INFORME ACTUALIZA CIFRAS

¿Cuánto pierde de recaudar la DGI por lo que se evade de IVA?

El último dato conocido era al 2014; en 2015 se llegó al mínimo histórico.

La DGI señaló que "la tasa de evasión descendió en el período 2003-2009". Foto: Fernando Ponzetto
La DGI señaló que "la tasa de evasión descendió en el período 2003-2009". Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La Dirección General Impositiva (DGI) actualizó recientemente su informe “Estimación de la evasión en el Impuesto al Valor Agregado mediante el Método del consumo” tras varios años sin hacerlo. El último dato era de 2014 y ahora el organismo hizo la actualización hasta 2016 (con cifras preliminares) y corrigió cifras anteriores.

El informe de la DGI afirmó que “la tasa de evasión descendió en el período 2003-2009, para posteriormente mostrar un comportamiento oscilante, pero con tendencia decreciente”. Según la medición anterior de DGI, la tasa de evasión del IVA había bajado año tras año hasta un mínimo de 10,6% en 2014.

Sin embargo, la actualización del organismo muestra que la evasión sobre el IVA “alcanzó el máximo en el año 2002 (41,5%) y el mínimo en 2015 (14,5%)” (ver gráfico).

“Considerando el período punta a punta, se estima que la tasa de evasión descendió 63,4%”, agregó.

La tasa de evasión se calcula hallando la diferencia entre la recaudación potencial del impuesto (que se estima en base a métodos indirectos) y lo efectivamente cobrado por DGI.

Según el informe, “las variaciones registradas estarían basadas en la evolución de la actividad económica, la gestión de la administración tributaria y por los cambios introducidos en la normativa vinculada al IVA en el período considerado”.

“En relación con el primero de estos factores, el principal componente de la recaudación potencial es el consumo de los hogares y afecta la recaudación efectiva a través del cumplimiento de los contribuyentes ya que, en general, se observa en el período una relación inversa entre la variación del nivel de actividad y la evolución de la evasión impositiva, determinada por el comportamiento contracíclico de los contribuyentes en materia de evasión”, indicó. Es decir, a menor actividad, mayor evasión y viceversa.

Evación Fiscal by ElPaisUy on Scribd

“La gestión de la administración tributaria incide a través de la mayor percepción de riesgo por parte de los contribuyentes, por las sanciones que puedan tener por su incumplimiento, su difusión y repercusión”, explicó la DGI.

“Los cambios en la normativa del IVA referidos a las tasas y a la base imponible del impuesto influyen en el cumplimiento tributario de los agentes, en particular, el nuevo sistema tributario (que rige desde julio de 2007) estableció una reducción de las tasas de IVA (de 23% a 22% la básica y de 14% a 10% la mínima) aplicado a los diferentes bienes y servicios (que se amplifica con la eliminación del Cofis), que podría afectar la propensión a evadir, en tanto que el beneficio esperado de esta actitud es menor”, aseguró la DGI.

¿Cuánto se pierde?

Según los cálculos del organismo (en pesos corrientes), en 2016 la recaudación potencial del IVA habría sido de $ 181.178 millones, cuando la efectiva (es decir lo que ingresó a las arcas del organismo) fue $ 154.443 millones.

Esto determina, que en 2016 la evasión del IVA fue de $ 26.734 millones (US$ 887,8 millones), de acuerdo a la DGI.

En 2015 la evasión del IVA había sido de $ 24.214 millones (US$ 888 millones) y en 2014 había sido de $ 24.235 millones (US$ 1.044,3 millones).

“Para tener una idea de la participación que tiene la evasión en el IVA en la economía, puede recurrirse al ratio evasión/PIB corriente”, recordó el informe.

“El indicador desciende en forma importante entre el 2003 y el 2009, para aumentar en el bienio 2010-2011 y luego vuelve a caer hasta el año 2015”, explicó. En 2002 y 2003, la evasión del IVA implicaba 5,2% del Producto Interno Bruto (PIB). En 2009 llegó a 2,3% del PIB, luego subió a 2,4% del Producto en 2010 y 2,7% del PIB en 2011.

Posteriormente, la evasión del IVA en relación al tamaño de la economía bajó a 2,5% del PIB en 2012, 1,9% del Producto en 2013 y 1,8% del PIB en 2014.

En los últimos dos años relevados (2015 y 2016), la evasión se ubicó en 1,7% del PIB.

La evasión en el IRAE es más alta

La DGI también realizó estudios sobre la evasión del Impuesto a la Renta de las Actividades Empresariales (IRAE). El publicado en 2016 daba cuenta que en 2012-2013, la tasa de evasión del IRAE era de 44,65%. En julio de 2017, ante la comisión de Hacienda de Diputados, el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, señaló que “las estimaciones actuales de la DGI marcan niveles algo más bajos, y se ubican en el entorno del 30%”. Esto “tiene que ver con la mecánica de liquidación de los impuestos. Para que se pueda evadir $ 1 de IVA es porque antes, en el estado de resultados, las cuentas son que “se evadieran $ 3 en el impuesto a la renta empresarial”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)