caída de la actividad 

Construcción perdió la tercera parte de los puestos de trabajo

La construcción perdió la tercera parte de la mano de obra que emplea en poco más de tres años a raíz de una caída de la actividad y la gremial empresarial del sector prevé que la situación continúe de la misma manera durante los próximos meses.

El presidente de la Cámara de la Construcción, José Ignacio Otegui, indicó que en el segundo semestre de 2012 -cuando la construcción asistió a un pico de actividad- el sector tenía registrados 73.800 puestos de trabajo directos. En una publicación que edita la gremial añadió que a finales de 2015 se verificó que los trabajadores directos y formales eran 49.700. Eso evidenció una caída del 33% de la mano de obra en la construcción, con 24.100 trabajadores menos.

Otegui expresó que “si agregamos a los (trabajadores) indirectos se superan los 48.000 puestos de trabajo formales (perdidos) en los últimos tres años”.

El panorama futuro planteado por el presidente de la gremial fue bastante lúgubre. “Hemos transitado, y así continuará por los próximos meses, un escenario muy complicado. Se traduce en el envío de miles de trabajadores al seguro de desempleo, despidos masivos, ajustes en personal de obras, depósitos y oficinas, incluido personal técnico y gerencial”.

En ese escenario, sostuvo que no se podrá acordar un nuevo convenio colectivo con aumento del salario real en la próxima negociación en los Consejos de Salarios con el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca). También expresó que la desaceleración en los niveles de actividad, aunque más tenue, se mantendrá. Añadió que a la gremial le preocupa “profundamente la productividad sectorial, en particular la percepción generalizada que ha disminuido, tanto de los constructores como de nuestros clientes”.

Firmas extranjeras.

Otegui señaló que en la actualidad resulta complejo “intentar comprender cómo algunas empresas extranjeras dejan el tendal de cuentas sin pagar, agravando una situación ya de por sí muy compleja. No tienen patrimonio ni respaldo local, parece que han venido nuevamente con espejos o cuentas de colores”.

En ese sentido agregó que hay, al menos, tres o cuatro compañías extranjeras que han dejado cuentas impagas a decenas de firmas locales y por varias decenas de miles de dólares. Indicó que esas empresas uruguayas son “por lo menos una treintena de pequeñas y medianas que confiaron, fueron defraudadas y severamente dañadas”.

El empresario sostuvo que medianos constructores, subcontratistas y proveedores diversos “se encuentran en las listas de los concordatos los más afortunados, o a la intemperie los otros”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)