FUSIONES Y ADQUISICIONES

¿Cuánto paga el grupo español DISA para quedarse con estaciones de Petrobras?

El grupo español DISA eligió a Uruguay para iniciar su desembarco en América Latina, donde operará las 88 estaciones de servicio de la brasileña Petrobras (entre otros activos).

Estación de servicio de Petrobras. Foto: Archivo El País
Estación de servicio de Petrobras. Foto: Archivo El País

Por primera vez el grupo energético español DISA operará con marca propia fuera de España y el país elegido es Uruguay, donde será el segundo distribuidor de combustibles por detrás de Ancap y por delante de Axion.

Es que ayer el grupo originario de Islas Canarias confirmó que llegó a un acuerdo “con la empresa brasileña Petrobras, para la adquisición de sus negocios de distribución de combustibles, tiendas de conveniencia, lubricantes, fertilizantes y combustibles de aviación, en Uruguay”.

Este proceso llevó prácticamente un año, desde que Petrobras anunció su intención de desinvertir en Uruguay. En efecto, el pasado 13 de noviembre, la petrolera brasileña publicó las condiciones para la venta de sus activos en Uruguay, luego que meses antes divulgara su intención de retirarse del país, por un cambio de estrategia que adoptó el gobierno de Jair Bolsonaro que quiere achicar la empresa.

Para ello, la petrolera brasileña “contrató a Itaú Uruguay S.A. como su único asesor financiero para la posible desinversión de su negocio de distribución de combustible en Uruguay”, había señalado.

En el proceso participaron varias compañías y cuatro llegaron a la etapa final, siendo DISA la elegida, como informó El País el pasado 2 de junio.

Para participar del proceso, las firmas debían cumplir al menos uno de los criterios” establecidos, señaló Petrobras en aquella ocasión: para “empresas que operan en el mercado de distribución de combustible deben operar en el mercado” con “al menos 15 estaciones de servicio”, mientras que “otros potenciales compradores, deben tener ingresos netos de US$ 50 millones o más o activos bajo administración por US$ 100 millones o más”.

El comunicado de DISA que anunció el acuerdo, no manejó el monto a desembolsar por el negocio de Petrobras en Uruguay.

Sin embargo, Petrobras divulgó esa información en un comunicado a inversores -está obligada a hacerlo al cotizar en la Bolsa de San Pablo- el pasado viernes. “Su subsidiaria indirecta Petrobras Uruguay Sociedad Anónima de Inversiones (Pusai), suscribió hoy (por el viernes) con DISA Corporación Petrolífera S.A. (DISA), un contrato para la venta de la totalidad de su participación en Petrobras Uruguay Distribuición S.A. (Pudsa), en Uruguay”, indicó el texto de la petrolera brasileña.

Allí confirmó el monto de la transacción. “La venta ascendió a US$ 61,7 millones, a pagar en dos cuotas: (a) US$ 6,17 millones a la firma del contrato; y (b) US$ 55,53 millones al cierre de la transacción, sin considerar los ajustes debidos”, informó Petrobras a sus inversores. Esos ajustes de precio son habituales en transacciones de este tipo cuando hay un negocio en marcha y se está sujeto a variaciones de inventarios, entre otros aspectos. Los ajustes suelen ser menores.

El cierre de la transacción “está sujeto al cumplimiento de condiciones precedentes, como la aprobación de la autoridad uruguaya de Defensa de la Competencia”, señaló el comunicado. Eso hace referencia a la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia -un órgano desconcentrado del Ministerio de Economía y Finanzas- que debe aprobar las fusiones y adquisiciones de empresas cuando se supera cierto umbral (lo que sucede en el caso de la compra de DISA).

El grupo español estuvo asesorado legalmente para su llegada a Uruguay por el estudio Bragard.

Estabilidad laboral.

DISA indicó en el comunicado que con esta adquisición “se convertirá en el segundo distribuidor de combustibles de Uruguay con una cuota de mercado del 24% y una red de 88 estaciones de servicio activas a lo largo del país”.

“Aparte de la red y las tiendas de conveniencia, el acuerdo con Petrobras incluye los negocios de distribución de combustibles y lubricantes, incluyendo el negocio marino en distintos puertos y el de aviación en el aeropuerto internacional de Carrasco. Además, el acuerdo incluye el negocio de comercialización de fertilizantes”, añadió el grupo español.

El comunicado de Petrobras dio algún detalle más. “En Uruguay, Petrobras opera, a través de PUDSA, en el mercado de distribución de combustibles y lubricantes, con un portafolio de activos que incluye una red de 90 estaciones de servicio, 88 de las cuales están en operación, 16 tiendas de conveniencia, una terminal logística para lubricantes, además de una planta QAV. También opera en la distribución de fertilizantes líquidos, a través de dos terminales de almacenamiento logístico, siendo el mayor comerciante del país. En cuanto a la logística, también cuenta con varios puntos de entrega ubicados en los principales puertos públicos del país”, expresó.

Petrobras
Petrobras. Foto: archivo El País

DISA informó que “La actividad de Petrobras en Uruguay emplea a más de 160 personas” y que su entrada “en este mercado una vez concluida la transacción, dará continuidad a los puestos de trabajo, ya que la estabilidad en el empleo es un valor para el grupo energético español”.

Agregó que “este acuerdo refuerza la estrategia de internacionalización de la empresa energética española iniciada en Chile hace tres años, con la construcción y explotación de plantas de generación eléctrica fotovoltaica y, en Portugal y Andorra, con estaciones de servicio y otros negocios del sector energético”.

“DISA inicia así su introducción en el mercado de combustibles latinoamericano, operando por primera vez con marca propia DISA fuera del territorio nacional”, concluyó.

¿Qué perfil tiene el grupo DISA que llega a Uruguay?
Estación de servicio del grupo español Disa. Foto: Archivo

El grupo DISA se presenta como “el mayor operador independiente en la distribución de combustible en España, gestionando la cuarta red de estaciones más amplia del país”. Fue fundado como Distribuidora Industrial S.A. (DISA), en 1933 en Islas Canarias, donde en la actualidad es líder en el sector energético. y en 2004, extendió su radio de acción con la adquisición de la red de estaciones de servicio de la multinacional Shell en España. Hoy es licenciatario de esta marca en España y Portugal.

Este grupo “cuenta con una oferta integral de productos y servicios energéticos, que incluye desde los combustibles tradicionales hasta la generación y comercialización de electricidad de origen 100% renovable, pasando por otras energías alternativas como el AutoGas y el gas natural”, indicó el comunicado.

“En su estrategia de expansión internacional, DISA ha adquirido recientemente en Portugal los negocios energéticos de la compañía PRIO, convirtiéndose en el cuarto operador portugués e iniciando su actividad como productor de biocombustibles. La red de PRIO destaca además por la implantación de más de 190 cargadores eléctricos”, añadió.

Actualmente, la compañía española, presidida por Demetrio Carceller, cuenta con unas 850 gasolineras en Portugal, Andorra y España.Además cuenta con tres plantas fotovoltaicas de 9 megavatios en plena producción en el desierto de Atacama, Chile. La particularidad de la llegada a Uruguay es que por primera vez utilizará su marca propia fuera de España.

“Con este acuerdo (para la compra de activos de Petrobras en Uruguay), nos acercamos al millar de estaciones de servicio en todo el mundo, diversificamos nuestra actividad con nuevas áreas de negocio y seremos unas 4.700 personas atendiendo las necesidades energéticas de nuestros clientes”, indicó el grupo español.

La otra desinversión de Petrobras en Uruguay

La desinversión de Petrobras en Uruguay llevó a que en 2019 se deshiciera de Montevideo Gas y su participación en Conecta (quedó en manos del Estado uruguayo). En el proyecto de ley de Presupuesto, se faculta al Poder Ejecutivo a otorgar de forma directa una concesión para la construcción y explotación del gas por cañería durante 30 años. Petrobras estimaba en 2019 en Uruguay ingresos de US$ 714 millones y un Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de US$ 11 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados