RELACIONES LABORALES

La “defensa” del gobierno, ante “plataformas” pos pandemia del Pit-Cnt y las cámaras

En un evento ayer se desarrolló un diálogo tripartito sobre el empleo, donde expusieron distintas visiones los trabajadores, empresarios y el gobierno.

El director de Trabajo destacó que la “rica tradición de negociación colectiva” que tiene el país ayuda para superar la crisis. Foto: Archivo El País
El director de Trabajo destacó que la “rica tradición de negociación colectiva” que tiene el país ayuda para superar la crisis. Foto: Archivo El País

El abogado Juan Mailhos, asesor de la Cámara de Comercio y Servicios, dijo una última frase contundente, chocó el puño de Marcelo Abdala, secretario del Pit-Cnt, y bajó del estrado. “El subsidio de $ 5.000 ( por mes que anunció el gobierno para las empresas que retomen o contraten nuevos trabajadores) no mueve la aguja. A nivel empresarial el que podía mantener lo hará y se beneficiará, pero el que no, no (va a recontratar)”, sostuvo y Abdala retrucó que entonces le pedirá al gobierno que redireccione ese dinero para el pago de la renta básica de emergencia: “es el 33% de lo que pedimos”, señaló.

El intercambio fue reflejo del tono cordial pero categórico que dominó ayer una charla tripartita sobre empleo, de la que también participó el director nacional de Trabajo, Federico Daverede. Este último definió las exposiciones de los otros dos como “las plataformas de máxima de trabajadores y empresarios”, pidiendo “derecha a defensa”.

Ante la consulta de El País, Daverede respondió a la crítica de Mailhos: “Ninguna medida por sí misma tiene un impacto tal que mueva la aguja, hay que analizar el conjunto de medidas para tratar que todo vuelva a la normalidad. Ver solo los $ 5.000 es no analizar el contexto”.

La consigna del evento organizado por la Sociedad Uruguaya de Gestión de Personas fue “Empleabilidad y mercado de trabajo en el Uruguay de 2020. ¿Cuál será el escenario de nueva normalidad para las relaciones laborales?”. En la introducción al panel tripartito, el abogado laboralista Pablo Durán dijo que “nos debemos preparar para un derecho laboral que permita superar la crisis”, que impulse convenios que sean “trajes a medida” para cada sector.

En ese sentido, Durán planteó que “hay sectores que no pueden afrontar los correctivos” salariales de la ronda pasada y “el descuelgue (bajarse del convenio firmado, lo que puede hacerse bajo ciertas condiciones) es un elemento útil”. También se refirió al teletrabajo, modalidad aún no reglamentada, y sostuvo: “no esperemos que una ley nos dé todo, porque la esencia del teletrabajo es la flexibilidad”.

Le siguió Davedere, quien subrayó que la pandemia cambió por completo las prioridades del Ministerio de Trabajo: “El jueves 12 (de marzo) teníamos un país, el viernes ya era otro (cuando se confirmaron los primeros casos de coronavirus) y el lunes la economía se paró casi que 100%. Fue de un día al otro”.

“¿Qué ayudó para una salida pacífica y ordenada? Que nuestro país tiene una rica tradición de negociación colectiva, lo que facilitó el dialogo entre trabajadores y empresarios más allá de las diferencias”, agregó.

Gallito Luis. Foto: Leonardo Mainé
Foto: Leonardo Mainé

Empleo y empresas.

Mailhos subrayó que “una mirada a instalar más que nunca en este momento” es que “no hay empleo sin empresas”. Y en esa línea, que la crisis por el coronavirus no solo dejará más desempleo “sino también cierre de empresas formales”. Hizo hincapié en esa última palabra, porque “hay signos de que se está incrementando” la informalidad.

“El empleo y más el empleo de calidad no se da por generación espontánea. Es difícil que una empresa que se ve en riesgo mantenga los empleos”, expresó el representante gremial.

Juan Mailhos. Foto: Archivo El País
Juan Mailhos. Foto: Archivo El País.

Asoció estas dificultades que atraviesan muchas empresas, que aclaró son prepandemia, con “condiciones generales de la economía que impactan en la generación de empleo: el costo del Estado es muy alto, si el trabajador gana 10 a la empresa le sale 20”. En forma irónica, agregó que “es muy lindo otorgarle condiciones (favorables) al inversor extranjero que el común de las empresas no lo tiene”.

A su turno, Abdala se mostró “de acuerdo” con el planteo inicial de Mailhos -“sin empresas dispuestas a contratar no se puede resolver” la crisis, dijo el secretario del Pit-Cnt-, pero después “discrepó” con el resto de “la plataforma” empresarial. El dirigente sindical analizó que el pico de empleo ocurrió en 2011, por lo que hace años se arrastran “un conjunto de problemas de carácter estructural”.

Abdala apuntó tres prioridades de la central sindical: para superar la emergencia impulsar un ingreso básico para los trabajadores que perdieron su trabajo; a mediano plazo evaluar políticas específicas para cada sector; y “a largo plazo pensar nuevas formas de conquista de productividad, para en vez de flexibilizar las condiciones de trabajo reducir la jornada”.

Anuncios y planes sobre seguro de paro

El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, anunció ayer que el gobierno habilitará prórrogas por 90 días para los seguros de paro de trabajadores que fueron afectados por la pandemia. “Hay evidentemente un incremento muy importante de solicitudes de prórroga. Desde el gobierno vamos a autorizar esas prórrogas, en la medida en que sabemos que hay una situación compleja y que hay que atenderla”, indicó en rueda de prensa tras reunirse con el presidente Luis Lacalle Pou.

Según lo publicado días atrás por El País, hubo unas 260.000 personas que estuvieron en seguro de paro en algún momento de la pandemia. Unos 135.000 siguen cobrando el subsidio en julio, unos 100.000 se reintegraron a sus trabajos y entre 20.000 y 25.000 son los despidos efectivizados. “La reactivación de la economía y la producción no ha sido automática. Es parcial, es gradual, va lentamente y por lo tanto hay que acompañar para que la gente no se nos quede por el camino”, dijo Mieres.

En el evento el director nacional de Trabajo, Federico Daverede, dijo que “es para evaluar si no hay que dejar” la herramienta del seguro de paro flexible, que permite que el trabajador en acuerdo con la empresa haga la mitad de horas o de jornales y fue creada en marzo con motivo de la pandemia. En rueda de prensa, agregó que “el seguro parcial ha sido un mecanismo que ha dado muchos resultados”, porque como “las empresas no pasan de 0 a 100 cuando empiezan a tener actividad, en ese proceso pueden ir reincorporando trabajadores del seguro total” a esta modalidad más flexible. “Quizás en el Ejecutivo habrá que analizar si esta herramienta puede ser incorporada de forma definitiva, ver si (el seguro parcial) llegó para quedarse”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados