"Reformas estructurales"

El "desafío enorme" para Uruguay que ve Santander

El control del gasto, para poder mejorar el déficit fiscal es clave.

Santander: es el principal banco privado del sistema local. Foto: Reuters
Foto: Reuters

El banco Santander considera que Uruguay debe encarar "reformas estructurales" para "bajar los costos del país" especialmente a nivel laboral y en materia energética y el gobierno debe poner foco en el "control del gasto" para mitigar el déficit fiscal.

En el XVII Encuentro Santander-América Latina que se realizó en Londres la directora global de Análisis, Política Pública y Relaciones Institucionales en Grupo Santander, Alejandra Kindelán, presentó las proyecciones del banco para este año y planteó que se prevé una desaceleración en la economía uruguaya producto de un menor consumo por el alza del dólar y la fuerte baja en las exportaciones de soja.

Para 2018 estima un crecimiento de 2,3% o 1,3% excluyendo el efecto de la reapertura de la refinería de Ancap (estuvo cerrada entre mediados de febrero y octubre de 2017 por mantenimiento).

Para Kindelán el mayor reto de Uruguay es el "costo del país". La inversión y el empleo bajaron "como consecuencia del aumento de los costos laborales y de las tarifas públicas en parte dirigidas a contener el déficit público", dijo la ejecutiva al tiempo que agregó que "sería positivo que se produjera un descenso en los costos energéticos".

El gerente general de Santander Uruguay, Juan Carlos Chomali, ahondó en los planteos y dijo que Uruguay ha migrado a una mejor matriz energética, lo que "no necesariamente se ha visto reflejado en los precios y eso tiene un efecto en el desarrollo económico".

"El tema central es el control del gasto; para mí Uruguay tiene un desafío enorme en controlar el déficit fiscal e ir cumpliendo las metas" y pa- ra esto "hay que ser pruden- tes en el manejo del gasto", afirmó Chomali. El déficit está en 3,7% del Producto Interno Bruto.

"Cuando tienes el gasto alto no es porque te fuiste de fiesta, es porque de verdad quieres hacer lo mejor para la gente, entonces hay un tema de motivación social que es legítimo y por tanto hay que ver cómo uno logra cumplir con los objetivos sociales al mismo tiempo que es capaz de controlar el gasto", aclaró.

Para concretarlo dijo que se debe "mirar desde el origen" y puso como referencia la revisión que se debe hacer en el sistema de seguridad social. En este sentido consideró que es necesaria "voluntad política de quien esté en el gobierno y de los partidos políticos".

Chomali consideró además que la "rigidez laboral es un desafío" y plantea que Uruguay debe lograr acuerdos con otros países porque "en el mundo actual es difícil crecer sin alianzas ya sea a nivel de países como de empresas".

Según el gerente general "a veces se es muy coyuntural y quizás no hay que ser coyunturales y hay que tener esa vista más de mediano y largo plazo" para generar más ingresos fomentando la inversión.

Más allá de los deberes que tiene el gobierno, el gerente general de Santander Uruguay destacó que comparativamente frente a otros países Uruguay es mejor en estabilidad, institucionalidad y respeto de las reglas de juego. Entonces, dijo, si el país crece, salen proyectos como el de UPM y se van realizando las obras de infraestructura "se puede ser optimista sobre el futuro".

Kindelán también consideró que los fundamentos de la economía "están bien" con una inflación "controlada", un superávit de cuenta corriente y el logro de haber retenido el grado inversor pese a que el déficit no ha disminuido.

Además destacó como positivo el anuncio de la construcción de una tercera planta de celulosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º