INSATISFACCIÓN JUVENIL

¿Cuánto afecta la economía en la decisión de emigrar de los jóvenes uruguayos?

Un estudio del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas (UdelaR) muestra cómo afecta el factor económico en la propensión a emigrar.

Aeropuerto Internacional de Carrasco. Foto: Archivo El País
La falta de oportunidades en el país de origen, junto a otros factores socioeconómicos, es lo que impulsa a jóvenes a migrar. Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"La migración masiva en América Latina llegó para quedarse”. Así lo anticipaba en 2018 la encuesta Latinobarómetro, la mayor medición de opinión pública de la región. La realidad uruguaya no quedó por fuera de esta afirmación ya que desde el año 2014 hasta el año 2018 al menos, el saldo migratorio fue negativo, es decir que se fueron más personas de las que volvieron.

La migración es un fenómeno social que si bien afecta a toda la población, lo hace mayoritariamente en los jóvenes. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) los jóvenes migrantes constituyen más del 10% del total de los migrantes internacionales en general y es el grupo social con mayor movilidad.

¿Cuáles son los factores que impulsan a los jóvenes a migrar? ¿Cuál es la realidad de la población juvenil uruguaya? ¿Qué tanto influyen los factores económicos en la decisión de abandonar el país de origen?

Sobre esto trata un estudio realizado por el Instituto de Economía (Iecon) denominado “¿Insatisfecho para partir? El rol de las percepciones, expectativas y creencias sobre la intención migratoria de los jóvenes”, el cual fue elaborado a partir de los microdatos de la Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud (ENAJ).

La investigación afirma que “existe una relación negativa causal entre la satisfacción económica y los deseos de los jóvenes de emigrar”. Es decir que la insatisfacción económica reportada por los jóvenes uruguayos afecta e impulsa su intención a irse del país.

Entre los factores que afectan la satisfacción económica de las personas, los resultados del estudio del Iecon resaltan la importancia de los ingresos y las percepciones de los jóvenes en relación a las oportunidades disponibles en el país respecto a diferentes temas: la movilidad social (la posición en la estructura socioeconómica), el acceso al empleo y a la vivienda.

Al considerar el bienestar de las personas y las oportunidades percibidas en el país de origen, se pueden conocer cuáles son las aspiraciones y las expectativas de estos jóvenes de cara al futuro. Es así que la información sobre la situación económica, social y política de Uruguay, así como la información proporcionada por familiares y amigos que viven en el extranjero o de sus propios viajes, “puede dar forma al nivel deseado de bienestar de las personas”, indicó el estudio.

Por esta razón, la comparación de su propia situación y de las oportunidades que hay en Uruguay con lo que se obtendría en el extranjero puede impulsar las aspiraciones de las personas y alentar su deseo de abandonar el país.

“Por lo tanto, cuando se percibe una falta de oportunidades en el país de origen, las personas pueden desear migrar, como una posible forma de mejorar su calidad de vida”, añadió la investigación.

Carrasco. En el aeropuerto funcionará esta nueva unidad que contará inicialmente con dos personas y que contempla incluso expandir sus proyectos más allá del sector aeroportuario hacia otras industrias.
Aeropuerto Internacional de Carrasco. Foto: Archivo El País.

Otros factores que pueden influir de forma positiva tanto en la intención de emigrar como en la satisfacción económica son algunos rasgos de personalidad tales como: la apertura a las experiencias nuevas, la autonomía y el ser extrovertido.

La investigación concluye además que cuánto más satisfecho esté el joven con su situación económica, tendrá menos probabilidades de informar si tiene intenciones de migrar dado que las intenciones de abandonar el país de origen son menores cuando el individuo tiene mayor satisfacción económica.

Los que afirman estar insatisfechos tienen 17 puntos porcentuales (p.p.) menos de probabilidades de informar que tienen la intención de migrar que aquellos que informan estar muy insatisfechos. Sin embargo, esta diferencia asciende a los 80 p.p. cuando se compara a los muy satisfechos con los muy insatisfechos.

Ya lo habían afirmado los académicos Ben Graham y Harry Markowitz y la investigación del Iecon lo ratifica, y es que las personas más ricas se sienten -o son- más propensas a declarar sus intenciones de migración.

Es por eso que a estos jóvenes dispuestos a emigrar, principalmente desde países latinoamericanos, se los puede describir como “triunfadores frustrados”.

Esta frustración no refiere a un bajo rendimiento económico, sino a las altas expectativas que se imponen a sí mismos en función de sus experiencias y aspiraciones pasadas.

Otras características respecto a la migración juvenil es que la intención de migrar disminuye 1,4 p.p. con la edad. También hay diferencias según el género ya que las mujeres en promedio informan una menor intención (de alrededor de 10 p.p.) de migrar que los hombres.

Una variable que influye aumentando tres puntos porcentuales la intención de migrar de los jóvenes uruguayos, es el hecho de tener familiares o amigos que vivan en el extranjero.

viajero con valija, la diáspora de publicistas uruguayos
Foto: Archivo El País.

En este caso el rol de las redes sociales es clave dado que proporcionan información sobre las condiciones de vida en un país extranjero.

Además, quienes han vivido anteriormente en el extranjero tienen 4,6 p.p. más de probabilidades de tener la intención de migrar que aquellos sin experiencia.

Por último, tener ciudadanía extranjera y estar empleado se asocia de forma positiva por los jóvenes con la propensión de migrar, dado que son conscientes de las barreras legales que implica la migración y de que si se está desempleado es más difícil poder financiar el viaje.

Propensión a emigrar

La investigación del Iecon afirmó que Uruguay es “un país interesante para analizar los factores que afectan la intención de las personas de emigrar”, dado que, a pesar de su pequeña población, destaca por tener una de las mayores proporciones de la población que vive en el extranjero, estimado en 13,6%, esto es mayor que el observado para México estimado en 10%. Además, afirman que “aunque Uruguay se clasifica como un país altamente desarrollado según el Índice de Desarrollo Humano, exhibe una mayor propensión a emigrar que la mayoría de los países de desarrollo medio y bajo de América Latina”. Por último, dijeron que los factores comúnmente mencionados no alcanzan para explicar los deseos de los uruguayos de emigrar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados