PRÉSTAMOS

Créditos del BID sumaron US$ 424 millones en 2016

Fondos para el sector público, privado y no reembolsables.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) brindó financiamiento a Uruguay por US$ 424 millones en 2016 en el marco de sus programas de cooperación. Los proyectos apoyados tanto en el sector público como en el privado a través de préstamos y fondos no reembolsables, van desde parques eólicos y solares, hasta dinero para el fortalecimiento del Sistema Nacional de Cuidados.

Ayer en una conferencia donde se presentaron estos números, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que hay coincidencias con el organismo multilateral sobre los campos de desarrollo a los que apostar: productividad, competitividad y transformación de la gestión del Estado. Agregó que se "aprovechan los recursos para obtener los mejores resultados posibles" a nivel de gobierno.

El financiamiento al sector público sumó US$ 328,6 millones este año. El representante del BID en Uruguay, Juan José Taccone, destacó los programas para el mejoramiento de caminos rurales productivos y de fortalecimiento de la gestión fiscal y de servicios subnacionales, ambos apoyados con US$ 75 millones.

A estos proyectos se sumaron US$ 60 millones para el saneamiento urbano de Montevideo, US$ 50 millones para el Sistema Nacional de Cuidados e igual cantidad para la enseñanza media y la formación en educación. Otros programas fueron apoyados con montos entre US$ 7,6 millones y US$ 5 millones.

En el caso del sector privado los fondos del BID totalizaron US$ 91,9 millones repartidos entre tres emprendimientos: dos parques de energía solar y uno de eólica que suman 80 megavatios de potencia. "El sector privado para sentirse atraído y estimulado necesita entre otras cosas respaldo financiero y el BID ha contribuido", señaló Astori.

Además, el organismo multilateral dio asistencia técnica no reembolsable a varios proyectos estatales como la mejora del mapa catastral; el fortalecimiento de la Secretaría Nacional de Ambiente, Agua y Cambio Climático; el programa de monitoreo y evaluación de las empresas públicas; y la recuperación del ex frigorífico Fray Bentos (Anglo), entre otros. Estos fondos sumaron US$ 4,1 millones.

El ministro de Economía destacó que "de común acuerdo" se logró incorporar este año "nuevos productos financieros a la estrategia de cooperación" con el BID, al disponer de préstamos de libre disponibilidad con desembolso diferido y los préstamos por resultados.

Al respecto, ayer el directorio ejecutivo del Banco Mundial (BM) aprobó un préstamo de US$ 40 millones para programas de educación en la primera infancia y la transición Primaria-Secundaria, con un plazo de pago de 20,5 años y un período de gracia de 15 años. Se trata del primer crédito para el sector de la enseñanza que incorpora un enfoque basado en resultados, ya que parte de los desembolsos dependerán del logro de metas específicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)