SEGÚN MONITOR DE PRONTO!

Créditos a familias en US$ 7.500: pero hay cautela

Menor propensión a contratar préstamos a futuro.

Facturar en dólares al mercado interno es una de las estrategias que usan las empresas uruguayas. Foto: AFP
Foto: AFP

El crédito a las familias de todo el sistema se mantuvo en alza durante el último trimestre de 2017 con una suba de US$ 400 millones para cerrar con un stock de US$ 7.500 millones. En términos reales (es decir descontado el efecto inflación), el crecimiento de los préstamos fue de 3% respecto a fin de 2016.

Sin embargo, "hay tendencia a la baja para el mercado y mucha cautela por parte de los tomadores de crédito", afirma el Monitor del Mercado de Crédito al Consumo que elabora la financiera Pronto!.

Según la encuesta trimestral, "el porcentaje de personas que cuenta con algún tipo de endeudamiento (ya sea créditos, tarjeta de crédito u ordenes de compra) se había reducido un punto porcentual en el primer trimestre del 2017 a 84%, y siguió en baja en el segundo, a 81%, y tras estabilidad con leve suba a 82% en setiembre, sigue hacia abajo para terminar el año en 78%. Comenzó 2018 en 77% (a marzo)".

El monitoreo abarca a familias que habitualmente son tomadoras de créditos al consumo, comprendidas en los segmentos socioeconómicos de rangos "C-2" a "E", que representan 84% de la población, por lo que los datos de endeudamiento no abarcan a la población de clase alta y media-alta, que toma habitualmente créditos en bancos.

"La proporción de personas que tienen algún tipo de préstamo amortizable vigente (préstamos en efectivo u órdenes de compra) registró otra leve baja, luego de la anterior caída de nueve puntos porcentuales", señaló Pronto!. "El 57% de las personas que están en el mercado de crédito tienen préstamo vigente en la modalidad de órdenes de compra o préstamos directos. En junio del año 2016 era 61%, en setiembre subió a 66%, en diciembre a 68%, en marzo de 2017 a 70%, en junio bajó a 61%, en setiembre a 60%, en diciembre a 57% y en marzo de este año a 52%", agregó.

Por su parte, el peso que tiene la cuota (por préstamos, órdenes de compra o pagos mínimos de tarjeta de crédito) sobre el ingreso mensual total había bajado de 34,5% en diciembre de 2016 a 33,6% en marzo de 2017 y se contrajo a 27,8% en junio. En septiembre de 2017 se había incrementado a 33% pero en diciembre volvió a 28%, y al inicio de 2018 cierra el primer trimestre en 30%.

A su vez, "el porcentaje de personas que presentaron propensión a contraer créditos a futuro registró una baja en el trimestre, e incluso está debajo de igual nivel que un año atrás", indicó el monitor. "En septiembre del 2016, 24% de los usuarios del sistema tenían previsto contraer un crédito en el futuro cercano, pero esa proporción se redujo a 22% en diciembre, a 17% en marzo de 2017; luego subió a 20% en junio y bajó a 18% en diciembre. Ahora en marzo de 2018 vuelve a bajar para ubicarse en 14%", añadió.

Eso puede deberse a "un empeoramiento en las expectativas de la economía familiar o personal" ya que "los que creen que su situación personal estará mejor" baja de 31% a 28%. La mitad considera que estará igual, y sólo un 7% cree que estará peor. Pero la incertidumbre ("no sabe" cómo estará) aumenta de 10% a 16%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)