MENSAJE

Contadores alertaron por carta a la ministra Arbeleche de “excesiva” lentitud en bancos

Entienden que esta situación repercute de forma negativa en las empresas que dependen del rápido accionar de los bancos.

Azucena Arbeleche, ministra de Economía. Foto: Gerardo Pérez
El CCEAU trasladó reclamos a la ministra de Economía. Foto: Gerardo Pérez.

El Colegio de Contadores, Economistas y Administradores del Uruguay (Cceau) alertó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) por la “excesiva” lentitud con la que está funcionando el sistema bancario tanto público como privado, lo que entienden que repercute negativamente en las empresas que dependen del rápido accionar de los bancos en este momento de crisis sanitaria, económica y social.

En la carta que el Cceau le envió a la ministra de Economía, Azucena Arbeleche -a la que accedió El País-, la institución afirma que “un primer foco de preocupación es la excesiva lentitud” de los bancos para instrumentar las medidas de apoyo a empresas que ya fueron creadas, anunciadas y promovidas por el Gobierno.

Es por esto que desde el Cceau exhortaron a que el sistema bancario comience a operar con “la misma urgencia y dedicación con que se atienden los casos (de coronavirus) en el sistema de salud para que no se saturen los Centros de Tratamiento Intensivos (CTI)”.

Esto, permitiría una “mayor liquidez por la liberación de encajes” de los bancos que se trasladarían a las empresas “para sortear el ahogo actual y evitar la destrucción de capital y sus negativas consecuencias sobre la futura reactivación”, señaló el colegio.

Es que según indicó la organización en la carta dirigida al MEF, el Cceau recibe “a diario” quejas y consultas de clientes que al acudir a sucursales bancarias “no se les da ninguna solución”, ya sea porque “se les plantean requisitos imposibles” o por los tiempos de espera “totalmente inapropiados para la urgencia de sus necesidades”.

En este sentido, desde el colegio advirtieron al MEF que de no removerse dichas “trabas burocráticas para que las empresas logren acceder al crédito” y recomponerse, “seguramente” habrá “otro peligroso contagio con graves consecuencias en la cadena de pagos”.

Por otro lado, la institución manifestó su preocupación por las empresas de menor tamaño, las que entienden que son el “eslabón más débil de toda la cadena empresarial”.

Si bien destacó las “medidas de alivio” adoptadas por el gobierno para los monotributistas y contribuyentes del literal E, la sugerencia del Cceau se centró en considerar “necesario instrumentar alguna medida fiscal específica” que logre atender a las empresas que pagan los anticipos mínimos del Impuesto a las Rentas de las Actividades Empresariales (IRAE).

Para argumentar dicha solicitud, el Cceau explicó que “en las empresas que anticipan IRAE en base a coeficientes, si sus ventas bajan, también bajan sus anticipos, pero en las que pagan el anticipo mínimo esa adecuación no se da y deben seguir pagando un anticipo de igual monto, aun cuando estén cerradas o vendan un 25% por la emergencia”. Esto llevaría a que al cierre del ejercicio de este año paguen “el mismo IRAE que hubieran abonado si el coronavirus no hubiera existido”.

En concreto, el Cceau propuso a Arbeleche que quienes hayan reducido al 100% sus operaciones, “puedan optar por comunicar su suspensión de actividades y dejar de realizar sus anticipos mínimos de IRAE“ hasta que retomen sus actividades. Para las restantes empresas, propusieron que los anticipos mínimos de dicho impuesto puedan reducirse al 50%, “mientras dure la actual emergencia sanitaria”.

Por último, los profesionales manifestaron que ya sea por el teletrabajo o porque algunas empresas están cerradas, tienen “dificultades” para acceder a la información de las empresas y poder cumplir “en tiempo y forma” con sus obligaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados