ASTORI Y LOS MOTORES

Crecimiento económico en lo previsto por parada de Ancap

Mantenimiento de la refinería (quedó sin actividad) incidió en 2° trimestre.

Acuerdo supone que BCU vende a Ancap US$ 20 millones por mes a precio fijado: Foto. F. Flores
"Transporte, almacenamiento y comunicaciones" tuvo un alza de 9,4%. Foto: Pixabay

En el segundo trimestre del año la economía uruguaya creció frente al mismo período de 2016. En cambio, frente a enero-marzo de 2017 mostró una retracción. De todas formas, esta caída en términos desestacionalizados no tomó por sorpresa a los analistas consultados por El País, quienes en su mayoría prevén que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca entre 3% y 4% este año.

El Informe de Cuentas Nacionales divulgado ayer por el Banco Central (BCU) mostró que la actividad se expandió 2,8% entre abril y junio respecto a igual trimestre del año pasado. Frente a enero-marzo, en tanto, el PIB se contrajo 0,8%.

Desde filas del gobierno, el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que el crecimiento de 2,8% "seguramente haga revisar al alza" la previsión de su cartera de 2% para este año contenida en la Rendición de Cuentas (ver nota aparte).

El crecimiento interanual del segundo trimestre del año fue fruto de una mayor actividad en la mayoría de los sectores. El BCU resalta las incidencias positivas de "Transporte, almacenamiento y comunicaciones" (incremento de 9,4%) y "Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles" (aumento de 7,2%).

Este último sector tuvo "desempeños positivos tanto de la actividad comercial como de los servicios de restaurantes y hoteles", precisa el informe, y añade que "el aumento en la producción de servicios comerciales se observó especialmente debido a la mayor comercialización de productos importados".

A contrapelo de lo que sucedió con la mayor parte de los sectores, "Industrias manufactureras" y "Construcción" tuvieron un peor desempeño al que habían mostrado en el mismo trimestre de 2016. La industria cayó 6,4% en términos interanuales, lo que se explica fundamentalmente por la parada técnica que desde febrero atraviesa la refinería de La Teja de la petrolera Ancap. De hecho, si no se considera la refinería de petróleo, la actividad industrial aumentó 1% en el trimestre. Esto es producto sobre todo del "crecimiento registrado en las industrias orientadas al mercado externo".

La construcción tuvo una caída interanual de 5,5%, por una menor actividad tanto en la construcción de edificios como en las obras de infraestructura asociadas a la generación de energía eléctrica. Esto descensos no fueron "compensados" por los incrementos en las obras de vialidad y puertos.

Sin sorpresas

La comparación interanual no trajo "mayores sorpresas", dijo la senior manager de Servicios Económicos de PwC, Mercedes Comas. "Desde la perspectiva de los sectores el PIB sigue siendo impulsado por la actividad comercial, las actividades vinculadas al turismo, las comunicaciones y el sector agropecuario", agregó.

Desde la demanda "la actividad vuelve a ser impulsada por el consumo del sector privado y las exportaciones de bienes y servicios, y un escenario donde vuelve a caer la inversión privada luego del aumento que presentó en los primeros tres meses del año", expresó.

El socio en el Departamento de Consultoría de Deloitte, Pablo Rosselli, coincidió en que el informe del BCU no contiene elementos demasiado inesperados. Deloitte preveía una caída desestacionalizada del orden del 0,6% y una variación interanual de 2,9%.

Dado el efecto que tuvo la parada de la refinería de La Teja en el trimestre —que el BCU calculó en cerca de 1 punto— el aumento de 2,8% entre abril y junio "equivale a un crecimiento del orden del 4% interanual", dijo Rosselli. El dato de ayer también "consolida la expansión" del consumo privado, fenómeno que se da de la mano de la suba del salario real (4,27% en los 12 meses a julio).

