TEMA DE ANÁLISIS

Por qué el crecimiento de la economía está muy vinculado al financiamiento externo

Al cierre del primer trimestre el pasivo de Uruguay era US$ 80.936 millones; y la Inversión de Posición Internacional (PII) es negativa.

Valija con dólares. Foto: Pixabay
Expansión económica ligada al financiamiento externo. Foto: Pixabay

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El tamaño de nuestra economía lleva a que el proceso de inversión esté asociado a los movimientos financieros con el resto del mundo. La capacidad de ahorro doméstico no es suficiente para enfrentar el tamaño de las inversiones que se necesitan y por otro lado hay atractivo para que los extranjeros inviertan en los diversos activos financieros de nuestro país.

Obviamente que nosotros también invertimos fuera de fronteras y nuestra riqueza en parte está en el exterior, pero la posición predominante que tiene nuestro país es deudora.

Las estadísticas de balanza de pagos permiten construir una fotografía al cierre de cada trimestre que se denomina Posición de Inversión Internacional (PII) y es la resta del activo que un país tiene con el resto del mundo menos el pasivo. Por lo tanto, si el signo es negativo quiere decir que hay más deudas con no residentes que las que ellos tienen con nosotros.

Al cierre del primer trimestre del 2019 el pasivo de Uruguay con el resto del mundo era de US$ 80.936 millones, superando al activo que sumaba US$ 65.245 millones. Por lo tanto, la PII actual tiene signo negativo y se ubica en -15.691 millones de dólares.

La evolución del pasivo tiene mucho que ver con la inversión privada, el sistema financiero y el déficit fiscal de nuestro país. Para comprender estos vínculos con el funcionamiento de la economía es bueno observar las principales categorías que forman este pasivo y su evolución en los últimos siete años.

El principal componente del pasivo que tenemos con el resto del mundo en la actualidad es la inversión directa, que en la actualidad se estima en US$ 50.291 millones. Básicamente se compone por activos financieros de empresas uruguayas que son adquiridos por extranjeros en condiciones tales que logran tener el control o un grado significativo de influencia sobre su gestión.

Entre los casos que ilustran este componente se encuentra la construcción desde cero de una empresa como puede ser una planta de celulosa y realizando todo el proceso de inversión en forma directa. Otro ejemplo es la compra de una empresa en funcionamiento cuya propiedad era de residentes, como puede ser un frigorífico o una empresa agropecuaria.

En el primer caso es muy claro, pero incluso en este último esa compra generalmente viene de la mano de nuevas inversiones, por lo que la vinculación entre esta variable y el crecimiento potencial de la economía es muy estrecha.

El otro tipo de inversión en activos financieros relevante es la que se denomina inversión de cartera. Se trata de los títulos de deuda o participaciones en el capital que no otorgan el control de la gestión requerido para ser inversión directa. El nombre proviene del destino principal de este tipo de inversión que es formar una cartera o portafolio de capitales financieros sin preocupación por la gestión directa de los activos.

La foto a marzo de 2019 indicaba US$ 16.388 millones en esta categoría. En este caso el principal actor es el sector público con su abultada deuda externa.

Por su composición, esta categoría se ve más asociada al déficit del sector público. En los casos en que ese déficit es provocado por inversiones en infraestructura se puede encontrar un vínculo entre la inversión extranjera y el futuro crecimiento de la economía. Cuando es para pagar excesos de gastos corrientes el vínculo con el crecimiento se pierde.

El resto del pasivo puede ser una categoría menor (Derivados) o el residual que se denomina Otra Inversión y que el último registro la ubica en US$ 14.257 millones. Como se observa la cifra no es menor y entre los componentes importantes se encuentran los préstamos y los créditos comerciales. No otorgan control sobre la gestión de la empresa y en principio su renta tampoco depende del resultado que esté teniendo la empresa, por eso tienen características de instrumentos de renta fija.

También están en esta categoría los depósitos de no residentes en los bancos que operan en nuestro país. Este pasivo genera a través del proceso de intermediación financiera créditos mayoritariamente con residentes cuyo destino, depende el que sea, tendrá algún tipo de impacto sobre la marcha de la economía. Obviamente que en este proceso tampoco se llega al control de la gestión de la empresa.

En los últimos siete años en los que el Banco Central está presentando la información con esta metodología, se ve que la inversión directa tuvo un fuerte crecimiento a un ritmo promedio de US$ 2.000 millones anuales.

No es pareja todos los años y hay momentos con variaciones muy intensas y otros más bajos. En los próximos años, la nueva planta de celulosa de la finlandesa UPM puede provocar un salto en esta categoría.

Un aspecto bueno de la inversión directa es que es más estable que otro tipo de inversiones como la de cartera y los préstamos.

Cuando la inversión en el país tiene como contrapartida préstamos de bancos, organismos multilaterales o la colocación de deuda pública, hay mayores chances de que se produzcan salidas abruptas. Un ejemplo claro fue la crisis de la década del 80, donde el pago de los intereses de la deuda externa exigía un esfuerzo en un momento de crisis particular.

Cuando la inversión es directa, solo se debe pagar renta al exterior si la empresa tiene utilidades y eso a priori suena como mucho menos desestabilizante del funcionamiento de la economía. Igual son cifras muy abultadas y en un proceso de acumulación que lleva a pensar que en el futuro vamos a observar una salida considerable en cuenta corriente.

En el último año los pagos al exterior por la renta primaria de la inversión directa superaron los US$ 4.300 millones, que no es una cifra menor, pero de ese número más de la tercera parte no se fue del país sino que se reinvirtió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)