Renta vitalicia

Cuidado: se puede jubilar con 11% menos si lo hace entre enero y junio

Con los cambios que rigen en 2018, una persona podría percibir una renta vitalicia (por lo ahorrado en la AFAP) 11% menor si se jubila en el primer semestre de 2019, respecto a si se hubiera retirado en junio de este año. Asesorarse para ver si conviene esperar, es clave.

Foto: AFP
Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"¿Tiene sentido que al trabajador le vaya peor o mejor en función de lo que reflejan coyunturalmente las tasas de interés?". Esa pregunta refiere a lo que sucederá en enero con las rentas vitalicias (la jubilación que se cobra por lo acumulado en la AFAP) y se la hace el Equipo de Representación de los Trabajadores en el Banco de Previsión Social (BPS), que se opone a dicho régimen.

Pero, ¿cuáles son los hechos que llevan a esa pregunta? y ¿qué resultados habría tenido un trabajador según se hubiera jubilado en junio o julio pasado o lo haga a partir de enero próximo?

Desde este año, rigen una serie de modificaciones que el Banco Central (BCU) —regulador del mercado de AFAP y seguros— implementó tras someterlas a consulta pública.

Una de ellas, es que la tasa de interés técnico que se aplica al ahorro individual al momento del cálculo jubilatorio (hasta el año pasado estaba fija en 1,5%) pasó a determinarse por una curva de rendimiento de los títulos de deuda que el gobierno emita en Unidades Previsionales (que se ajustan por el Índice Medio de Salarios Nominales, indicador que determina los ajustes anuales de las jubilaciones) de los últimos 24 meses.

Esa curva de rendimiento se ajustará de forma semestral y como recién el gobierno empezó a emitir los primeros títulos en esa unidad, se tomarán como referencia los títulos asociados a Unidades Indexadas (UI) —que ajustan en base a la inflación— aplicándose un arbitraje de 1,7% anual (que refleja la evolución esperada de la productividad y por ende de los salarios).

En definitiva, ¿qué implica esto? Que la parte que un trabajador acumuló en la AFAP, al momento de jubilarse se le aplicará un interés diferente, según el semestre en que lo haga. Esto es, el mercado de valores puede influir en las jubilaciones.

Los otros cambios que realizó el Central, también influyen.

Esto lleva a que el trabajador deba planificar mejor y asesorarse bien si le conviene jubilarse en un momento dado, o es mejor esperar seis meses o un año para hacerlo.

"Sin duda esto trae un impacto", pero "no hay cambios drásticos", dijo a El País el vicepresidente del Banco de Seguros del Estado (BSE), Bernardo Porras.

Recordó que "las AFAP cuentan con un simulador" que le informa al trabajador que está en condiciones de jubilarse "en qué situación está" y es quien maneja además la información sobre la evolución de las tasas.

A partir de enero, la tasa que comenzará a regir incorpora lo ocurrido entre diciembre de 2016 y noviembre de 2018. La que empiece a regir en julio, va a tener lo ocurrido en los 24 meses previos, por lo que ya se puede estimar si le con-viene esperar o no para jubilarse o no.

La tasa de interés que rige para el primer semestre de 2019 es menor que la que rige en el segundo semestre de 2018 y a su vez, esa fue menor que la del primer semestre.

Según la simulación que hizo el Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS, los que se jubilen a partir de enero tendrán una renta vitalicia entre 4,8% y 5,3% (dependiendo de la edad de retiro) menor que la que tendrían si se jubilan antes que termine el año.

Pero, según el Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS, si alguien que vaya a jubilarse entre enero y junio próximo compara su situación respecto a enero-junio de este año, verá que su renta vitalicia será entre 10,2% y 11,4% menor.

La mayor pérdida se da si la persona que se jubila tiene 60 años, mientras que la menor se da si tiene 65 años al momento del retiro.

Visto de otra manera, en un caso de ejemplo de dos personas con igual nivel de ahorro y una se jubiló en junio de este año y otra lo hará en enero, la primera percibirá una renta vitalicia de $ 4.632 y la segunda de $ 4.103.

La presidenta de la Asociación Nacional de AFAP (que nuclea a las tres privadas), Dolores Benavente dijo a El País que es cierto que "las diferencias en la curva de tasas en los distintos semestres se reflejan en las rentas vitalicias, pero eso cambia semestre a semestre y en algunos casos dará mejor y en otros peor".

El Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS sostiene que "el régimen de ahorro individual incorpora una fuente adicional de incertidumbre y componente especulativo" y "siempre existirá gente perjudicada o beneficiada por jubilarse un semestre antes o un semestre después". Así, se pregunta si "es sensato que alguien pueda recibir una prestación sensiblemente menor por estar atravesando una coyuntura de tasas de interés especialmente bajas" y afirma que esto "refleja los problemas de un régimen inconveniente para los trabajadores".

La respuesta ante esto es asesorarse, pero no solo respecto a la renta vitalicia, sino también respecto a la jubilación que le corresponderá por parte del BPS ya que en función de cuándo uno se retire, varía la tasa de reemplazo (el porcentaje del sueldo que se cobra como pasividad).

Un informe de la calificadora de riesgo Moodys de enero de este año señalaba que "si las tasas de interés de mercado se mantienen en los niveles actuales, las tasas mínimas garantizadas convergerán en un nivel inferior y, por lo tanto, las pensiones tenderán a disminuir" en el futuro.

Los otros cambios del BCU

Hay que tener en cuenta que el cambio de la tasa variable no es lo único que instrumentó el BCU este año, ya que hay otras modificaciones que también juegan a la hora de definir la renta vitalicia a cobrar por el dinero ahorrado en la AFAP. Una de ellas es la incorporación del concepto de Renta Teórica Pura, que determina el margen que las aseguradoras pueden cargar por la administración del dinero. Con esta medida, la idea es que compitan (actualmente solo el BSE está en el mercado) por ofrecer una mejor renta al jubilado. También hay tablas de mortalidad dinámicas y unisex (para determinar la expectativa de vida) en vez de una fija. El BCU había dicho que con todos los cambios, el impacto sobre la renta inicial para el trabajador sería "prácticamente nulo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)