Sistema Financiero

Crédito a empresas y familias estancado

El endeudamiento de las personas en “niveles bajos”.

Góndolas: la comuna empezará a fiscalizar a partir de septiembre .Foto: F. Ponzetto
Consumo. La morosidad de los préstamos al consumo bancarios bajó marginalmente al 4,6% . Foto: Fernando Ponzetto.

El crédito bancario estuvo virtualmente estancado en el primer trimestre del año, con una morosidad prácticamente estable. Mientras, el endeudamiento de las familias está en niveles bajos, según el Reporte del Sistema Financiero del Banco Central (BCU) correspondiente al primer trimestre del año.

Los préstamos bancarios son en moneda nacional y dólares, por lo que para ver la evolución total hay que dejar de lado los efectos cambiarios, entre otros.

Al corregir los préstamos "por los efectos del castigo de crédito, la indexación de los créditos en Unidad Indexada y el efecto del tipo de cambio, la variación total del crédito (suma de ambas monedas) al sector no financiero privado (empresas y familias)", la evolución "es levemente positiva (+0,6%) en el año móvil cerrado a marzo 2018 y resulta levemente negativa al considerar solo el primer trimestre de 2018 (-0,5%)", señaló el informe del BCU.

"La morosidad general del crédito se situó en 3,8% al finalizar el primer trimestre del año, con la morosidad del crédito al consumo descendiendo marginalmente hasta 4,6% mientras que la morosidad a empresas presentó una trayectoria oscilante en el entorno del 4% en los últimos meses", explicó el BCU.

Por su parte, "el endeudamiento de las familias con el sistema bancario y las empresas administradoras de créditos se mantiene estable en niveles bajos (representa un 26% del ingreso anual promedio)", afirmó el reporte.

En el caso de las empresas, la relación entre el endeudamiento respecto a lo que producen es solo complicada en aquellas del sector agropecuario. En efecto, según los datos del BCU al cierre de marzo, las empresas agropecuarias tenían un endeudamiento que representaba el 80% de su producción.

En cambio, las de los sectores industria y comercio (los dos que le siguen) estaban levemente por debajo del 30% de su producción respectivamente.

En los casos de empresas de la construcción y los servicios, el endeudamiento estaba por debajo del 10% de lo que producen.

En cuanto a la dolarización de los préstamos, el 50% estaba en moneda nacional y el otro 50% en dólares.

Al mirar por sectores, la dolarización es bien diferente. En las familias es apenas del 4%, en servicios llega al 64%, en construcción al 76% y en el comercio al 77%. Por su parte, la dolarización del crédito a la industria es del 90% y en el agro del 99%.

Eso no necesariamente indica que tengan un problema de descalce de moneda (tienen ingresos en una pero deben en otra) ya que los últimos sectores, al ser exportadores, tienen gran parte de sus ingresos en dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º