La importación de carne bovina creció 140,8% en 2014

Consumo de carne cayó por primera vez desde 2007

El consumo de todas las carnes en Uruguay cayó 2,6% en 2014 respecto a 2013, algo que no ocurría desde 2007 cuando se redujo 3,8%, según se desprende de los datos presentados por la Dirección de Contralor del Mercado Interno, Área Investigación y Desarrollo del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo.

Aún así, la ingesta de carnes se mantuvo en niveles elevados de 98,6 kilos por habitante al año. Habían sido 101,2 kilos per cápita en 2013 y 98 kilos por persona en 2012. Con esas cifras, Uruguay registra uno de los consumos cárnicos más altos del mundo.

Se redujo el consumo de todos los tipos de carne. La carne bovina bajó por cuarto año consecutivo, esta vez 1,3% para quedar en 58,6 kilos por habitante al año. El máximo alcanzado fue en 2010 con 61,2 kilos per cápita en el año.

Por su parte, la carne aviar cortó tres años seguidos de crecimiento en su consumo al caer 2,9% frente a 2013. El año pasado, cada uruguayo consumió 20,1 kilos de pollo, tras el máximo de 20,7 kilos en 2013.

En la carne porcina, se cortó una racha de cuatro años seguidos de aumentos del consumo.

En 2014, los uruguayos comieron 5,9% menos kilos de carne porcina, con 15,8 kilos per cápita en el año tras el récord de 16,8 kilos en 2013.

De cualquier manera, el consumo de carne porcina se duplicó desde 2009 a la fecha.

Por último, el consumo de carne ovina cayó 4,6% hasta 4,1 kilos por habitante al año. La ingesta de este tipo de carne no tiene una tendencia clara, ya que subió en 2013, había bajado en 2012, 2011 y 2010 y había aumentado en 2009. El máximo que registra el INAC se dio en 2006 y 2007 con 6,2 kilos.

Importación.

En 2014 la importación de carne bovina congelada y enfriada aumentó 140,8% frente a 2013. El año pasado se compraron al exterior 2.037.885 kilos de carne vacuna, el máximo desde 2007 (cuando habían sido 2.618.443 kilos). De todas maneras, su participación es menor ya que el total faenado con destino al abasto fueron 157.593.671 kilos peso canal.

Consistentemente con el aumento del poder de compra de los salarios, la participación de la carne sin hueso (los cortes más caros) en el consumo total viene en aumento año a año y en 2014 prácticamente duplicó la participación que tenía en 2005.

El año pasado, el 31,9% de la carne vacuna consumida fue sin hueso y el 68,1% con hueso. En 2009 esa relación era de 24,2% con hueso y 75,8% sin hueso, mientras que en 2005 apenas 17% de la carne vacuna que consumían los uruguayos era sin hueso y el 83% con hueso.

En 2014, el 51,5% de la carne vacuna se compró en supermercados y el 48,5% en carnicerías tradiciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)