La cifra del trimestre tampoco hizo "ruido" en CPA Ferrere, donde habían proyectado un crecimiento interanual de 2,6%. "Es un muy buen dato", sintetizó el supervisor del Departamento de Economía de la firma, Santiago Rego, quien agregó que de todas maneras es un crecimiento "asimétrico" y que no se refleja en todas los sectores.

A su vez, Rego planteó una diferencia metodológica con el BCU —también señalada por otros economistas— en relación a cómo se calcula el desestacionalizado. Entre otros, no se tiene en cuenta el "efecto Pascua" que, al caer este año Semana Santa en abril, hace que el segundo trimestre de 2016 tenga una semana más de trabajo que el mismo período de 2017.

La tendencia ciclo de CPA Ferrere da cuenta, en cambio, de una expansión de 0,9% frente al trimestre previo anterior. "Sigue creciendo", dijo Rego.

El socio de Vixion Consultores, Aldo Lema, comentó a su turno que "la moderación interanual y la contracción trimestral eran esperables por el efecto significativo de la paralización de la refinería de Ancap". Añadió que "no hubo sorpresas, con la excepción de la contracción de la construcción, que fue superior a la esperable".

Lo que esperan

Con un ojo puesto en un mercado laboral que no termina de levantar cabeza y el otro en la pérdida de competitividad que afecta a varios sectores, en PwC son "cautos" sobre las proyecciones para el segundo semestre, dijo Comas. Es por esto que la consultora mantiene su pronóstico de crecimiento en 2,3% para 2017.

Lema, por su parte, apuntó que "pese a la incidencia negativa de la refinería" la estimación que manejan sigue marcando un incremento del producto de entre 3% y 4% este año.

Cabe aclarar que la refinería aún no volvió a ser puesta en marcha.

Deloitte, en tanto, espera que la expansión llegue a 3,4%, al tiempo que en CPA Ferrere la ubican en 3,1%. Este número podría sufrir una corrección al alza, dijo Rego, no por el dato fresco del segundo trimestre, sino por un escenario macro-económico "más benevolente" que el previsto.

Para la economista del IEEM de la Universidad de Montevideo Agustina Trapp, el dato del trimestre sí fue "inesperado", lo que gatilló una revisión de su proyección para 2017, que pasó del entorno del 3,5% a una cifra más cercana al 3%. "Es importante tener presente que solamente por arrastre estadístico el piso para el crecimiento de este año es cercano al 2,5%", dijo.

astori

Dato "bueno" y el crecimiento será mayor al 2% 

El ministro de Economía, Danilo Astori, evaluó como "buen número" el incremento de la actividad en el segundo trimestre del año y analizó que "confirma que Uruguay está retomando niveles de crecimiento más altos". En 2015 el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 1% y en 2016, 1,5%. Los datos del segundo trimestre dan "indicios positivos" en ese sentido, "sobre todo teniendo en cuenta que la refinería (de Ancap) estuvo parada durante todo el segundo trimestre", dijo Astori a El País. "El pequeño descenso desestacionalizado (de -0,8%) es por la refinería", agregó.

El gobierno en la Rendición de Cuentas que envió a mitad de año al Parlamento incluyó una proyección de crecimiento del PIB de 2% este año, aunque los analistas estiman que la actividad aumentará por encima de 3%. Astori expresó con este dato trimestral "seguramente tengamos que corregir al alza" la estimación de 2%, aunque con cautela indicó que "después de los datos del tercer trimestre vamos a poder adelantar algo" de cuáles serán esas cifras.

Respecto a si el crecimiento del consumo por encima del PIB puede traducirse en presiones al alza de los precios por el lado de la demanda, Astori lo descartó. "La inflación viene muy bien, vamos a seguir en torno al rango meta (de entre 3% y 7%) y en el eje del 5%", afirmó. La inflación subyacente (que excluye los componentes más volátiles del Índice de Precios del Consumo) "iguala a la observada", destacó el ministro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)