COMPETENCIA A LARGO PLAZO

La Copa América de la rentabilidad de pensiones

Sistema uruguayo dio más beneficios a 10 años, pero va perdiendo fuerza.

Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

Hace ya ocho años que el capitán de la selección Diego Lugano levantó la Copa América en el Monumental tras derrotar en la final a Paraguay, y este 2019 está la expectativa de volver a repetir el logro. También podría levantar el trofeo el sistema uruguayo de ahorro previsional -la parte de capitalización individual a través de las AFAP-, que en el acumulado a 10 años muestra la mayor rentabilidad nominal y real de la región.

Siguiendo con la analogía, al igual que el “Maestro” Tabárez los responsables del régimen de pensiones debieran estar preocupados por ratificar hoy ese resultado, porque en la medición a cinco y tres años pierde fuerza respecto a otros países.

Esta visión surge de los datos comparativos a junio de 2018 sobre rentabilidad bruta anualizada que divulgó la Asociación Internacional de Organismos de Supervisión de Fondos de Pensiones (AIOS) -que integra el Banco Central del Uruguay (BCU), como regulador del mercado de AFAP -.

En cada país los fondos de pensiones tienen un diseño distinto y una particularidad es que Uruguay es el único que mide la rentabilidad en base a la evolución salarial -la Unidad Reajustable (UR), que fija el ajuste de pasividades- y no al índice de precios. Por eso, para la comparación se debió ajustar la rentabilidad del sistema local a la inflación, algo que reclaman las AFAP como método oficial de medición.

Tomando esas consideraciones, la rentabilidad anualizada real de 5,2% del sistema de pensiones uruguayo en la última década lo deja por encima del resto: Costa Rica mostró un beneficio de 5,1%; Panamá de 4,9%; México de 4,5%; Chile de 3,6% (el fondo de riesgo moderado) y El Salvador de 2,7%.

En los últimos cinco años, la rentabilidad del sistema local es de 3,5% y ya deja de ser el que da más beneficios -lo supera Costa Rica con 6%; Chile con 4,5% y Panamá con 4,4%-.

Tomando un período de tres años, la rentabilidad real sube a 5,6% lo que deja a Uruguay por encima de varias naciones, pero el que da mayores beneficios para los afiliados es el sistema de Costa Rica con 6,3%.

El gerente de Inversiones de Unión Capital AFAP, Ignacio Azpiroz, dijo a El País que “una conjunción de factores” explican los buenos números en la última década.

Algunos son haber reaccionado financieramente de forma correcta a las crisis de mercados que hubo, o aprovechar el desplazamiento de capitales hacia países emergentes, un fenómeno que alineado al buen manejo de deuda que hizo Uruguay permitió a los inversores favorecerse del impacto positivo en las valuaciones de los instrumentos del gobierno.

Igualmente, Azpiroz reconoció que las rentabilidades más altas “se lograron al principio” del régimen -instaurado por ley en 1996- y en los últimos años “han bajado un poco”. Explicó que esa evolución ocurre porque hoy “hay un fenómeno de tasas (de interés) bajas, que desafían los retornos” que logran los inversores, lo que lleva a las AFAP a pedir más posibilidades para invertir el dinero de los afiliados.

Ramón Ruíz: “las afap no van a cumplir lo prometido”

Para el director del Banco de Previsión Social (BPS) en representación de los trabajadores, Ramón Ruíz, más allá de “algún período coyuntural” con buenos números, “lo que prometieron (las AFAP en materia de rentabilidad del ahorro previsional) cuando comenzó el sistema no se va a cumplir, porque ya ha ocurrido lo mismo en otros países”. Agregó que “no es posible sostener un sistema con altas rentabilidades en el largo plazo”, y analizó que “el beneficio tiende a ser parecido al comportamiento del PIB” nacional si se toman períodos extensos. Respecto al pedido de las AFAP de más libertad para invertir, Ruíz dijo que significa “trasladar más riesgo” a los afiliados, porque si “algo sale mal las empresas no pierden, porque antes ya cobraron la comisión” por la administración del dinero.

En ese sentido, El País dio cuenta hace unos días que el BCU está en un proceso de “revisión de la estructura de límites vigente aplicable al Fondo de Ahorro Previsional (límite por emisión, por fiduciario, por sector de actividad)”, que incluye analizar “la viabilidad de incluir inversiones con calificación menor al grado inversor”.

República volvió a bajar comisión y dio ganancias

La AFAP estatal República -propiedad del Banco de Seguros del Estado (BSE), el Banco de Previsión Social (BPS) y el Banco República- cerró el balance 2018 con ganancias y en línea con lo proyectado para este año decidió aplicar desde enero una nueva rebaja en la comisión que cobra a sus afiliados por la administración del dinero ahorrado. El presidente de República AFAP, Luis Costa, destacó en diálogo con El País que se trató de la decimosexta vez que se reduce la comisión desde 2006.

El directorio del BPS aprobó hace unos días el balance de República y reconoció “el trabajo de la empresa”, pero apuntó “algunas preocupaciones” para llevar “a la asamblea de accionistas” de la AFAP estatal. “Se destacaron nuevamente las altas ganancias de las AFAP como empresas, que en el caso de República fue de 20% sobre el patrimonio. En este sentido se volvió a manifestar que estas ganancias muestran que aún existe espacio para la rebaja de las comisiones de administración que cobran las AFAP a los trabajadores, reconociendo la política que al respecto se viene desarrollando”, se informó en las actas de la reunión del directorio que difundió el BPS.

Según Costa, esto es un mensaje de un accionista respaldando lo hecho en materia de comisiones y planteando que se mantenga el mismo criterio a futuro. También aclaró que la ganancia sobre patrimonio reportada incluye “una reserva especial invertida igual que los fondos (que administra) para dar garantías a los afiliados”. Si se descuenta ese porcentaje, las ganancias de 2018 se ubicarían en torno al 14% sobre el patrimonio, superando la meta impuesta por los accionistas del 12%.

La denominada ley de “cincuentones” aprobada a fines de 2017 incorporó una disposición que determina que ninguna AFAP podrá tener una comisión mayor en 50% a la más baja del mercado, que es República. Igualmente dio un plazo de dos años para adaptarse a las AFAP y Costa señaló que no tuvieron en cuenta que son la referencia a la hora de decidir una reducción de la comisión. “El margen de 50% entendemos que es más que suficiente para que actúen” las otras AFAP, añadió e informó que hoy las comisiones del resto están alrededor de 60% por encima de República.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)