Régimen tributario lleva a argentinos y brasileños a pedirla

Crecen solicitudes de residencias fiscales en Uruguay

A un promedio de 100 por semana, se aprobaban residencias en la Cancillería uruguaya a mediados del año. La ley Nº 19.254 permite a cónyuges, concubinos, padres, hermanos y nietos de uruguayos y a los nacionales de los estados parte y asociados del Mercosur obtener la residencia en Uruguay.

Desde el 13 de octubre de 2014 (fecha en que empezó a regir la ley) y hasta el mes de mayo, se habían aprobado 2.908 solicitudes de residencia.

Pero, muchos no se quedan con la residencia en Uruguay, sino que dan un paso más y buscan obtener la "residencia fiscal".

"Se reafirma una tendencia que se estaba dando hace un par de años ya, que es que se incrementan las solicitudes de residencias de extranjeros en Uruguay, sobre todo de argentinos y brasileños. En los últimos tiempos, hay un complemento que es la residencia fiscal y principalmente los argentinos y brasileños están solicitando este segundo paso", dijo a El País el socio del estudio Posadas, Posadas & Vecino, Raúl Vairo.

Señaló que su estudio recibe "muchísimas consultas" para obtener la residencia fiscal en Uruguay.

"La residencia legal no ofrece mayor dificultad" mientras que para obtener la residencia fiscal "hay que cumplir alguno de los tres criterios establecidos", indicó Vairo. Ellos son: la permanencia (aquel que permanezca al menos 183 días al año en Uruguay es residente fiscal), radicar los intereses económicos (por ejemplo que en Uruguay sea donde se genere más renta) o radicar los intereses familiares (que la persona venga a vivir con su esposa e hijos por ejemplo).

"De todas las consultas, no son tantos los que están dispuestos a cumplir con esos criterios", puntualizó Vairo.

A su juicio, "ante la inestabilidad política y económica que muchas veces trae aparejada el aumento de impuestos o cambios en la base impositiva", lleva a optar a argentinos y brasileños por establecer su residencia fiscal en Uruguay.

"En Brasil es notorio (por la crisis política que atraviesa actualmente el gobierno) y en Argentina también, unido a problemas de seguridad", agregó.

En ese sentido, para Vairo "Uruguay tiene un valor muy grande por cercanía" y además "tiene un régimen tributario para personas físicas muy conveniente y ventajoso respecto a Argentina y Brasil".

El Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) grava con 12% a las que se generan en el exterior, "pero además tienen exonerada para extranjeros (que vivan en el país) por cinco años", puntualizó.

El perfil de estos nuevos residentes fiscales es de "personas de más de 50 años, o matrimonios con hijos (principalmente argentinos) y de poder adquisitivo medio-alto y alto", explicó Vairo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)