COMPORTAMIENTO FINANCIERO

Crédito al consumo frenó recuperación en abril-junio

Monitor de Pronto! indica que personas “expresan prudencia”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La mayor parte del dinero se destina a las necesidades básicas. Foto: Archivo El País

El mercado local de créditos al consumo puso un freno en el periodo abril-junio a la tendencia de recuperación que se había observado en el trimestre enero-marzo, de acuerdo al Monitor del Mercado de Crédito al Consumo que realiza la firma Pronto!.

De acuerdo al informe de la empresa, esto "muestra que el crecimiento de la economía no se está reflejando en la situación de los consumidores".

Agrega que "la oferta tiene ciertas restricciones por el cuidado de las empresas del sector ante un incremento de la morosidad, mientras que la demanda no empuja el mercado al alza, ya que las personas expresan prudencia a la hora de decidir compras y financiamiento".

Sobre el incremento de la mora, indica que las explicaciones de los tomadores de crédito para incumplir sus obligaciones pasan, más que nada, por la pérdida del trabajo, la complejidad para conseguir un nuevo puesto, o una caída en la cantidad de horas trabajadas.

"El sector había tenido durante 2016 un freno de su crecimiento, pero el primer trimestre de 2017 había insinuado una recuperación más fuerte, lo que no tuvo continuidad en el segundo trimestre", sostiene el informe.

Para el cierre de marzo —último mes para el que se tienen los datos procesados— el stock de crédito al consumo de todo el sistema financiero rondó los US$ 4.361 millones, según las estimaciones de Pronto!. De esta manera, el crecimiento del crédito al consumo llegó a 6% semestral a marzo (medido en pesos corrientes).

En tanto, en el segundo trimestre del año el porcentaje de personas con alguna clase de endeudamiento llegó a 81%, dos puntos por encima del mismo periodo de 2016.

Por otra parte, 20% de los contemplados en el monitoreo mostró una propensión a contraer créditos a futuro, un alza de tres puntos frente al trimestre anterior pero en el mismo nivel que un año atrás. Aquellos que indicaron que pensaban tomar un crédito en el futuro cercano, señalaron que el principal destino del dinero sería realizar refacciones en el hogar (26,3% de los consultados). Le siguieron en importancia "pagar otras cuentas" (11,8% de las respuestas), mientras que "pago de otros préstamos o tarjetas", "compra o arreglo de vehículo" y "compra de materiales para el trabajo" tuvieron cada uno 10,5%.

Ante la consulta de por qué no planean contraer un nuevo préstamo en los próximos meses, la respuesta más extendida fue "no lo necesita" (con 36,9%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)