"ENCARAR EL RI-RE"

Desafíos y oportunidades en el “trabajo del futuro”

Gobierno, empresas y sindicatos analizaron principales cambios laborales.

El informe de la OIT sugiere múltiples líneas de acción para que el futuro del trabajo logre ser prometedor y genere nuevas oportunidades. Foto: Francisco Flores
El informe de la OIT sugiere múltiples líneas de acción para que el futuro del trabajo logre ser prometedor y genere nuevas oportunidades. Foto: Francisco Flores

Un informe realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue el motivo del debate entre autoridades, representantes sindicales y empresarios sobre cómo será el trabajo del futuro en Uruguay y qué reformas deben hacerse en los próximos años para enfrentar los desafíos en materia de competitividad y de irrupción tecnológica.

La visión del mundo laboral presentada en el informe denominado “Trabajar para un futuro más prometedor”, es relativamente optimista puesto que si bien plantea amenazas en el ámbito del trabajo -tales co-mo la irrupción tecnológica, el envejecimiento de la población, la pobreza y el empleo informal- enfatiza sobre la necesidad de prepararse académicamente para aprovechar las nuevas oportunidades que surgirán de los cambios tecnológicos.

El trabajo de la OIT, que se presentó ayer en el Paraninfo de la Universidad de la República, sugiere además un conjunto de recomendaciones agrupadas en tres ejes. El primero habla sobre aumentar la inversión en las personas, tanto en materia de aprendizaje, protección social, igualdad de género y apoyo en las transiciones laborales.

El segundo sugiere aumentar la inversión en las instituciones que regulan el trabajo, establecer una garantía laboral universal, conciliar la vida familiar con la profesional, garantizar la representación colectiva de trabajadores y empleadores mediante el diálogo social y encauzar la tecnología en favor del trabajo digno; y en tercer lugar recomienda incrementar la inversión en pos de un trabajo decente y sostenible.

El informe fue comentado por un panel tripartito del que participó Sebastián Pérez, asesor económico de la Cámara de Industrias (CIU), Abigail Puig, secretaria ejecutiva de la Federación Uruguaya de Emplea-dos de Comercio y Servicios (Fuecys) y Nelson Loustaunau, subsecretario del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

El asesor económico de la CIU, Pérez, manifestó que “brindar aprendizaje de calidad” debe ser una prioridad del próximo gobierno. “Tenemos una oportunidad con el cambio de gobierno, sea del partido que sea, va a implicar un cambio y tenemos que aprovecharlo para poner la batería en la educación y elegir buenos líderes”, indicó.

Destacó algunos logros que Uruguay ha alcanzado en materia de transferencias sociales, extensión de seguros de paro y aumentos de la jubilación mínima, pero también cuestionó otros aspectos como la “activa participación” del Estado y la forma en la que se desarrolla la negociación colectiva.

Pérez indicó que desde el ámbito empresarial ven “necesaria” la negociación colectiva pero en “ciertas condiciones que no son las actuales” y argumentó que en las instancias de negociación se fijan “sueldos altos que no se condicen con la realidad” de algunas empresas, lo que genera una “barrera de entrada alta al mercado laboral, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas”.

Sobre este tema se pronunció la representante de los trabajadores de Fuecys, quien respaldó la “muy buena ley” de negociación colectiva que tiene Uruguay puesto que “ha ayu-dado a la redistribución de la riqueza” y declaró que los trabajadores seguirán defendiéndola.

Puig expuso además sobre la “importancia de reducir la brecha salarial” por género y exhortó a repensar la posibilidad de reducir la jornada laboral para “fortalecer” la vida de los trabajadores.

Por su parte, el subsecretario de Trabajo, Nelson Loustaunau, habló de “readaptar los derechos laborales” sin que eso implique renunciar a ellos y respondió a los dichos del asesor de la CIU respecto de la necesidad de elegir líderes en materia educativa y dijo que “no alcanza solo con buscar los mejores líderes” sino que “es responsabilidad de todos participar del diálogo” porque “los interlocutores sociales tienen tanta importancia como el Estado”.

En relación a la fijación de los salarios y a las críticas que ha recibido el modelo de negociación colectiva por parte del sector empresarial, el subsecretario dijo que la ley “no es un invento del Frente Amplio sino del Partido Colorado”, y admitió que aunque le han tenido que hacer “algunas correcciones” tras observaciones de organismos internacionales, el modelo funciona bien porque es “especial y tripartito”.

Por último el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro admitió que el país tiene problemas en materia laboral y dijo que para poder llevar adelante las reformas propuestas por la OIT, se deberá “profundizar en planes nacionales tripartitos”.

Asimismo, dijo que “si los uruguayos no valoran adecuadamente las coyunturas, vamos a tener que encarar el ri-re, el riesgo del retroceso”.

MÁS

Panel tripartito

Sebastián Pérez (asesor económico de la CIU): “Nos enorgullece el nivel de diálogo que tenemos en el país”, dijo el asesor pero pidió que la discusión sobre temas laborales no se polarice. “Debemos pensar en modificaciones normativas sin ponernos la camiseta de Peñarol o Nacional”, dijo.

Abigail Puig (secretaria ejecutiva de Fuecys): “Este es un año electoral muy particular, es momento de ejercer críticas y hacer propuestas”, señaló. Y agregó: “Es un año de ganar en derechos y ganar en democracia; los trabajadores vamos a estar atentos”.

Nelson Loustaunau (subsecretario de trabajo): “No debemos tenerle miedo al cambio porque vivimos transformándonos”, dijo el subsecretario y enfatizó en que la discusión laboral debe ser sobre el presente, “no hablemos más del trabajo del futuro, necesitamos ordenar el hoy”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)