APROBADO POR MAYORÍA

Critican que informe de diagnóstico para reforma jubilatoria “suaviza o evade” problemas de Caja Militar

La comisión tendrá 90 días para elaborar un informe de reforma jubilatoria. Luego, con ese informe (no tiene por qué hacerlo suyo) el Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley.

Banco de Previsión Social. Foto: Estefanía Leal
Banco de Previsión Social. Foto: Estefanía Leal

La Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS) aprobó ayer por 10 votos a favor (de los representantes del gobierno y los partidos que integran la coalición más la representante de los empresarios) y cinco en contra (de los representantes del Frente Amplio, los trabajadores y los jubilados) el informe de diagnóstico sobre la situación del sistema jubilatorio.

La comisión tendrá 90 días para elaborar un informe de reforma jubilatoria. Luego, con ese informe (no tiene por qué hacerlo suyo) el Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley con la reforma.

El comunicado de la CESS utilizó el eufemismo “votos no conformes” para referirse al rechazo que tuvo el informe de parte de los representantes de trabajadores, jubilados y del Frente Amplio (FA).

El informe de diagnóstico no fue divulgado oficialmente. “Una vez presentado a las autoridades, el documento completo será publicado en la web de la comisión”, indicó la CESS en su cuenta de Twitter.

El comunicado de la CESS dijo que “el informe de diagnóstico muestra que la seguridad social uruguaya tiene muchas fortalezas que se han consolidado en un proceso de construcción histórico, en el que tuvo incidencia el aporte de gobiernos de diverso signo político” e “identifica también un conjunto de debilidades y desafíos que deben encararse más temprano que tarde”.

La Mesa Política Nacional del FA emitió un comunicado en el que criticó varios aspectos del informe de diagnóstico.

Entre otros, afirmó que en el diagnóstico “debería decirse claramente cuál es la imagen objetivo que se persigue, cuáles son los objetivos de reforma” y “nada de esto está explicado, no se sabe a dónde quiere ir el gobierno”.

“El excesivo foco en lo financiero del diagnóstico también aparece en la valoración crítica que hacen del impacto de las políticas de aumentos salariales para (trabajadores) privados y públicos de nuestros gobiernos, y por lo tanto la consecuente mejora en jubilaciones y pensiones en general y de las mismas en particular”, espetó el FA.

También cuestionó “que en la Caja Militar se suavizan o evaden temas trascendentes y de alto impacto para toda la sociedad que es necesario considerar, más aún al momento de realizar una reforma integral del sistema”, cuestionó el FA.

La Caja Militar tiene un déficit anual de US$ 450 millones mientras el del Banco de Previsión Social (BPS) alcanza a unos US$ 600 millones, con la diferencia que la Caja Militar paga a 33.259 retirados y 6.722 pensionistas (un total de 39.981), mientras el BPS paga unas 800.000 pasividades.

El FA reafirmó la “disposición a continuar trabajado intensa y seriamente” en la etapa de “propuestas” de reforma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados