio del último trimestre, la brecha es de 17,5%. Es que allí se aceleraron los aumentos del precio del petróleo y el dólar.

Ante ello, el Ministerio de Economía y el de Industria acordaron que el ente ajuste los precios de los combustibles pero sin tocar el valor del gasoil, "de uso masivo, disminuyendo su brecha respecto a los precios internacionales", indicó Ancap. También se mantuvo el precio del supergás. Por eso, las naftas y el resto de los combustibles aumentan desde hoy más de lo que indicaría la nueva paramétrica: 9%.

Si los ajustes hubieran sido parejos para todos los combustibles, la suba habría sido de 5,4%.

Ancap estimó un barril de petróleo promedio anual a US$ 75 y un dólar promedio anual a $ 30,50. Eso da un barril en pesos de $ 2.287,50 (19,1% por encima del que tenía).

En el primer semestre sin embargo, el precio promedio del crudo fue US$ 71,10 y el del dólar $ 29,278. Eso da un barril en pesos de $ 2.081,66. El barril en pesos que utilizó Ancap para subir los combustibles está 9,9% por encima que el verificado en el primer semestre. ¿El ajuste pudo ser menor? El País intentó consultar a la presidenta del ente Marta Jara sobre este y otros puntos, pero prefirió no responder.

En el comunicado, Ancap señaló que el ajuste mediante una paramétrica "tiene el objetivo de absorber únicamente la diferencia de costos por compra de crudo y derivados para asegurar los ingresos mínimos necesarios", lo que "no permite trasladar a las tarifas posibles ineficiencias operativas o de gestión".

En tanto, el director de Ancap (en representación del Partido Nacional) Diego Labat dijo a El País que no acompañó la suba y explicó que su discrepancia no es con el aumento puntual, sino con que Uruguay tiene niveles de precio de combustibles elevados y que se han separado más de Argentina y Brasil en este último mes y medio.

"Ellos aumentaron también los combustibles, pero el dólar subió más. Claro, si el dólar estuviera a $ 35 sería otra cosa. Pero, creo que Uruguay debería hacer un esfuerzo por ponerse más a tiro", afirmó Labat.

Además, cuestionó el hecho de no aumentar el gasoil a costa de subir más las naftas, porque "le sacaron a uno para darle al otro, se vuelve a subsidiar (los consumidores de naftas lo hacen con los de gasoil). No se genera nada nuevo. Siempre alguien termina pagando".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias (CIU), Gabriel Murara, dijo a El País que es negativo el aumento del fuel-oil ya que es utilizado mayormente en la industria. "El aumento no tiene sentido porque la incidencia es mínima en las ventas, no le mueve los números, representa menos del 2%, y me animaría a decir que representa el 1%", dijo.

Según Murara, "el fuel-oil ya de por sí es más caro que en muchos otros países de la región y el mundo. Este aumento no le viene bien a la industria".

Para el sector productivo —que utiliza gasoil— fue una buena noticia que ese combustible no sufriera un aumento. Así lo dijo el presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) Alfredo Lago a El País. "Venimos de un nivel muy alto en comparación con otros países. No obstante, más allá de que igual pensamos que tenemos un gasoil caro, la medida es buena", indicó.

Largas filas en estaciones de servicio tras anuncio de aumento de la nafta. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

Entre críticas y la cola para ahorrar $ 180

Las críticas de la oposición no se hicieron esperar tras conocerse el aumento de los combustibles. Y de hecho, el sector Alianza Nacional (Partido Nacional) de Jorge Larrañaga resolvió que convocará a la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, a la comisión de Industria de la Cámara de Diputados.

La suba "no se explica exclusivamente por la evolución del petróleo y el tipo de cambio", sino que "es consecuencia de la pérdida patrimonial sufrida por Ancap en los últimos años y de la decisión del gobierno de que sean los uruguayos quienes la capitalicen a través del consumo", indicó el comunicado de Alianza.

"La suba de combustibles no hace otra cosa que complicar más la situación económica de muchos uruguayos. Se debe en gran medida a la mala administración de Ancap en estos años que nos deja sin margen de maniobra", dijo el líder de Todos (Partido Nacional) Luis Lacalle Pou en su cuenta de Twitter.

El ajuste "es otra consecuencia más de la catástrofe de la gestión de Ancap. Un nuevo golpe a los bolsillos de los uruguayos. Y mientras tanto, el Frente Amplio sigue aumentando el gasto público, el déficit y el endeudamiento", criticó en su cuenta de Twitter el líder del Partido Independiente, Pablo Mieres.

Anoche, en varias estaciones de servicio había largas filas de automóviles para cargar combustible previo al aumento. El ahorro máximo al que se podía aspirar (con tanque casi vacío y llenándolo) era de$ 180 para las naftas y $ 200 para el gasoil 10s.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)