SITUACIÓN

¿Cuánto gastó Ancap en las compras de petróleo?

Análisis a partir de Solicitud de Acceso a la Información que realizó El País.

Boya petrolera de Ancap. Foto: Ricardo Figueredo
Ancap compra aproximadamente 1 millón de barriles cada 20 días y ha adoptado medidas para no tener tanta volatilidad. Foto: Ricardo Figueredo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El petróleo es la principal importación uruguaya y lo que pase con su precio (y el del dólar) repercute en los bolsillos de los uruguayos ya sea directamente (vía precios de combustibles) o indirectamente (vía precios de otros bienes que incorporan la utilización de combustibles fósiles en sus costos de producción).

En el primer semestre del año, el precio del barril de petróleo y del dólar subieron a lo largo del mismo, aunque Ancap mantuvo los combustibles. Entre enero y junio de 2018, al ente le pasó algo similar con esas dos variables y el 4 de julio del año pasado aumentó los precios de los naftas un 9% y mantuvo los del gasoil y del supergás.

¿Qué cambió en un año y otro? ¿Cómo y a quién la petrolera estatal hizo sus compras de crudo? Las claves están en una Solicitud de Acceso a la Información Pública que realizó El País a Ancap.

En el primer semestre de 2018, el ente adquirió 7.103.676 barriles de petróleo y gastó un total de US$ 522.114.898,88. En enero-junio de este año, Ancap compró 6.941.053 barriles de crudo (2,29% menos que igual período de 2018) y desembolsó US$ 467.146.095,36 (10,52% menos que en igual lapso del año pasado).

Las paramétricas que tenía fijadas Ancap fueron distintas para el comienzo de cada año. En enero de 2018 la referencia del petróleo Brent era US$ 63 y el dólar era $ 30,50. Eso daba un barril en pesos de $ 1.921,50. En enero de este año, la referencia era US$ 54,50 para el barril de Brent y $ 33,60 para el dólar, lo que daba un barril en pesos de $ 1.831,20 (4,7% menos).

Según los datos de las compras de petróleo efectuadas, más la cotización del tipo de cambio a la fecha de entrega, da que en el primer semestre de 2018 solo un embarque estuvo por debajo de la referencia de Ancap. Otro embarque estuvo prácticamente alineado y en los restantes siete, la petrolera estatal pagó más por el crudo de lo que tenía como referencia para fijar el precio de los combustibles.

Foto. Fernando Ponzetto
Ancap. Foto. Fernando Ponzetto

En tanto, en el primer semestre de este año los ocho embarques que hizo Ancap los pagó por encima de la referencia en pesos (con diferencias entre 11,4% y 41,2%).

Una fuente de la petrolera estatal dijo a El País que cuando Ancap marca un valor esperado del barril Brent, ya asume que en las licitaciones para comprar crudo pagará entre US$ 1,50 y hasta US$ 2,50 más por barril porque ese es el precio que marca el proveedor por sobre la referencia internacional. Por lo que en realidad, la diferencia entre el valor con el que Ancap fijó los combustibles y el precio al que finalmente pagó el embarque es menor.

Hay algunos factores que cambiaron de un año a otro y que llevaron a esa diferencia entre la suba de naftas de julio de 2018 y la estabilidad de este año.

Por un lado, el precio del petróleo: Ancap pagó los nueve embarques que adquirió en el primer semestre de 2018 a precios que se movieron entre US$ 65,79 y US$ 80,56. En tanto, los ocho embarques adquiridos entre enero y junio de 2019 fueron a precios que fluctuaron de US$ 62,44 a US$ 74,06.

Además de un menor precio en el mercado internacional, el ente adoptó una política este año que le ayudó a que los precios tengan menor variabilidad. Así, compró cargamentos en períodos de menores precios para entrega diferida. Por ejemplo, en enero compró un embarque para entrega en abril pagando por barril US$ 63,70 cuando el precio de mercado en abril fue de US$ 71,26.

En julio ya realizó compras para entrega en agosto, septiembre y noviembre.

Sin esa política de compras, Ancap estimó que habría gastado US$ 35 millones más en petróleo.

Otro aspecto que jugó a favor, es que el ente ganó con los contratos de cobertura de dólar que viene haciendo con el Banco Central desde 2017. Eso le supuso US$ 27 millones, A eso se sumaron diferencias técnicas en los valores de inventario y remanentes, que le supusieron US$ 55 millones a favor.

Con todo eso, el ente mantuvo las tarifas de combustibles.

¿A quién compró?

De los ocho embarques comprados el año pasado, tres tuvieron como origen Angola (dos adquiridos a Totsa Total Oil Trading y uno a Chevron Products Company), dos vinieron de Nigeria (ambos a Vitol S.A.), dos desde Estados Unidos (Totsa y Equinor Marketing & Trading) y uno que llegó desde Colombia (Trafigura PTE Ltd.).

La idea es bajar la producción de petróleo a un millón de barriles por día. Foto: Reuters
Petróleo. Foto: Reuters

Cada vez que debe comprar un embarque de petróleo, el ente hace una licitación internacional. “Desde que se automatizó el proceso, las ofertas han mejorado notoriamente”, había dicho la fuente de Ancap.

Durante años se utilizó el sistema de tener un fax en una caja con tres candados y tres gerentes que tenían una llave para asegurar que nadie tuviera acceso a las ofertas.

Luego se cambió por un correo electrónico, pero tenía la deficiencia de que quien tenía acceso podía ver antes las ofertas (con la posibilidad de alertar a competidores a cambio de un soborno).

En 2017 comenzó a utilizarse un software que da garantías de que no se conozcan las ofertas hasta el día de apertura.

Más coberturas para el segundo semestre

Para el segundo semestre, además de seguir usando las compras con entrega diferida y ampliar el contrato de cobertura del dólar con el Banco Central, Ancap sumó otra variable para mitigar la volatilidad en el precio del petróleo: un contrato de cobertura call. Eso implica que a cambio de una prima, se fija un valor máximo y está la opción de ejercer el seguro si el precio del petróleo se ubica por encima del valor fijado. En junio y con el Banco Mundial como agente, para cubrirse de la “alta volatilidad del Brent” por aspectos geopolíticos, se contrató un seguro para limitar el costo de 1,75 millones de barriles que se entregó en los últimos días. Por cada dólar que sube el barril, Ancap sufre un impacto de casi US$ 1 millón por embarque (según los barriles que adquiere en cada uno).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados