VISIÓN DE POLÍTICOS, ANALISTAS Y EMPRESARIOS

Hacia dónde debe ir Mercosur

Las perspectivas para el bloque a 25 años de haberse creado: más acuerdos comerciales y apostar al origen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gobernantes y analistas ven a Paraguay, Argentina y Uruguay en un enfoque común. Foto: Reuters

Luego de 25 años del nacimiento del Mercosur —el 26 de marzo de 1991 con la Firma del Tratado de Asunción— y con un proceso de integración que resultó fallido por no cumplir sus objetivos originales, resulta inexorable pensar el futuro. Hay voces que plantean abandonar el bloque regional, pero consultados por El País, referentes políticos y analistas coincidieron que el cuarto de siglo de vida del Mercosur debe servir como un mojón para pensar en mejoras hacia adelante.

"Uruguay tiene que trabajar no para abandonar el Mercosur, sino para mejorarlo", dijo a El País el ministro de Economía, Danilo Astori. También señaló que adoptar un enfoque "de regionalismo abierto" en materia de política exterior es "lo más conveniente para Uruguay".

Indicó que se debe "valorar la integración en la región, pero no puede ser la etapa terminal", y consideró "fundamental" aproximarse a la Alianza del Pacífico, concretar el acuerdo comercial con la Unión Europea y asociarse al Acuerdo Transpacífico (TPP).

El planteo de Astori pasa por volver al origen y "aplicar el Tratado de Asunción" que dio vida al Mercosur en 1991 y establece la libre circulación de bienes (entre otros). Algo similar manifestó el expresidente Luis Alberto Lacalle, que participó de la firma del Tratado de Asunción, quien dijo que "antes de seguir, el Mercosur debería empezar a cumplir lo acordado".

En esa línea, reclamó que el bloque regional avance en el libre comercio, el principal objetivo trazado en 1991, y deje de lado la intención de impulsar una asociación política.

A su vez, Lacalle también propuso que cada uno de los miembros del Mercosur haga "una pausa para reflexionar" sobre los asuntos comerciales y planificar el futuro. "Que Paraguay diga a mi me joroba esto de Brasil, ver que plantea Argentina y así avanzar", explicó.

En la visión del director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica del Uruguay, Ignacio Bartesaghi, el Mercosur posee "un acuerdo antiguo, de la década del 90, que lo debemos aggiornar sino vamos a seguir jugando en la C del mundo comercial".

Al igual que Lacalle, solicitó "dejar de lado la política y la ideología" para encarar el relacionamiento internacional y tener una visión "más pragmática" de la política exterior. "El mundo negocia pragmáticamente y el Mercosur lo hace ideológicamente, ese es el problema que tenemos", remarcó.

Mientras que el profesor de Comercio Internacional de la Universidad de la República, Marcel Vaillant, dijo que es "muy difícil" que el Mercosur pueda constituirse como una unión aduanera en el mediano plazo. Entonces consideró necesario que el bloque brinde "libertad de maniobra" a sus miembros en materia comercial, para que realicen acuerdos comerciales de forma individual con terceros países.

Esta visión es respaldada por Astori, quien pretende más acuerdos con otros bloques y también "flexibilidad" para negociar a distintas velocidades con terceros países. Para avanzar en este sentido, el Mercosur debe rever la Resolución 32/00 que impide la firma de acuerdos comerciales de manera bilateral, sin la participación de todos los Estados miembros.

El excanciller (1998-2005) Didier Opertti dijo que la resolución "buscó reforzar una política comercial exterior común que aún no se ha construido y hoy está bastante distante". A su entender, una de las prioridades en el corto plazo debe ser modificar esta decisión.

Cambios.

Sobre los cambios en el Mercosur, Bartesaghi indicó que "no hay mucho tiempo" para concretarlos en un momento donde el proceso de integración encuentra cada vez más reclamos y visiones criticas. "Si pasa el tiempo y no cambia nada, algún día se dará una fricción y empezarán los países a querer retirarse del bloque porque no les sirve, no tenemos 10 años para seguir discutiendo", advirtió.

Al respecto, Opertti expuso que muchas veces se plantea "con mucha facilidad irse del Mercosur" y considera poco realista esa opción, en un mundo que se organiza en regiones. Sin desconocer la pertinencia de las voces que piden salir del bloque, señaló que actualmente hay "una etapa de turbulencia" producto de "no tener un rumbo claro ni una agenda rica y atrayente para los países miembros".

Bajo la idea de avanzar en la asociación comercial, Opertti indicó que "la flexibilidad y el realismo se tornan inexorables" en el futuro del Mercosur.

En referencia al futuro comercial del país, Astori pidió "tener en cuenta que dos de nuestros más grandes competidores, Australia y Nueva Zelanda, están en todos los acuerdos del mundo y dentro de unos años no van a estar pagando arancel por vender los mismos productos que Uruguay vende y por los que paga arancel".

Mientras que Vaillant señaló que el Mercosur tiene diversas falencias que "son un obstáculo" para negociar con otros bloques económicos que alcanzaron una integración más avanzada, como la Unión Europea (ver aparte). "Intentamos hacer un acuerdo como si fuéramos un bloque comercial que no somos, debemos presentarnos como lo que somos y no somos una unión aduanera", aseguró.

Argentina.

Bartesaghi marcó como un simbolismo clave hacia el futuro del Mercosur la reciente visita a Argentina del presidente estadounidense Barack Obama. "Hay una lectura a nivel internacional que Argentina está cambiando (tras el cambio de gobierno) y eso repercutirá en el Mercosur", señaló.

El catedrático de la Universidad Católica identificó que Macri "está adquiriendo cierto liderazgo" dentro del bloque regional, acompañado por Paraguay y Uruguay. "Es la primera vez que estos tres países están alineados", remarcó.

Una visión similar expuso Astori, quien consideró "alineados" en sus intereses sobre el Mercosur a Argentina, Paraguay y Uruguay, al tiempo que "lamentablemente Brasil tiene los problemas que conocemos y Venezuela también".

Pero Lacalle aportó una visión diferente, porque a su entender son Argentina y Paraguay quienes "se están desmarcando" del Mercosur, intentando realizar acuerdos de libre comercio con otras naciones. Indicó que Uruguay "no tendrá más remedio" que apoyar estos cambios, porque también contarán a futuro con el aval de Brasil, que "al salir de la crisis va a necesitar (de la integración) para salvarse".

También Vaillant mencionó el rol clave que tiene Argentina en el futuro del bloque regional, porque se encuentra en una etapa de reconstrucción de "su forma de insertarse al mundo", tras una década de un gobierno nacionalista "que se dio de bruces contra cualquier proceso de integración".

Para Astori, Uruguay en la estrategia de "regionalismo abierto" tiene "tres etapas": "apostar a la región que se pertenece no solo en acuerdos comerciales, de inversión, procesos productivos, sino en la defensa colectiva de valores políticos fundamentales"; "protección moderada respecto a terceros, de modo que el concepto de apertura se haga realidad" y que el Mercosur "acuerde con otros bloques".

Empresarios.

El futuro del Mercosur también es un tema de debate en el sector empresarial. En el último año, el intercambio de bienes con los países del bloque significó el 28% del total de las exportaciones totales, cifra inferior al 47% que representaba en 1994, cuando el bloque estaba en marcha.

El presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Cámara de Industrias, Rafael Sanguinetti, dijo a El País que observan en Macri a "un aliado" para encarar un recambio dentro del bloque. Agregó que Uruguay debe acompañar y apoyar la nueva estrategia regional que comienza a plantear Argentina.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Unión de Exportadores, Teresa Aishemberg, manifestó que "para adelante el Mercosur necesita una maduración", que permita incrementar el comercio intra y extra bloque "más allá de las coyunturas internacionales.

También planteó que Uruguay debería integrar socios que "acompañen la realidad de una pequeña economía como la nuestra". Respecto a Venezuela, uno de nuevos integrantes del Mercosur, Sanguinetti planteó que "nos brinda una buena posibilidad para hacer negocios, pero no para cobrarlos". Ambos representantes de las gremiales empresariales coincidieron en acercarse a la Alianza del Pacífico, la Unión Europea y el TPP.

ACUERDOS

Firmados. Los acuerdos firmados por el Mercosur son en general poco relevantes, así tiene TLC con Israel, Egipto, Palestina y México. Por otro lado tiene acuerdos de preferencias arancelarias con Cuba, India y la Unión Aduanera de África Austral (SACU).

Negociando. El bloque negocia un acuerdo comercial amplio con la Unión Europea desde 1999. Las negociaciones estuvieron suspendidas entre 2005 y 2010 cuando se retomaron (ver aparte).

Intenciones. La posibilidad de negociar un TLC con China, con Corea del Sur y con Rusia por parte del Mercosur se viene manejando en Uruguay desde el período 2010-2015, hasta ahora sin concretar. Se busca ampliar el acuerdo con India.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º