La gremial advierte que ya la rentabilidad de las empresas está en juego

Comercio: un ajuste salarial alto hará peligrar el empleo

En medio de una etapa de Consejos de Salarios donde no se vislumbran grandes avances entre empresarios y trabajadores, la Cámara de Comercio advierte que la fijación de nuevos aumentos salariales que no estén ajustados a la realidad repercutirá negativamente en el empleo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comercio

Un informe de coyuntura elaborado por la Cámara de Comercio señaló que las diferentes actividades económicas atraviesan momentos en que sus niveles de competitividad, y por lo tanto sus resultados en materia de rentabilidad, están en juego. En este sentido, sostuvo la gremial, las decisiones a las que se lleguen en materia de ajustes salariales serán determinante para su comportamiento futuro.

"Al mismo tiempo, la salud del mercado laboral también enfrenta desafíos, y en caso de que no se lleguen a definir ajustes de salarios concordantes con la realidad por la cual hoy están atravesando los diferentes sectores productivos, sufrirá las consecuencias", afirmó la cámara.

Añadió que "ya hoy el ajuste en mercado de trabajo comienza lentamente a percibirse, no solo desde el punto de vista de variables como la tasa de desempleo, empleo, personas en el seguro de empleo, sino concretamente en la destrucción de puestos de trabajo". Según datos de la gremial en el acumulado del año hasta julio "el contexto recesivo llevó a la destrucción de 33.500 puestos de trabajo".

Complementando estos datos, la semana pasada la consultora Advice dio a conocer su último monitor de mercado laboral e informó que la demanda de trabajo cayó 30% en el tercer trimestre del año en comparación interanual y 15% en relación al trimestre anterior. La consultora agregó que de esta manera continúa el proceso de desaceleración del mercado laboral que se viene observando en los últimos años.

Para esta ronda de Consejos de Salarios el Ministerio de Economía definió la creación de tres sectores donde se negociarán los nuevos aumentos de sueldos: un grupo en problemas; otro en situación intermedia y un tercero definido como dinámico.

Los aumentos pautados por el Poder Ejecutivo son diferentes tomando en cuenta la realidad de cada uno de los sectores. El gobierno señaló que se elaboraron pautas flexibles con las cuales además se busca proteger el empleo sin que los trabajadores pierdan conquistas anteriores. Pero la idea gubernamental chocó con una realidad de estancamiento en las negociaciones entre empresarios y trabajadores.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio, Gustavo Licandro, dijo a El País que mientras en los Consejos de Salarios se continúen manejando pautas salariales poco flexibles -y de no marcar aumentos de sueldos ajustados a la realidad- el nivel de desempleo va a aumentar.

Licandro fue subsecretario del Ministerio de Economía durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle donde se eliminaron los Consejos de Salarios y siempre ha sido crítico con su funcionamiento.

"Una cosa buena que se hizo en el país fue cuando se eliminaron. Fue muy sano para el país y los trabajadores. Por ejemplo, la crisis del 2002 hubiera sido mucho peor si existían los Consejos de Salarios", afirmó Licandro.

Es visión se sustenta en que al fijar ajustes salariales por rama de actividad en la negociación tripartita no se toma en cuenta las realidades de las diferentes empresas que conforman ese sector. Entonces, empresas de menor porte deben otorgar aumentos salariales del mismo tenor que otras grandes compañías aunque sus realidades sean completamente distintas.

Precios.

El informe de la Cámara de Comercio sostuvo que a su vez los resultados de los ajustes salariales que se alcancen son también claves para el futuro de la economía, bajo el contexto actual de presiones inflacionarias hacia una inflación anual de dos dígitos.

El documento indicó que si bien las presiones inflacionarias han llegado desde varios frentes -siendo el aumento del dólar así como la demanda creciente desde el sector público sobre bienes no transables algunas de ellas- el mecanismo actual de indexación incorporado en los ajustes salariales así como aumentos por encima de la productividad de las actividades, son factores adicionales que contribuyen no sólo a la aceleración de la inflación sino también a la pérdida de competitividad de las empresas.

La cámara sostuvo que "la situación se vuelve peor si el camino que recorren las autoridades para contener el aumento de precios, es incorporar una distorsión más al mercado como lo es el control de precios. Se trata de una medida que solo tiene efectos en el corto plazo al costo de negar el principio de beneficios de los empresarios, desalentando así la actividad económica y la inversión".

Desde ayer, rige un nuevo acuerdo de precios de productos de alimentos, limpieza e higiene alcanzado entre el gobierno y gremiales empresariales. En total, son 41 familias de productos con más de 1.600 artículos. Ese acuerdo es una de las herramientas a las que recurre el gobierno en el intento de contener la suba de precios y evitar que llegue a los dos dígitos. La inflación anualizada a septiembre (último dato disponible) se ubica en 9,14%.

Por otra parte, la Cámara de Comercio señaló que "el horizonte de re aceleración de la economía uruguaya parece lejano aún, no solo por el contexto extrarregional y regional, sino también por las moderadas acciones que se perciben por parte de las autoridades para de forma contundente frenar los desequilibrios macroeconómicos que han llevado a una profundización de la pérdida de competitividad de la economía".

Entre esos desequilibrios -además de la política salarial- que afectan la competitividad se señaló al costo de las actividades productivas o la política tributaria, entre otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)