OTRO DATO COMPLICADO

Confianza de consumidores cae en zona más pesimista

Esperan menos ingresos y baja la predisposición a comprar.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró una caída de 2,8% en febrero, retomando una tendencia pesimista luego de una leve mejoría en enero, según la medición hecha por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica y Equipos Mori.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

De este modo, la confianza de los consumidores se ubicó en 44,9 puntos, descendiendo dentro de la zona de moderado optimismo y acercándose al atendible pesimismo, que está por debajo de los 40 puntos.

Un informe difundido ayer señala que el descenso del indicador se explica básicamente por una menor predisposición a la compra de bienes durables, categoría que experimentó una baja mensual de 8%. Este subíndice, que mide la voluntad de los consumidores para adquirir electrodomésticos, automóviles y casas, tuvo en febrero un valor 40,6% inferior al de un año atrás.

Otro de los subíndices que compone el ICC consulta respecto a la situación económica de los consumidores y registró una caída de 3,3% en la medición de febrero. Esta categoría se vio influenciada por un fuerte deterioro de la percepción de la situación actual en comparación a la de hace un año (bajó 8%), pero las expectativas para dentro de un año no empeoran.

Mientras que el indicador que mide la percepción sobre la situación económica del país aumentó 0,6% el mes pasado, aunque la perspectivas hacia dentro de doce meses descendió 3,1%. "El consumidor en febrero profundizó su pesimismo en relación a la economía personal, no así a la del país", resume el informe.

El dato de febrero confirma la tendencia del ICC durante el año pasado, cuando cerró con una caída acumulada de 12,9% y alcanzó su nivel más bajo en los últimos ocho años.

El ICC se construye en base a una muestra de 400 personas y seis preguntas con respuestas precodificadas.

Expectativas.

El estudio también consulta a los consumidores sobre otros indicadores de confianza. En este caso destaca la caída de 7,6% de las expectativas de ingresos familiar, que alcanzaron un mínimo histórico.

Este resultado va en línea con un incremento de 5% en la perspectiva sobre un mayor desempleo dentro de 12 meses. Este valor representa el indicador de confianza que más pesimismo recogió en la medición de febrero. Además, en el registro bimensual (enero y febrero) aumentó 32,1% en relación al mismo período de 2015.

El informe sostiene que este deterioro de las expectativas "podría impactar en los procesos de negociación salarial" a futuro, en un año donde deben negociar importantes sectores.

Otra categoría del estudio se denomina "Preferencia por la moneda nacional para depositar" y en febrero registró la mayor variación mensual entre todos los indicadores. El aumento fue de 8,5% y el informe indica que el comportamiento habitual del indicador refleja que a medida que el peso uruguayo se deprecia más consumidores migran su preferencia hacia la moneda estadounidense para hacer sus depósitos.

Según detalla el documento, para la medición de los otros indicadores de confianza se consulta a los encuestados sobre las expectativas futuras de inflación, desempleo, ingresos y capacidad de ahorro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º