Rojo en las cuentas públicas

El déficit fiscal no cede y continúa en 4% del PIB

Pese a que bajó el gasto en los 12 meses cerrados a junio.

Calidad: la normativa implementada respecto a transparencia fiscal busca captar inversores “serios”. Foto: EFE
Pablo Ferreri. Foto: EFE

El déficit fiscal se mantuvo en los 12 meses cerrados a junio en 4% del PIB, y es la segunda medición consecutiva que está en el mayor nivel desde fin de 2016. Ese rojo en las cuentas públicas equivale a US$ 2.411 millones.

A su vez, hubo déficit primario (previo al pago de intereses de deuda) de 0,6% del PIB (US$ 362 millones).

El déficit fiscal no cede (ha oscilado entre 3,5% y 4% del PIB desde el comienzo de este gobierno en marzo de 2015, salvo algún mes puntual). El Poder Ejecutivo presentó la última Rendición de Cuentas del período en la que puede tocar el gasto y lo aumenta en casi US$ 160 millones (0,25% del PIB). Para ello, elevó las metas fiscales que se había trazado en 2015: el objetivo de déficit este año será de 3,3% del PIB (en vez de 2,9%) y para 2019 de 2,9% (en vez de 2,5% del Producto).

Ayer, el subsecretario de Economía y Finanzas Pablo Ferreri señaló que hay una "trayectoria descendente más lenta" del déficit.

Ferreri que compareció ayer a la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados (que trata la Rendición) señaló que las dificultades para bajarlo responden "a la coyuntura económica, sobre todo regional e internacional, y a algunos aspectos puntuales como las intervenciones para colaborar en aspectos financieros del Banco Central sobre la evolución del dólar, algo absolutamente necesario".

Según el comunicado del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) "los ingresos del sector público no financiero se redujeron casi una décima del PIB, ubicándose en 29,7% del PIB". Es que mientras los ingresos del gobierno central y el Banco de Previsión Social "se mantuvieron estables, el resultado primario corriente de las empresas públicas se deterioró levemente", agregó.

Del lado de los gastos, "se ubicaron en 30,3% del PIB, reduciéndose 0,2% del PIB con respecto a lo observado el mes anterior. Este descenso se explica principalmente por una menor acumulación de existencias de la empresa petrolera", indicó el MEF. En tanto, el pago de intereses se situó en 3,4% del PIB, dos décimas por encima de los 12 meses cerrados a mayo.

El panorama no luce alentador por varias razones. La región está más complicada y varios analistas ya han corregido a la baja la estimación de crecimiento económico para este año. Eso impactaría en una suba menor de la recaudación de impuestos. Por otro lado, la carga de intereses de deuda puede seguir incrementándose por la suba de tasas a nivel global.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º