EL SECTOR TUVO PROBLEMAS

Comercio perdió más de 5.600 puestos de trabajo

Sector ve caída en 2016 pero prevé fin de recesión en 2017.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estables. Las islas tienen un bajo nivel de rotación, similar al de los locales. (Foto: Archivo El País)

En un año de menor actividad, el sector del comercio perdió más de 5.600 puestos de trabajo. Los empresarios esperan un cierre de 2016 en caída, pero auguran que la fase recesiva estaría culminando el año entrante.

Un informe de balance y perspectivas elaborado por la Cámara de Comercio indicó que en el tercer trimestre la actividad del sector creció 0,4%, luego de dos caídas importantes de 4,8% y 2%.

Además, hizo referencia a una encuesta sectorial donde se verificó que sólo el 23% de los sectores relevados presentaron tasas de variación interanual de sus ventas en términos reales positivas durante el tercer trimestre del año. Sin embargo, dijo la cámara, el 53% de los sectores obtuvo mejores resultados que los observados en relación a los registros del trimestre anterior, lo que es tomado como un dato relativamente alentador de cara al cierre del año.

Por tanto, expresó que "si bien es posible esperar que en el año 2016 el sector cierre nuevamente bajo un escenario de caída, para 2017 la tendencia indica que la fase recesiva estaría culminando, para adentrarse en una fase de leve repunte de la actividad".

Refiriéndose al mercado laboral recordó que la tasa de desempleo cerró 2015 en 7,5% y ante eso los datos anualizados a octubre muestran un cierto deterioro, ya que allí se ubicó en 7,9%. A su vez, expresó que mientras en 2015 la cifra se traducía en 131.869 desempleados, los valores actuales ascienden a 138.191 personas en esa condición. "Es decir que en la economía en su conjunto hubo una destrucción de 6.322 puestos de trabajo, de los cuales 5.626 corresponden al sector de comercio y servicios", señaló.

El documento indicó que pese a deterioros constatados "no quedan dudas de que las perspectivas del comienzo del año se fueron tornando más alentadoras como resultado de la primavera financiera´ que el país vivió desde mayo hasta octubre del presente año".

En ese sentido, agregó, esto se ha traducido en mejoras parciales (partiendo de escenarios de baja confianza) tanto a nivel de los consumidores como del sector empresarial. En el primer caso, mencionó al Índice de Confianza del Consumidor, que registró en los tres últimos meses un repunte, luego de haber estado cerca del umbral más bajo, de mayor pesimismo, aunque se mantiene bajo la zona de moderado pesimismo.

Los empresarios por su parte, explicó la cámara, en una última encuesta de expectativas elaborada por Deloitte, se mostraron más optimistas respecto a la situación económica y al clima de negocios para el año próximo.

Necesidad de adaptarse.

El informe expresó que hay una realidad cambiante en el mercado laboral. "Ello hace imperante la necesidad de adaptar la formación a esta ´cuarta revolución industrial´, basándose en un proceso que consta de varias etapas: inclusión, formación en valores, conocimientos básicos y formación técnica", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)