UNA AYUDA COYUNTURAL

Déficit bajó al 3,4% del PIB por menor compra de crudo

Ancap redujo su stock por parada de refinería; prevén que volverá a subir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ancap dice que el paro le supondrá pérdidas de US$ 1 millon a la semana. Foto: F. Ponzetto

El déficit fiscal del sector público bajó a 3,4% del Producto Interno Bru-to (PIB) en la medición de 12 meses cerrados a abril —se había ubicado en 3,8% del PIB en marzo—, informó ayer el Ministe-rio de Economía y Finanzas (MEF). Ese guarismo equivale a US$ 1.785 millones.

La reducción de cuatro décimas de punto porcentual se explica mayormente por la parada técnica para mantenimien-to de la refinería de Ancap en La Teja, un efecto transitorio que redujo el gasto de la petrolera estatal por concepto de adquisición de crudo.

El MEF en el comunicado hace referencia a la reducción de las inversiones del sector público "explicada por una desacumulación de los stocks de petróleo" y le atribuye una magnitud aproximada de 0,1% del PIB. Aparte señala que "los egresos primarios corrientes del gobierno central y Banco de Previsión Social (BPS) mostraron un descenso de 0,1% del PIB resultado de menores gastos no personales".

Sin embargo, el economista Javier De Haedo precisó que la reducción de los stocks de petróleo de Ancap alcanzó 0,4% del PIB en el primer cuatrimestre del año y por ende la actual mejora del resultado fiscal "se revertirá en el segundo semestre" de 2017. "Ajustado por ese factor, el déficit fiscal está en torno a 3,8% del PIB en términos anuales", indicó en Twitter.

Por otra parte, el MEF detalló que "los ingresos del sector público no financiero se ubicaron en 29,5% del PIB, registrando un aumento de 0,1% del PIB respecto a marzo, el cual se explicó en partes iguales por una mayor recaudación del Banco de Previsión Social (BPS) y por un mejor Resultado Primario Corriente de las Empresas Públicas".

Asimismo, en abril "los egresos del sector público no financiero se situaron en 29,6% del PIB, mostrando una reducción de 0,2% del PIB respecto al mes anterior" (la comparación con marzo se realiza sin considerar un adelanto de los pagos del BPS, que significó 0,2% del PIB del registro de ese mes).

Mientras que los intereses por el pago de la deuda "se mantuvieron estables respecto a marzo en 3,1% del PIB", comunicó la secretaría de Estado.

Al cierre de 2016, el déficit de las cuentas públicas había crecido al 4% del PIB, lo que significó el peor resultado en un año calendario desde 1989, es decir en 27 años. En enero había bajado al 3,7% del PIB y en febrero había vuelto a subir a 3,8% del PIB, valor que mantuvo en la medición de marzo.

Objetivo.

El déficit fiscal es actualmente el "talón de Aquiles" del gobierno, que logró en el último tiempo reducir la inflación e incrementar los niveles de actividad. La meta oficial es que el rojo de las cuentas públicas se reduzca al 2,5% del PIB al finalizar el período, pero en un reciente reporte destinado a inversores internacionales proyectó que bajará a 3,3% del PIB al cierre de 2017.

El lunes el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que el gobierno debe tener "mucho cuidado" en materia fiscal y que la reducción del déficit es "fundamental" para la sostenibilidad del crecimiento económico. Es que el gobierno se encuentra discutiendo a la interna del Frente Amplio la Rendición de Cuentas y el equipo económico ya advirtió que habrá incremento de gasto únicamente en cuatro áreas prioritarias: educación, vivienda, seguridad y Sistema de Cuidados.

En abril, fuentes oficiales habían dicho a El País que la disminución del déficit era "difícil" por "la rigidez" de algunos gastos. En esa línea, analistas privados consultados días atrás habían coincidido en que reducir al 3,3% el rojo del sector público este año era un objetivo "desafiante", ya que esperan que se mantenga en niveles cercanos al 3,5% del PIB.

Quien dio un mensaje de confianza al gobierno fue la calificadora Standard & Poors (S&P), que al revisar de "negativa" a "estable" la perspectiva de la deuda uruguaya sostuvo que "la continuidad de las medidas de consolidación fiscal allanarán el camino" para una reducción gradual del déficit.

Aunque la agencia internacional también advirtió que a futuro podría rebajar la nota de Uruguay si se combina una "política fiscal inadecuada y un crecimiento del PIB inferior al esperado" que diera lugar a "un aumento más alto de la deuda" pública.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)