Por suba de dólar principalmente, en 2014 el ente repite pérdidas de 2013

Déficit de Ancap de US$ 169: y cancelará deuda con Pdvsa

En la empresa Ancap se espera que el balance del año pasado (que aún no fue publicado) tenga un resultado deficitario igual o superior al registrado en 2013 cuando alcanzó los US$ 169 millones, porque algunas variables como el endeudamiento en dólares sigue presente y la diferencia del tipo de cambio tendrá un impacto mayor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según Coya, comienza a notarse la reversión del déficit. Foto: Andrés Sánchez

El presidente de Ancap, José Coya, dijo a El País que los malos resultados han comenzado a revertirse en los primeros meses de 2015 y adelantó que se trabaja en una cancelación anticipada de la totalidad de la deuda contraída con la petrolera venezolana Pdvsa, por la compra de petróleo, que hoy es de unos US$ 450 millones.

"Estamos trabajando sobre la posibilidad cierta de volver a tener una cancelación con Pdvsa que de alguna manera nos ayude en dos aspectos: volver a convertir ese endeudamiento en dólares a moneda nacional y tener un beneficio económico importante también", dijo el jerarca.

El ente ya realizó una operación de pago anticipado en 2012 cuando se canceló una deuda por US$ 828 millones con el pago por adelantado de US$ 517 millones y que significó un ahorro financiero de US$ 311 millones. En esa oportunidad el ente recibió un crédito del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en Unidades Indexadas a la inflación, a 12 años de plazo y con una tasa de interés de 4% por el equivalente a la cifra en dólares. Así, Ancap canceló deuda en dólares y se quedó con una deuda en moneda local.

El mecanismo habitual que se utiliza para la compra de crudo venezolano consiste en el pago contado del 75% y el restante 25% se financia a 15 años y a un interés de 2% anual.

"Nos da la posibilidad de reperfilar el endeudamiento en dólares más rápido que haciendo emisiones locales, porque esto es de una sola vez que se cambia una deuda de dólares a moneda nacional y en una operación financiera que es ganar- ganar con Pdvsa", dijo Coya.

El tipo de cambio y el perfil de la deuda de la empresa púbica fue una de las principales variables que conformaron el déficit en 2013 y que siguió presente en 2014.

Es por eso que, aunque los números finales todavía no están cerrados, se espera que el resultado vuelva a ser negativo.

"Algunas cosas no han cambiado y seguramente nos van a impactar tal vez incluso más fuerte que el año 2013, básicamente en el tema diferencia de cambio porque el endeudamiento de Ancap en dólares se ha mantenido, y básicamente ahora la diferencia de cambio creció mucho más que antes. El resultado puede ser superior", afirmó Coya.

El componente principal de la pérdida de 2013 (unos US$ 100 millones) respondió a la variación de $ 2 que tuvo el tipo de cambio, y que incrementó (al medirla en pesos) la deuda que tiene Ancap en dólares. Ese endeudamiento fue asumido por la petrolera para ejecutar su plan de inversiones.

El año pasado hubo meses de pérdidas y otros de ganancia. El alza del dólar se vio contrarrestado, en parte, por la caída del petróleo en la segunda mitad del año que continúa hasta hoy. Entre el 19 de junio pasado y el 31 de diciembre el petróleo se derrumbó de US$ 115,06 a US$ 56,82, lo que supuso un retroceso de 50,6%.

El tipo de cambio no ayudó demasiado. En 2014 subió un 13,8%, es decir unos $ 2,94.

La pérdida de entre US$ 25 millones y US$ 30 millones en el negocio del portland fue otro de los componentes significativos que incidió en 2013, y un tercer elemento estuvo dado por costos de distribución de combustibles que no estaban incluidos en la paramétrica de precios y que el ente absorbía desde 2011.

En este sentido, Coya reconoció que la economía de Ancap volvió a tener "inconvenientes" en 2014, pero destacó que en los números de los primeros meses del año "la reversión del resultado comienza a notarse".

Una las medidas principales fue la actualización de parte de los costos de distribución que estaban rezagados desde 2011 y que se realizó con el último ajuste de la paramétrica de los combustibles a principio de este año. En relación al negocio de la división Cementos, Coya señaló que se comenzaron a revertir las pérdidas, en parte por la reducción de costos que significó haber sustituido el uso de fuel-oil por carbón de coque como energético en plantas de producción.

Según documentos de Ancap, las principales inversiones entre 2005 y 2014 fueron por US$ 1.282 millones. La planta desulfurizadora que funciona en la refinería de La Teja fue el proyecto que demandó mayor capital con US$ 405 millones.

En logística, la empresa pública invirtió US$ 77 millones, en las plantas de portland de Minas y Paysandú fueron US$ 251 millones y para las plantas de cal en Treinta y Tres se destinaron US$ 89 millones. Otras inversiones de Ancap requirieron de US$ 212 millones y también se destinaron US$ 248 millones en biocombustibles.

Coya expresó que la empresa está en un proceso de "meseta" desde el punto de vista de las inversiones, y que en este período serán en su mayoría para funcionamiento y mantenimiento. Eso es lo que se ha trasmitido a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), en diferentes reuniones.

"Ahora viene una nueva etapa que es la de capitalización de todas esas inversiones que se han venido haciendo. Eso es poner en marcha dos cosas: una es gestionar lo nuevo que tenemos y hacerlo bien, y comenzar a concretar en resultados económicos y de gestión", afirmó.

Gobierno le pide que coordine más con OPP.

Más coordinación entre Ancap , el Ministerio de Economía y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) por la vía del Ministerio de Industria es lo que se ha pedido con énfasis desde el gobierno a las autoridades del ente petrolero, dijo Coya a El País. Este es un punto que ya ha mencionado el director de la OPP Álvaro García. "Ha habido una descoordinación tremenda entre empresas públicas" porque "no ha existido un análisis integral de la empresa. Las empresas públicas tienen su autonomía, pero tienen que tocar la misma música", había dicho a radio El Espectador. Así es que el gobierno se propone recrear la "mesa de presidentes de entes", que funcionó durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez como una instancia de coordinación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
errorPage.seoTitle