ÍNDICE

Confianza del consumidor volvió a zona de "moderado pesimismo"

Se publicó el informe de mayo de 2017 que presenta la evolución y análisis de los resultados sobre la Confianza del Consumidor en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Relevamiento del MEF investigó denuncia por diferencias de precios de importación y al consumidor.

La Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica con Equipos Consultores publicó el informe de mayo de 2017, presentando la evolución y análisis de los resultados sobre la Confianza del Consumidor en Uruguay y de "Otros indicadores de confianza económica".

El informe señala que "en un marco de elevada volatilidad, tras el repunte del mes de abril, en mayo el ICC se contrae 4,2 puntos (-8,2%), y la Confianza del Consumidor vuelve a ingresar a zona de ´moderado pesimismo´".

Además, se informa que "se contraen los tres subíndices que lo conforman, siendo el de Predisposición a la compra de bienes durables (el que mayor recuperación había registrado en abril), el que más se retrae en mayo".

El consumo privado en el primer trimestre del año creció e impulsó al PIB. En el marco de mayor volatilidad, será clave el dato de confianza de junio para ver si el consumo del segundo trimestre lograría sostener su dinamismo, añade el informe.

Entre los “otros indicadores de confianza económica”, los datos muestran que "la mayor variación en el mes la registra el índice de percepción de la "Capacidad de ahorro” de las familias, que en mayo se contrae 13,8 puntos.

Luego, la segunda mayor variación la registra el índice de "Expectativas de desempleo", que muestra mayor pesimismo.

También con signo hacia mayor pesimismo, pero básicamente moderando las importantes mejoras de abril, se deterioran las “Expectativas de inflación” y “de ingreso” de las familias. En sentido contrario, continúa fortaleciéndose la “Preferencia por moneda nacional” para depositar.

El informe concluye que "luego de que en mayo de 2016 se alcanzara el máximo histórico de las expectativas de desempleo, en mayo de 2017 se encuentra a un consumidor menos pesimista que hace un año atrás, pero aún en zona de “importante pesimismo”, y cuyo pesimismo se mostraría al alza. Entre las mujeres, los consumidores más jóvenes y de mayor edad, y del interior del país, es entre quienes más se deterioran estas expectativas. A más años de estudio, mayor pesimismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)