MERCADO DE CAPITALES

Están las condiciones para que el gobierno emita deuda global en pesos, según Itaú

El director gerente de Itaú BBA USA Securities, Baruc Saez, dijo que Uruguay puede emitir deuda global en moneda nacional puesto que las condiciones de los mercados de capitales son “apropiadas” y cuentan con el “apetito de los inversores”.

El banco resolvió rescindir el contrato con Paganza luego que esta lo denunciara en 2016. Foto: EFE
Baruc Saez dijo que “apetito de inversores” permitiría que Uruguay emita deuda global en pesos. Foto: EFE

Las condiciones de los mercados de capitales son apropiadas si el gobierno quiere volver a salir a tomar fondos. De hecho, en el banco Itaú prevén que Uruguay pueda realizar una emisión en lo que queda del año -después de salir en enero, cuando colocó un bono con vencimiento en 2031 por US$ 1.250 millones-, señaló Baruc Saez, director gerente de Itaú BBA USA Securities. Incluso el gobierno podría emitir deuda en pesos uruguayos ya que está el apetito de los inversores, agregó.

“Creo que Uruguay siempre tiene acceso a (emitir globalmente en) la moneda local nominal (pesos), en moneda indexada es más difícil hoy por hoy. (Ese acceso se da) sobre todo con tasas del Tesoro estadounidense a la baja. Si las monedas de América Latina se mantienen o se fortalecen, creo que es positivo”, indicó.

“Entonces, podría haber una emisión, podría ser en dólares o en moneda local, pero no sería una emisión tan grande” como la de enero, señaló Saez en un encuentro con periodistas en San Pablo.

“Lo veo más oportunista” respecto a las condiciones de mercado, “no veo una emisión tan grande (de US$ 1.000 millones) como” para hacer un manejo de pasivos tal cual se hizo en enero -la emisión del nuevo bono incluyó el canje y recompra de títulos que vencían a corto plazo-, estimó Saez.

¿Por qué países emergentes como Uruguay pueden conseguir dinero a un costo bajo? Porque se espera que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos suba las tasas de interés (el “precio” del dólar) una vez o incluso que la mantenga en todo 2019. “Eso cambió en los últimos meses” ya que antes se esperaban entre dos y tres subas y “nos crea un mercado más abierto y benigno para América Latina”, explicó Saez. Es un “cambio de expectativas muy positivo”, añadió.

“La ventaja de Uruguay, como de Paraguay, es que no son países que tengan necesidades de montos muy grandes. No veo nada que juegue en contra para que continúe esa demanda, de varias veces (la oferta)”, agregó.
En 2017, hubo un monto alto de emisiones de deudas de gobiernos de América Latina con US$ 148.000 millones y para este año Itaú BBA estima “entre US$ 60.000 y US$ 65.000 millones”, dijo su director gerente.

Al haber menos oferta, los inversores van a demandar en forma importante los títulos de deuda que se emitan. Según Saez, este año “va a haber más pagos de intereses y capital que emisión de deuda nueva”. “Claramente los inversores a los que les están pagando un cupón o una amortización, van a invertir en un bono nuevo. América Latina va a estar desendeudándose en US$ 25.000 millones, esto le va a dar posibilidades a Uruguay, Paraguay”, pronosticó.

Aún así, las elecciones en Argentina y Uruguay en 2019 son “muy importantes, sobre todo en lo que tiene que ver con Argentina, para ver el rumbo de los inversores”, señaló Saez.

De todas maneras, dijo que “Argentina se diferencia para peor”. “Para el resto de los mercados hay demanda, pero Argentina tiene un problema importante por las elecciones y eso está afectando”, sostuvo.

En ese contexto, que Uruguay tenga el grado inversor es una ventaja. “Hay una diferenciación” de parte de los fondos que invierten en deuda, expresó Saez. “Cuando los inversores miran, el comparable de Uruguay es Colombia que es grado inversor, no es Argentina, no es Brasil. Está el que mira el grado inversor de Chile, que es una liga aparte. Y después tenemos Colombia, Uruguay, Perú como un subgrupo. Y después Brasil y Paraguay. La calificación (de la deuda) es importante”, concluyó.

Planes de Itaú: fintech, aseguradora y “el top 3”

Al cierre del encuentro del banco Itaú con periodistas, el presidente del Consejo Estratégico para América Latina de la institución, Ricardo Marino, respondió sobre las posibilidades de expansión en Uruguay en el mercado de fintech y de seguros. “A las fintech las vemos como cooperación y competición. Aprendimos muchas cosas de las fintech en Brasil y Uruguay. A veces las copiamos y mejoramos, una app por ejemplo, sin necesitar comprar (la empresa)”, explicó Marino. Por eso, manifestó que “si aparece algo muy atractivo, que hace sentido estratégico para complementar las operaciones, que añade valor a nuestros clientes y a los accionistas, vamos a evaluarlo, pero no es la prioridad”, agregó.

Respecto a incursionar en el mercado asegurador, “no está en nuestra lista de prioridades, pero no descartamos el mercado de seguros que es un generador de fees (comisiones) muy importante y es un negocio que requiere poco capital”, señaló Marino. “En Argentina y Chile tenemos alianzas para hacer comercialización (de seguros), pero si (en Uruguay) aparece un negocio que nos brinde el mercado, es un negocio complementario y demandado por nuestros clientes, pero no lo estamos buscando activamente”, añadió.

Al igual que en la región, la apuesta de Itaú en Uruguay es posicionarse cada vez más como un banco digital. “Tenemos que optimizar las sucursales que tenemos en Uruguay. Si el cliente está bien atendido, no necesitamos abrir más sucursales, podemos apalancar con canales digitales, que son más eficientes. Pero si hay demanda, no descartamos abrir un punto de atención. Pero por el momento creemos que estamos bien”, explicó Marino.
“Estamos muy satisfechos con nuestro tamaño”, señaló el ejecutivo de Itaú. “No es un objetivo ser el más grande, sí estar en el top 3”, dijo y descartó adquirir otro banco, ya que “saca foco del negocio principal y del cliente al final del día”. “Tenemos que crecer orgánicamente, hay mucho para hacer en el frente digital”, sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)