SECTOR COMPLEJO

Cuestionan el papel de la Ursec como regulador

Según expertos, el Estado asume varios roles en telecomunicaciones y termina mezclando sus funciones.

BCU decidió que impulsará normativa específica para plataformas de préstamos. Foto: Archivo
Foto: Archivo

Las telecomunicaciones son un sector complejo, dinámico y totalmente expuesto a los cambios tecnológicos, por lo que se deben asumir riegos para obtener beneficios y no pueden pensarse inversiones a largo plazo —por ejemplo a 10 años, ya que seguramente hubo alguna irrupción que revolucionó el negocio.

Bajo esas premisas tres economistas expusieron ayer sobre regulación y competencia en las Jornadas de Telecomunicaciones que organiza la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec).

Buena parte de las alocuciones se las llevó precisamente el rol de la Ursec como regulador, o más bien las falencias o falta de potestad para asumir dicha tarea. Un punto en que todos hicieron foco fue la superposición de roles del Estado, ya que aparte de ser regulador fija los lineamientos generales del sector como gobierno y participa del mercado al ser accionista de Antel.

"La mirada del regulador debe ser diferente (a la de los otros actores del mercado) ya que tiene que velar por maximizar el bienestar del consumidor", planteó Sebastián Fleitas, experto en temas de competencia que actualmente trabaja en la Universidad de Lovaina en Bélgica. Como ejemplo de ese rol mencionó que debiera vigilar que una empresa internacional no monopolice el mercado o que una compañía estatal no fije precios por encima de los costos.

"Una regulación fuerte con un regulador débil no es una buena idea en ningún sector", dijo Fleitas por videollamada —"la productividad en las comunicaciones nos permite tener a Sebastián aquí sin pagarle el pasaje", bromeó Leandro Zipitria (profesor universitario y consultor independiente), otro de los expositores.

Precisamente Zipitria retomó lo dicho por su colega y señaló que si bien "en los papeles tienen roles bien definidos (el regulador, el Estado y Antel) en la práctica no", y que operen empresas internacionales con peso en el mercado local —como las telefónicas Claro y Movistar que compiten en telefonía celular con la empresa estatal— "obliga a una regulación fuerte y ahí es donde empezamos a fallar".

En su visión, hay "una asimetría" entre los actores mencionados y la Ursec "corre de atrás a algunas empresas", por lo que pidió "potenciar" su poder "en todos los aspectos". Explicó que se debe pensar "qué tipo de mercado queremos" y tras definir eso, implementar políticas que inevitablemente deberán ir "contra determinados intereses particulares".

Asociado a esto último, Zipitria recordó que las empresas públicas en Uruguay surgieron cuando aún no había avanzado la teoría económica de regulación de los mercados, buscando cumplir esa tarea.

Transparencia.

El otro exponente fue Luis Bértola, profesor de Historia Económica, quien analizó que el "impresionante proceso de cambio tecnológico" de los últimos años trajo consigo "una caída en el precio de los servicios" de telecomunicación. Aunque marcó que no todas las ganancias de productividad fueron trasladadas a precios.

En relación a eso, mencionó el caso de Antel donde parte de sus mejoras se las puede "haber apoderado el Estado para invertir en otras áreas", como la instalación de la fibra óptica en todo el territorio nacional. Remarcó que eso no está mal, pero debe ser "una política transparente" en donde se explicite qué parte de los recursos se tomaron y para qué objetivos, de forma de poder "evaluar" su eficiencia.

Sobre el mismo punto habló Zipitria y manifestó que esa "transparencia" también debe incluir un cuestionamiento de si esa financiación indirecta es la única forma de hacer la inversión, o por ejemplo se puede llamar a una licitación y "pasar el riesgo a un privado". También indicó que el Estado debe pensar "no solo en recaudar más para esos planes sociales sino ver cómo se llega a la población pobre" con más y mejores servicios.

"Ya es hora que Antel rompa el cascarón y se internacionalice"

"Antel ya está adulta como para salir a competir, cumplió los 18 (años) y no precisa más tutela", dijo el economista Leandro Zipitria y sostuvo que "ya es hora que rompa el cascarón y se internacionalice, no con servicios logísticos sino en telefonía". Seguidamente planteó que "no entiende por qué está fuera de carpeta" salir a competir en otros países y se preguntó: "¿Es porque eso tiene riesgos? Bienvenidos a la economía". Agregó que por las características del sector de telecomunicaciones "siempre hay riesgo" al hacer este tipo de apuestas, y analizó el caso de la inversión de Antel en la instalación de fibra óptica en todo el país: "Si surge otra tecnología (más avanzada) la fibra óptica puede no servir más" pese a que se realizó una gran erogación, por lo que existen riesgos asociados al proyecto.

Por su parte, Luis Bértola señaló que el de telecomunicaciones es "un sector estratégico para pensar políticas de desarrollo, ya que tiene una enorme penetración y potencia a otros sectores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)