MERCOSUR-UE

Decisión de Austria contra acuerdo con UE puede revertirse

La propuesta tuvo el apoyo de todos los partidos (socialdemócratas, democristianos, ultranacionalistas e izquierdistas), con la excepción del liberal NEOS.

Jorge Faurie. Foto: Archivo El País
El canciller argentino Jorge Faurie consideró que la moción “es una facultad de Austria”, y la calificó como una “movida política”. Foto: Archivo El País

El Parlamento austríaco aprobó casi por mayoría total (solo un legislador se negó) una moción que obliga al gobierno a vetar ante el Consejo Europeo la aprobación del tratado comercial entre la Unión Europea y Mercosur.

La propuesta tuvo el apoyo de todos los partidos (socialdemócratas, democristianos, ultranacionalistas e izquierdistas), con la excepción del liberal NEOS, que apoya el acuerdo, aunque reclama algunas modificaciones.

El partido conservador ÖVP, el de mayor peso en el Parlamento, apoyó inesperadamente la propuesta, mientras que el ultranacionalista FPO aseguró que el acuerdo “es historia” y que Austria no puede arrodillarse ante los intereses de la industria.

También Los Verdes, que no están en el Parlamento, defendieron la necesidad de detener lo que calificaron de “ acuerdo nocivo”.

Ahora, tras las elecciones generales anticipadas del 29 de septiembre, el nuevo Ejecutivo quedaría obligado a aplicar este veto. En la actualidad, el país es gobernado por un gabinete de expertos, desde que el pasado junio una crisis política acabó con la coalición entre conservadores y ultranacionalistas. Sin embargo, esta no sería la última instancia. Cuando asuman las nuevas autoridades, pueden presentar otra moción ante el futuro Parlamento para dejar sin valor la aprobada ayer.

Si esto ocurriese, el resultado podría ser otro: para varios, el ÖVP (cuyo candidato es el conservador Sebastian Kurz, favorito en las previsiones) apoyó la propuesta de forma estratégica pero no está decidido a vetarla. Y aún falta un año para que el Consejo Europeo deba aprobarla.

El pasado 28 de junio, la UE y el Mercosur -integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay- finalizaron tras 20 años de negociaciones el acuerdo comercial, que todavía debe ser ratificado para entrar en vigor.

El canciller argentino Jorge Faurie consideró, en diálogo con La Nación, que la moción “es una facultad de Austria”, y la calificó como una “movida política”. Y enfatizó: “Falta aún un proceso largo, hay que ver si el gobierno cambia, o toma otra actitud. No hay que anticiparse, esto forma parte de la vida política”.

La Cancillería argentina destacó en un comunicado que “no está claro” que el nuevo Ejecutivo quede obligado a vetar el acuerdo sobre la base de esta decisión. Además, recordó que las nuevas autoridades del gobierno (que podría ser el ÖVP en coalición con otro/s partido/s) pueden presentar una nueva moción ante el futuro Parlamento.

[EN BASE A LA NACIÓN / GDA]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error