PIDEN SOLUCIÓN A UTE

Denuncian a subcontratada de dejar deudas en Artigas

Firma española en construcción de parque fotovoltaico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Parques: UTE promueve la instalación de energía fotovoltaica. Foto: archivo El País

Un grupo de 10 empresas afirman haber sido estafadas por una firma española subcontratada que les adquirió servicios en la construcción de un parque de energía fotovoltaica en la localidad de Tomás Gomensoro, en Artigas. “Le quedaron debiendo a todo el mundo. A una pizzería de Bella Unión no le pagaron US$ 15.000. Hay un señora que les vendía milanesas y empanadas a la que le quedaron debiendo $ 90.000”, ejemplificó a El País Isaac Lendinez de la empresa Aerodas, una de las damnificadas.

La empresa responsable del proyecto fue la española Solarpack. Esa compañía cerró un contrato con UTE para generar en ese parque 26 megavatios de energía fotovoltaica. Solarpack subcontrató a otra empresa -también española-, Dema Solar, para que se encargara de las obras. Y esa firma contrató los servicios de la 10 empresas uruguayas. En una carta enviada al presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, esas empresas afirman haber” sido víctimas de una estafa cometida por empresas extranjeras en la obra del parque fotovoltaico Tomás Gomensoro”.

En la misiva -a la que accedió El País- los empresarios señalan que habiendo sido contratados por la empresa española “Dema Solar Uruguay durante el año 2015; esa empresa dejó de pagar los servicios y trabajos prestados por las empresas locales, acumulando así una importante deuda que se generó durante meses; y que permitió la finalización de la obra a costa del esfuerzo financiero de pequeñas empresas de carácter familiar del país”.

Agregó que Dema Solar Uruguay abandonó la obra y el país, no quedando ningún representante de la empresa que hiciera de interlocutor, a quien poder solicitar la cancelación de las diferentes deudas. Dema Solar Uruguay alega no haber recibido pago de más del 50% de la obra por parte de Solarpack”. Además, sostienen que se le solicitó una solución a esa compañía, pero Solarpack no acepta ninguna responsabilidad.

Ante la imposibilidad de cobrar los servicios prestados, las empresas locales pidieron la intervención de UTE y de la Intendencia de Artigas “con el fin de evitar la estafa de empresas multinacionales extranjeras a empresas pequeñas del territorio nacional, y finalmente, no colaborar con la compra de energía renovable generada a base de inmoralidad económica y social”.

Los empresarios ya se reunieron con el intendente artiguense, Pablo Caram, y también solicitaron una entrevista con Casaravilla que aún no se concretó. Además, en los próximos días le harán llegar la carta al presidente de la República Tabaré Vázquez, para informarlo sobre la situación. Ayer, los propietarios de las empresas se entrevistaron con integrantes de la Liga de Defensa Comercial (Lideco), para recibir asesoramiento y en la búsqueda de establecer nuevas líneas de comunicación con Solarpack.

Lendinez explicó que su empresa realizó el 60% del montaje del parque eólico. En su caso, le deben US$ 170.000. La cuenta de los empresarios es que los servicios impagos ascienden al medio millón de dólares. Informó que entre los deudores se encuentran, además de la pizzería y la mujer que también les vendía comida, un hotel, estaciones de servicio, empresas de alquiler de vehículos y otras que arrendaron maquinaria. La previsión es que el parque de energía fotovoltaico quede operativo próximamente.

En su página web Dema Solar se presenta “como líder en la prestación de servicios relacionados con las energías renovables y el medio ambiente a nivel global” y que “actualmente, el mayor porcentaje de adjudicación de proyectos, se concentra en la instalación de grandes proyectos fotovoltaicos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)