FENÓMENO IRREVERSIBLE, PERO...

Comercios piden más control y aplicar IVA a compras web

Ponen como ejemplos de regulación a Chile y Colombia, que sí lo cobran.

Oddone: señaló que un cambio regulatorio puede atenuar el impacto de las encomiendas web. Foto. A. Colmegna
El abogado Olivera García planteó que fue "un error del legislador" exonerar el cobro de IVA a la franquicia de compras web. Foto. A. Colmegna

Con argumentos comerciales y jurídicos, varios empresarios bajo el paraguas de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) coincidieron ayer en que el régimen de encomiendas libre de impuestos —que permite a cada mayor de 18 años tres envíos al año si no superan los US$ 200 ni los 20 kilos— genera una competencia desleal.

Esa visión convive con el auge de las compras web, que pese a las restricciones que puso el Poder Ejecutivo en 2017 (redujo de cuatro a tres los envíos libres de impuesto) sigue en franco crecimiento: subieron 6,6% el año pasado hasta un total de 354.558 paquetes.

"No es un fenómeno de Uruguay, es algo global y pretender que no ocurra es como tapar el sol con la mano", advirtió a los empresarios el economista y socio de CPA, Gabriel Oddone, en un evento sobre el tema que organizó ayer la CNCS. Planteó que los eventuales cambios en la regulación podrán "atenuar" los impactos y buscar "adaptar" estas nuevas formas de consumo a los esquemas impositivos, pero no frenarlas.

Frente a esta realidad hubo planteos variados sobre la reacción que debe tener el sector empresarial: desde críticas a la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) por la falta de controles, hasta pedidos para reducir los aranceles de importación mediante acuerdos comerciales.

Pero la visión que generó mayor consenso entre los empresarios (Peter Zador, director de Barraca Europa y Todomúsica y el administrador de shoppings, Carlos Lecuerder presente en el público) fue hecha por el abogado Ricardo Olivera García (socio y director de Olivera Abogados), quien sostuvo que es "un error conceptual y teórico" incluir al IVA —que aclaró no es un impuesto aduanero— dentro de la exoneración de las compras web.

En una presentación que tituló "Problemas de interpretación y aplicación", Olivera García recordó que "todo comenzó con el TIFA (acuerdo marco sobre comercio e inversión)" que Uruguay firmó con Estados Unidos en 2007, donde se fijó el tope de US$ 200 por envío libre de impuestos. Luego se redactó una ley "de carácter general", que extendió el beneficio tributario a "la mercadería que venga desde cualquier destino".

Ante esto, el abogado afirmó que "el marco regulatorio uruguayo desborda los requerimientos del TIFA", que establecía únicamente la exoneración "de los tributos aduaneros" y el IVA no está incluido a su entender en esa categoría, pese a que "se cobra con la importación".

"No hay razón técnica ni lógica que haga que el IVA deba estar exonerado en las encomiendas. Es un error del legislador", afirmó Olivera García y añadió que esa decisión "quebró la estructura conceptual y lógica" del IVA a las importaciones, que equiparara la carga tributaria de los productos traídos del exterior con los locales.

Subrayó que por esa "desigualdad" entre operadores económicos que establece la normativa actual "probablemente viole derechos constitucionales". Asimismo, planteó que "es posible gravar con IVA a las importaciones sin alterar la sustancia del régimen establecido, ni que implique un riesgo para el Estado" porque no contraviene lo dispuesto en el TIFA.

Puso como ejemplo los regímenes de encomiendas de Chile y Colombia, que cobran IVA y tienen firmados Tratados de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. Oddone detalló las características de las franquicias de esos países: en Chile las compras desde US$ 30 (menos no pagan impuestos) y hasta US$ 1.000 pagan 6% de impuesto aduanero salvo que exista un TLC con el país de origen, 19% de IVA sobre el valor CIF (incluye el costo, seguro y flete) y otros gravámenes menores; en Colombia la regulación fija un pago de 10% de impuesto aduanero y 19% de IVA para los paquetes entre US$ 2 y US$ 2.000.

La economista Ana Laura Fernández, asesora de la CNCS, dijo a El País que la propuesta de incluir el cobro de IVA a las encomiendas web ya fue planteada al Ministerio de Economía "pero no hubo receptividad". Opinó que "es el camino" que queda a nivel regulatorio para que "el diferencial de precios que se genera por la inequidad tributaria (entre la mercadería que llega del exterior por la franquicia y la producida localmente o importada pagando tributos) sea minimizado".

Oddone presentó un estudio de costos comparados que revela que el valor CIF de los bienes adquiridos bajo el régimen de encomiendas "es al menos 40% menor al precio de venta local", lo que indica que "por cada envío de US$ 200 se pierden US$ 345 de ventas" en tiendas minoristas uruguayas.

Si se aplicara el IVA a la mercadería del exterior, la "brecha de costos se acortaría en 14 puntos porcentuales" y así se moderan "los efectos negativos directos sobre la actividad, empleo y recaudación", añadió.

El rol de Aduanas y el régimen simplificado

Aparte de la franquicia libre de impuestos para personas físicas mayores de 18 años, existe el denominado "régimen simplificado" que permite tanto a individuos como a empresas adquirir hasta US$ 200 de mercadería en el exterior (sin un tope en los envíos), tributar el 60% del valor facturado y comercializarlo a nivel interno (la franquicia para personas no permite eso). "Nos reunimos con Aduanas por esto, porque vemos como está creciendo este régimen pero no hay estadísticas. Entendemos que puede existir un agujero negro para el ingreso de mercadería subvalorada (en ese caso se tributaría el 60% sobre un valor no real) que se desvíe hacia un comercio establecido y sea una fuente de competencia desleal", explicó Ana Laura Fernández de la CNCS. La gremial pretende que se "limite" la cantidad de envíos bajo este sistema.

Luego de escuchar varias críticas de los empresarios a los controles que Aduanas aplica sobre las encomiendas del exterior, el gerente de Control y Gestión de Riesgo del organismo, Fernando Wins, respondió que si bien "no se controla todo" se aplica "una estrategia de control de riesgo" como al resto de las importaciones. Pero apuntó que "hay problema con la información" que los couriers y El Correo envían sobre los paquetes para definir si se controlan o no. También informó que se hace "un seguimiento de las tiendas online" que podrían comercializar los productos que llegan bajo el régimen de encomiendas, aunque "es difícil llegar a quién está detrás y dar con el lugar físico" de venta.

Por otra parte, desde el público se comentó sobre una nueva aplicación que está cobrando auge en la región que conecta a viajeros con personas que quieran comprar artículos en un determinado país (por ejemplo un uruguayo que viaja a Estados Unidos), y pactan una comisión para que ese individuo traiga los productos como parte de su equipaje sin pagar impuestos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º