BEBIDAS

¿Cuántos consumieron los uruguayos de cerveza, whisky, agua y refrescos en 2019?

En base a las declaraciones de las empresas ante la Dirección General Impositiva (DGI) para el cálculo del Imesi, se puede observar la evolución en el consumo de distintas bebidas.

CCU ha iniciado acciones similares contra AB Inbev en otras geografías. Foto: F. Ponzetto
El mes de mayor consumo de cerveza fue diciembre, cuando los uruguayos ingirieron casi cinco veces más de la bebida que en julio. Foto: F Ponzetto

Diciembre es el momento de las fiestas, despedidas, reuniones con amigos y otro sinfín de actividades sociales. Muchas incluyen una cerveza de por medio. De hecho, fue el mes que los uruguayos consumieron más de esta bebida durante 2019, superando en más de tres veces el consumo de abril y casi en cinco veces el de julio.

En total durante el año pasado el consumo de cervezas fue algo superior a los 102 millones de litros, un 5,7% menos que en 2018 -esto son seis millones de litros menos-, según surge de las declaraciones ante la Dirección General Impositiva (DGI) para el cálculo del Imesi (tributo específico que pagan las bebidas, automóviles, combustibles y cigarrillos, entre otros).

Además, de esos registros, se desprende que los uruguayos consumieron 4,7 millones de litros de whisky, un 3,7% menos que el año anterior -unos 181.000 litros menos-.

También los datos de DGI revelan que el consumo anual de refrescos fue de 286 millones de litros, un 4,2% menos que en 2018 -lo que son 12,5 millones de litros menos-; el de agua mineral y sodas llegó a los 350 millones de litros, un 2,7% menos que el año previo -unos 9,7 millones de litros menos-; y los litros consumidos de bebidas a base de jugos fue superior a 207 millones, cifra 2,8% inferior al año anterior -seis millones de litros menos-.

Cervezas.

En el caso de la cerveza, los litros bebidos se dividieron entre 72,7 millones de marcas nacionales (71%) y 29,3 millones de importadas (29%).

Lo ingerido de cervezas fabricadas en el exterior fue inferior en 6,5% al año anterior, rompiendo así una racha de crecimiento de las marcas importadas desde 2008, cuando se comercializaban apenas 1,4 millones de litros.

El nivel de consumo de cerveza en 2018, más de 108 millones, fue récord en el mercado local.

El último año en que había caído lo bebido de cerveza por los uruguayos en la comparación interanual fue 2016, cuando ocurrió una brusca caída hasta casi 94 millones de litros.

Con la excepción de aquel año, en todos los que pasaron desde 2011 se declararon más litros de cerveza a la DGI que en 2019.

Cada unidad de esta bebida paga una tasa del 22% de Imesi, que se calcula sobre un valor ficto de $ 73. En el 2018 a través de un decreto el gobierno redujo en un tercio el subsidio en el Imesi a las cervezas -para destinar una parte a la refacción del Hospital de Clínicas- que se otorga a los fabricantes de origen nacional que utilizan envases retornables del mismo origen.

Whisky

El total de whisky que consumieron los uruguayos el año pasado se reparte entre 641.000 litros de marcas nacionales (14%) y algo más de 4 millones de litros de bebidas importadas (86%).

Desde 2014 viene cayendo año a año el consumo del destilado, según las declaraciones a la DGI para el cálculo del Imesi. En aquel año se habían bebido 6,4 millones de litros, es decir un 26% más que en 2019.

Sin embargo, al observar los datos del consumo de whisky a la interna se observa una tendencia: mientras crecen los litros de destilados importados caen los de nacionales.

Whisky. Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

En comparación al 2010, durante el año pasado se bebieron 30% más de marcas extranjeras -algo más de 1,5 millones de litros de diferencia- al tiempo que cayó 80% el consumo de whisky nacional -unos 2,65 millones de litros menos-.

El whisky paga una tasa de 48% de Imesi sobre un valor ficto de $ 179 por unidad.

Agua.

Según las declaraciones a la DGI de las empresas, el consumo de aguas minerales y sodas alcanzó en 2019 los 350,8 millones de litros. En línea con un cambio de hábito en los consumidores, la ingesta de agua viene creciendo en tendencia en los últimos años, aunque el pasado sufrió un retroceso.

La cifra es inferior a la de 2018 -año récord al beberse más de 360 millones de litros de agua- y 2017, pero es 2,2% mayor a la de 2016.

A su vez, si comparamos el consumo de agua de 2010 con el último año, hay un crecimiento del 62% o lo que es igual, los uruguayos beben 135 millones de litros más.

La tasa del Imesi del agua es de 8% sobre un valor ficto de $ 18.

Refrescos.

La contracara de la búsqueda de los consumidores de bebidas más saludables y con menos azúcar es la tendencia a la baja en el consumo de refrescos en los últimos años.

Desde que en 2014 los uruguayos ingirieron unos 338 millones de litros de refresco, el registro ha comenzado a decrecer.

Si comparamos aquel año récord con 2019, la baja en el consumo de este tipo de bebidas es de 15%, lo que significa unos 51 millones de litros menos. De hecho, omitiendo el año 2018 -cuando se bebieron en total unos 298,6 millones- para encontrar otro registro inferior a los 300 millones de litros hay que retrotraerse hasta 2011.

A su vez, la cifra de consumo de refrescos del año pasado es la menor desde el 2009.

El menor consumo de jugos desde 2016

Los 207,7 millones de litros de bebidas a base de jugos que consumieron los uruguayos en el 2019 es el menor registro para el producto desde 2016. El incremento de estas bebidas ocurrió a fines de la década pasada, ya que recién en 2009 las declaraciones ante la DGI para el cálculo del Imesi superaron los 100 millones de litros. Cinco años después, el consumo ya estaba cercano a los 200 millones de litros. En el 2017 se alcanzó el récord con casi 227 millones de litros de bebidas en base a jugos que pasaron por las gargantas uruguayas. Comparado con ese registro, el consumo de 2019 fue 5,9% inferior. Pero si la comparación se realiza con lo consumido en 2010, se observa un aumento de 55,5%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados