ECOMMERCE DAY

¿Qué desafíos plantea la economía digital para Uruguay según el Ministerio de Economía?

El asesor del Ministerio de Economía y Finanzas, Martín Vallcorba, analizó los retos de Uruguay en materia de transformación digital.

Martín Vallcorba, asesor del Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Leonardo Mainé
Gobierno cree que se debe seguir avanzando en políticas públicas con foco en lo digital. Foto: Leonardo Mainé

La economía digital se transforma -cada vez más- en el motor del crecimiento económico al igual que de la transformación social, a escala global y local. Así lo cree el asesor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Martín Vallcorba, quien en el marco del eCommerce Day, disertó respecto de los desafíos que representa la transformación digital.

La rapidez de los cambios, la entrada de nuevos competidores financieros y el proceso de desintermediación que se ha producido en los últimos años en la industria financiera son, según Vallcorba, algunos de los principales retos que tiene el sector.

“Aquella frase de que a todas las industrias les va a llegar su Uber va de la mano de un proceso de desintermediación” que “impacta fuerte en todos los ámbitos económicos y que también a nivel financiero está en permanente evaluación, tensión y discusión”, señaló.

Para adaptarse al “nuevo mundo” de las crecientes transformaciones digitales, Vallcorba cree que desde el gobierno se deben dar respuestas rápidas a las nuevas necesidades que van surgiendo y mencionó que una de las principales “palancas competitivas” para poder lograrlo es la innovación digital.

Por otro lado, el asesor del MEF hizo hincapié en que las políticas públicas se ven desafiadas por la economía digital y explicó que uno de los principales elementos a tener en cuenta es la brecha digital.

Es que según señaló, el proceso de transformación “no es homogéneo a nivel de las sociedad, sino que tiene distintas manifestaciones dependiendo de la edad, el nivel educativo, los ingresos y las zonas donde uno viva”.

Sobre la brecha digital actual, Vallcorba exhibió datos que señalan que en Uruguay un 10% de la población no accede a conexión a internet, siendo la franja etaria de 19 a 29 años la que más impulsa la transformación digital, mientras que las personas mayores son las que más explican su falta de participación en el mundo virtual.

Seguridad. Ingresar los datos personales y de la tarjeta de crédito en las plataformas fue señalado como uno de los principales motivos para no comprar en Internet.
Foto: Archivo El País.

Al respecto, el asesor manifestó que “es necesario” que el gobierno trabaje en reducir las diferencias que tienen los uruguayos en materia educativa y de ingreso en temas de acceso a la información, conocimiento y nuevas tecnologías.

Para lograr eso, Vallcorba explicó que “el foco de las políticas públicas debe estar puesto en los clientes de menor madurez financiera”, entendido como tales a aquellas personas con pocos conocimientos financieros y digitales que carecen de capacidades para participar activamente de la transformación digital.

Asimismo, señaló que las políticas públicas deben enfocarse en mejoras en materia de infraestructura digital y de pagos; políticas de inclusión financiera y digital; promoción de soluciones coordinadas y un entorno regulatorio e institucional, con un foco en la defensa de la competencia y la protección al consumidor.

Sobre lo hecho hasta ahora Vallcorba dijo que el país hoy tiene una plataforma y un punto de partida -en lo que tiene que ver con su nivel de digitalización- “importante para enfrentar los desafíos” que la transformación digital plantea.

Al respecto indicó que los dos países de América Latina con mejores resultados en digitalización son Chile y Uruguay, con puntajes de 0,58 y 0,56, respectivamente. Por otro lado, citó el desempeño del país en el índice Digix que elabora BBVA Research para comentar que “Uruguay se ubica dentro de los países más digitalizados de la región”.

A nivel financiero, Vallcorba destacó los avances alcanzados a partir del Programa de Inclusión Financiera -del cual es el coordinador- y mencionó que “se logró que sectores históricamente excluidos pudieran acceder sin costo a un conjunto de servicios financieros básicos”, tanto a nivel de personas como de empresas.

En los últimos cuatro años se emitieron más de un millón de instrumentos de dinero electrónico y unas 800.000 nuevas tarjetas de débito. Según Vallcorba, esas cifras significan que un millón de personas, aproximadamente el 40% de la población uruguaya mayor de 15 años, pudo acceder a un instrumento de dinero electrónico gratuito.

En términos de stock, el asesor del MEF exhibió números que señalan que actualmente en Uruguay hay 2.900.000 tarjetas de débito, 1.100.000 instrumentos de dinero electrónico, lo que implica un total de 4.000.000 de instrumentos de pago contado.

“Considerando un promedio aproximadamente de dos instrumentos por persona, eso nos muestra que tenemos 2.000.000 de personas que hoy acceden a un medio de pago electrónico”, indicó Vallcorba.

A nivel de empresas, entre 2012 y 2017 -según datos del Ministerio de Industria, Energía y Minería- la cantidad de micro, pequeñas y medianas empresas que accedían a servicios financieros pasó de un 57% a un 72% en cinco años.

“Hemos tenido una transformación radical en el funcionamiento de nuestro sistema de pagos y en los hábitos de los uruguayos, lo que nos posiciona en un buen lugar para encarar los desafíos de la transformación digital”, concluyó Vallcorba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)