INFORME DEL INE

El poder de compra de los salarios acumula la mayor pérdida desde 2003

En los 12 meses cerrados a mayo, el deterioro del poder adquisitivo salarial es el mayor desde los 12 meses cerrados a diciembre de 2003.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País

En mayo el Índice Medio de Salarios (IMS) se mantuvo prácticamente estable (+0,03%) respecto a abril, mes en que había tenido la primera baja desde marzo de 2008 (cuando se había reducido 0,44%), según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. En el quinto mes del año, el IMS del sector público subió 0,08%, mientras que el IMS del sector privado no varió.

En los primeros cinco meses de 2020 el IMS creció 4,76% (3,79% en el sector privado y 6,52% en el sector público) y en los 12 meses cerrados a mayo aumentó 7,57% (7,55% en los privados y 7,62% en los públicos).

¿Qué sucede con el poder de compra de los trabajadores? Para saber esto, a la evolución del IMS hay que descontarle la inflación, es decir el aumento de precios. Esto se denomina Índice Medio de Salario Real.

En mayo el poder de compra de los salarios cayó 0,53%, con un deterioro de 0,57% en el poder adquisitivo de los asalariados privados y de 0,48% en el de los públicos. Este deterioro del poder de compra de los asalariados, fue menor que el de abril (-2,37) cuando había tenido la mayor pérdida de poder adquisitivo desde septiembre de 2002 (-2,43%).

Al observar el período enero-mayo, el poder adquisitivo de los salarios bajó 1,89%. En este caso el salario real de los trabajadores privados retrocedió 2,79%, y el de los funcionarios públicos cayó 0,23%.

En tanto, en los 12 meses cerrados a mayo el poder de compra de los salarios acumulaba una pérdida de 3,13%. Esto marca el mayor deterioro del poder adquisitivo salarial en el acumulado de 12 meses desde diciembre de 2003 (en ese año había retrocedido 3,39%).

Los asalariados privados y los públicos tienen prácticamente la misma reducción de su poder de compra en los 12 meses a mayo (-3,15% y -3,09% respectivamente).

Los trabajadores privados, además de la pérdida de poder de compra, tienen el factor inestabilidad laboral: en el bimestre marzo-abril se destruyeron 99.000 empleos frente a igual lapso de 2019.

El poder adquisitivo salarial ya venía deteriorándose: en todo 2019 cayó 0,27%, la primera baja anual del salario real, tras 15 años de suba consecutiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados