Futuro del sector

Construcción: prevén siga estancada el resto del año

Todos los indicadores del ILIC con evolución negativa en junio.

Actividad: no da señales de recuperación luego de caer 3 años. Foto: M. Bonjour
Foto: M. Bonjour

El Índice Líder de actividad de la Industria de la Construcción (ILIC) experimentó "un leve deterioro" en junio, según informó ayer el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (Ceeic).

En esta ocasión, todos los determinantes incidieron en forma negativa e implicaron un "leve" ajuste a la baja del futuro del sector, aunque "no modifican la señal de estancamiento de la construcción en 2018".

En el comunicado que divulgó el Ceeic, se detalló que "con excepción del índice de costos de la construcción y la inflación en dólares que evolucionaron en línea con lo previsto, los otros determinantes mostraron variaciones que incidieron de forma negativa en la evolución del ILIC".

Adicionalmente, las expectativas empresariales evolucionaron en forma desfavorable y fueron revisadas "levemente a la baja".

En igual sentido, las señales regionales recogidas a través del ISAC (indicador del nivel de actividad en la industria de la construcción argentina) evolucionaron por debajo de lo esperado, un movimiento que incide de manera negativa en el indicador.

El Ceeic sostuvo que la incertidumbre sobre la economía argentina tendrá impacto en la actividad local, a lo que se suma que "las señales internacionales también afectaron al indicador a la baja al confirmarse la caída esperada de la inflación en dólares".

Pese a "estos cambios mar- ginales" en la medición bimensual que se realiza, se aclaró que "no se altera el diagnóstico previo, según el cual la actividad de la construcción registraría variaciones próximas a 0 en 2018, manteniéndose estancada".

Además, el Ceeic señaló que el componente de tendencia ciclo del Producto Bruto (PB) de la construcción —que depura la serie de componentes estacionales y eventos puntuales— mostró en el último trimestre una señal positiva al acercarse a 0. Hay que tener en cuenta que en los últimos tres años cerrados a 2017 (es decir 12 trimestres), la actividad de la construcción solo creció en un trimestre que fue el último de 2016 y mínimamente (0,4%).

Es que el 2014 fue el último año que el sector creció un 0,7%; para luego caer 6,1% en 2015; 2,6% en 2016 y 6% el año pasado.

El presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, dijo hace unas semanas que el sector no generará más empleo en 2018, aunque sí podría estabilizarse y lograr algo de crecimiento en 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)